Archivo de la categoría: equo

Mujeres imprescindibles en la historia del ecologismo

En nuestra memoria la lucha por los derechos y la libertad de los años 70 están inevitablemente unida a la transición y la lucha por la democracia. Sin embargo, en ese magma reivindicativo y activista hay algunas que se han olvidado, aún siendo pioneras y parte de una lucha global que en ese momento se estaba dando en el mundo occidental. También hubo un movimiento antinuclear y activismo ecologista en este país, y también sufrió la represión, y además tenía nombre de mujer.

Un 3 de Junio de 1979 se convocó en Tudela (Navarra) una protesta antinuclear y antimilitarista en el marco de una Jornada Internacional contra la Energía Nuclear. Allí acudió Gladys del Estal, una joven de 19 años, miembro de un grupo ecologista de Donostia, que fue asesinada por un disparo de la Guardia Civil durante la dura represión que fue ordenada contra la concentración.

Los años 70 consolidan el movimiento ecologista, y el problema de la contaminación y la degradación del medio ambiente empiezan a calar en la opinión pública. Al final de la década se funda el Partido Verde Alemán, con la aspiración de llevar a la política institucional el ecologismo. La figura central de este proceso y en los primeros años de Die Grünen fue Petra Kelly, activista de referencia en el movimiento anti-nuclear y pacifista, recibió el Right Livehood Award en 1982 por su “nueva visión al aunar ecologismo, pacifismo, justicia social y derechos humanos

También en los 70, pero sin conexión con el activismo occidental, tiene lugar en la India el movimiento Chipko para proteger los bosques de una zona del Himalaya. El punto culminante de este movimiento local se alcanzó cuando 27 mujeres hicieron frente a los operarios forestales para detener la tala abrazándose a los árboles. A día de hoy, hay miles de activistas en el mundo que de forma anónima se enfrentan a las multinacionales de la energía, la minería o la alimentación para detener la destrucción de su entorno.

La lucha ambiental es la lucha contra la pobