Archivo de la categoría: Mundo Rural

EQUO reclama impulsar la agricultura ecológica con el objetivo de superar el 20% de la producción en 2020

La formación verde anima a la Junta de Andalucía a tomar medidas similares a las que ha tomado la Consellería de Agricultura del gobierno valenciano, gestionada por EQUO dentro de la coalición Compromìs. Esto supondría también una mejora de las condiciones económicas de los trabajadores y trabajadoras del campo, actualmente cada día más presionados por las políticas de precios de la gran distribución

En la actualidad, Andalucía cuenta con algo más de 800.000 hectáreas de agricultura ecológica, lo que representa un 13% de la superficie agraria útil. A su vez Andalucía cuenta con la mitad de la superficie agraria ecológica española. Pero para el partido ecologista EQUO es necesario potenciar este liderazgo, desarrollando un plan similar al valenciano pero más ambicioso, ya que se parte de un porcentaje mayor de cultivos ecológicos. Actualmente, sólo el 7% de la superficie agrícola española se dedica a la agricultura ecológica, agricultura que genera más empleo, de mayor calidad y con efectos benéficos sobre el entorno natural y social de las zonas donde se implanta.

AnaMari

La agricultura ecológica existente ya multiplica el empleo en el campo y fija las poblaciones en los territorios, además facilita la gestión mediante cooperativas y consumo de proximidad que no sólo benefician a los consumidores, sino también a los agricultores. Según la coportavoz de EQUO Córdoba, Ana María Carnero, “la llamada agricultura ecológica es la agricultura real, la que ha existido siempre. Lo que ahora nos venden como agricultura (sin apellidos) es una agricultura intensiva en el uso del territorio, de las materias primas, poco saludable, artificial y en manos de las grandes multinacionales de la distribución, empobreciendo a nuestra gente del campo.”

Aunque la Junta de Andalucía tiene aprobadas las bases reguladoras para la concesión de subvenciones a la Agricultura Ecológica, incluida en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020, desde EQUO denuncian que no se anuncia ni fomenta su uso de forma adecuada para que llegue cada vez a más agricultores y ganaderos

La agricultura ecológica y la cultura que la acompaña pueden constituir la vía social y políticamente más practicable para una mayor sustentabilidad agraria, algo que para EQUO Andalucía es básico. La formación verde considera que el territorio andaluz tiene abundancia de suelos cultivables ricos y diversos, lo que supone la mejor alternativa para evitar usos agresivos del territorio. Además los beneficios ambientales y para la salud que proporciona esta forma de cultivar permiten incrementar la calidad de vida de los ciudadanos. Los estudios disponibles hablan de que la producción ecológica reduce las emisiones de CO² entre un 40% y un 60% con la transformación de convencional a ecológico. Si se practica adecuadamente evita la contaminación de origen agrícola (elimina el uso de fertilizantes y pesticidas de síntesis y gestiona más adecuadamente el agua), manteniendo además la biodiversidad genética del sistema agrario y de su entorno.

EQUO considera que la transición hacia una economía más verde reserva un papel fundamental a la producción de alimentos, ya que es un sector especialmente vulnerable al cambio climático, la falta de agua, etc…, por lo que es imprescindible adelantarse a los peores efectos adaptando este sector económico clave.

EQUO se suma a la campaña a favor de un ecomercado mensual en Córdoba

El partido verde se ha unido a la campaña que pretende reunir fondos para poder instalar un mercado ecológico de forma regular en Córdoba  realizando una aportación económica a la iniciativa lanzada por una serie de proyectos vinculados a la producción ecológica en la provincia de Córdoba . Igualmente, llama a la ciudadanía cordobesa y a las instituciones públicas y privadas a colaborar con este proyecto que debe ser considerado de interés general.

equipo.png

En palabras de Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba, “siempre hemos apoyado la producción ecológica y el pequeño comercio de cercanía, por su impacto ambiental, pero también social y económico, en nuestra ciudad. La producción ecológica no sólo trae beneficios para el consumidor, que evita todo tipo de productos químicos innecesarios, sino que contribuye a tener un mejor entorno para todos y todas y crea más empleo que la producción tradicional. Como miembro de los Verdes Europeos, no podíamos quedarnos al margen de esta interesantísima iniciativa que viene a sumarse a la creciente oferta y demanda de estos productos en nuestra ciudad y provincia.”

Por su parte, Ana María Carnero, portavoz provincial de la formación ecologista, considera que “Aunque en Andalucía y Córdoba tenemos un sector productivo ecológico de gran importancia y de valor creciente, la inmensa mayoría de la producción se dedica a la exportación, porque apenas se consumen productos ecológicos en nuestra tierra. Esta tendencia está comenzando a cambiar, como ha demostrado el reciente ecomercado celebrado en Córdoba con productores de toda Andalucía. Es de gran importancia que se impulse ese crecimiento de la demanda interna de estos productos y por ello celebramos esta iniciativa y nos sumamos a ella.”

El ecomercado pretende recaudar algo más de 6000 euros antes del día 11 de diciembre y se pueden realizar aportaciones desde 5 euros hasta 50, recibiendo a cambio, como suele ser habitual, distintas recompensas como chapas, bolsas para la compra o cestas de productos ecológicos.

Para colaborar:

http://www.lanzanos.com/v2/proyectos/el-ecomercado-de-cordoba/

 

EQUO reclama a las administraciones públicas un plan preferente de compras de productos ecológicos

La formación verde entiende que BIOCórdoba es una iniciativa valiosa pero que las administraciones pueden y deben hacer mucho más, tirando de la demanda y dando un importantísimo ejemplo que convierta Córdoba en líder en este sector

EQUO considera que la agricultura y ganadería ecológicas suponen uno de los elementos claves para una transición hacia una economía que respete los límites del planeta, saludable para las personas y creadora de empleo de calidad. Este sector, junto con otros que generan empleos verdes, debe ser claramente impulsado por el conjunto de Administraciones Públicas de Córdoba mediante una priorización de sus compras a productores locales ecológicos.

bio

Junto a los beneficios medioambientales que este impulso traería consigo (menor erosión y perdida de suelos fértiles, menor consumo de agua o pesticidas, menor consumo de combustible en transporte o embalajes, etc), se conseguiría desarrollar un sector que puede y debe jugar un papel crucial en la economía de toda la provincia.

En palabras de Ana María Carnero, coportavoz de EQUO Córdoba, “Este apoyo público llevaría sin duda a la creación de nuevas explotaciones y el crecimiento de las ya existentes, evitando la pérdida de población en municipios rurales. Igualmente debería suponer la articulación de cooperativas y otras formulas de colaboración para ganar tamaño y agilidad, lo que permitiría al sector ganar clientela y romper con muchos tópicos que aún lastran la producción ecológica. En este sentido, el papel de BIOCórdoba, concienciando y dando a conocer este sector y sus productos es de gran valor, pero es necesario ir mucho más alla”.

Por su parte, Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba, recordó que “frente a la creciente certeza del cambio climático y las amenazas que supone para la agroganadería de nuestra provincia, las opciones ecológicas suponen una respuesta necesaria, con mayor diversidad de especies, colaborando y no combatiendo a la naturaleza y reduciendo el enorme impacto que tiene hoy en día el sector primario en el entorno natural. Córdoba ya ha recorrido una gran parte del camino y es la provincia líder en olivar ecológico, así que estamos en una posición inmejorable para dar el salto a una transición a gran escala.”

“Esta tendencia es imparable, por ser imprescindible ecológicamente y por ser rentable económica y socialmente, la pregunta que debemos hacernos es si queremos liderar el proceso o vernos arrastrados por él. Es la diferencia entre ser únicamente productores o desarrollar un entramado de producción, procesamiento y canales de distribución de calidad” ha concluido Luque.

EQUO recuerda que esta propuesta no es una novedad, sino que ya hay instituciones que priorizan o bareman de forma prioritaria las compras ambientalmente sostenibles y las producciones ecológicas.

Las Mujeres, protagonistas de los cambios sociales en el mundo rural

Con motivo de la celebración del DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES RURALES, la Red Equo Mujeres de Córdoba hemos conversado con Tránsito Habas Sánchez, agricultora y miembro de la Asociación de Mujeres VENTANA ABIERTA de Pozoblanco, para tomarle el pulso a la situación de las mujeres que viven en el medio rural poniendo el foco en la provincia de Córdoba.

Asc. V. A. Logo 4

En 2011 entró en vigor en España la Ley de Titularidad Compartida para las explotaciones agrarias, cuatro años después sólo un centenar de mujeres se ha acogido a este derecho, frente a cientos de miles que siguen sin cotizar por su trabajo y sin beneficiarse de prestaciones en igualdad de condiciones. Hemos preguntado a Tránsito su opinión sobre el fracaso de esta ley: “Se debe principalmente a su ineficacia real. Se trata de una ley creada desde el pensamiento patriarcal y por lo tanto no beneficia a las mujeres. Acogerse a la cotitularidad agraria supone doblar los gastos de cotización a la Seguridad Social en el núcleo familiar ya que las bonificaciones que ofrece esta normativa son ridículas y suponen un ahorro mínimo, en consecuencia la persona titular de esas explotaciones sigue siendo el hombre” Para que esta ley fuese eficaz tendría que venir acompañada de mayores bonificaciones y de la exención durante un tiempo significativo del pago de las cuotas a la Seguridad Social. Tránsito señala también que es conveniente que la ley contemple la irrevocabilidad de la  titularidad compartida una vez conseguida. Para ella es importantísimo que las instituciones tomen medidas encaminadas a terminar con la mentalidad machista tan presente en la sociedad rural, porque ahora mismo son las propias mujeres las que luchan para que esos cambios sean reales.

Nos informa de un estudio hecho desde las cámaras agrarias sobre las explotaciones agrícola-ganaderas del Valle de los Pedroches y del que se desprenden datos muy interesantes: Menos de un 1% de las mujeres se han acogido a la titularidad compartida, o dicho de otra forma, menos de un 1% de las mujeres cotizan a la Seguridad Social a pesar de trabajar  largas jornadas en el sector. En cambio, muchas explotaciones están a nombre de las propias mujeres (olivares, cultivos ecológicos…) para poder aspirar a subvenciones, sin que por ello ellas coticen… No olvidemos además, que el trabajo agrícola de las mujeres se asimila a una extensión de las tareas domésticas, invisibilizando su dedicación laboral.

¿Qué cambios positivos se pueden observar en cuanto al empoderamiento de las mujeres? Según Tránsito muchos y efectivos ya que, como ella subraya, hay una tendencia entre las mujeres jóvenes del ámbito rural a incorporarse al mundo empresarial, dando pasos desde su independencia, organizándose como  autónomas e impulsando el autoempleo y todo eso a pesar de que en el entorno rural el patriarcado y la cultura machista están más asentados, incluso más que en otros sectores,  y las mujeres encuentran más obstáculos que los hombres para autorrealizarse. Para ilustrar el emprendimiento femenino Tránsito nos menciona un dato: el 80% del  Turismo Rural responde a iniciativas de mujeres. En definitiva, las mujeres están contribuyendo, en gran medida, a la creación de nuevos recursos económicos en el medio rural.

Respecto a la agricultura ecológica, las mujeres han sido más receptivas y abiertas desde el principio a la hora de  apoyar este tipo de cultivo. Muestran más sensibilidad en preservar las formas agrícolas que respetan el medio ambiente.

En cuanto a la vida social de los pueblos, Tránsito es rotunda al afirmar que el gran protagonismo lo tienen los colectivos de mujeres: las asociaciones formadas por hombres se caracterizan por su carácter cerrado y por estar centradas en su ocio (sociedades de cazadores, peñas deportivas…) que no influyen en la sociedad, en cambio las asociaciones de mujeres dinamizan a la población interviniendo directamente en los problemas y sus soluciones, un ejemplo lo constituye la asociación Ventana Abierta a la que pertenece nuestra interlocutora, desde la que organizan actividades en las que se informa y previene sobre las violencias machistas, jornadas culturales, talleres sobre emprendimiento laboral, etc, etc.

Finalmente Tránsito hace una importante reflexión, “las mujeres que sufren maltratos machistas en el entorno rural se encuentran en una situación de mayor desamparo, debido a varios factores: mayor lejanía de los organismos de información y ayuda a la mujer maltratada; menos recursos institucionales para interponer una denuncia de malos tratos; falta de anonimato que provoca sentimientos de vergüenza en la mujer agredida; la tendencia machista de autoridades de mediar a favor del maltratador…”

Isabel Calvo, miembro de EQUO y de la Red EQUO Mujeres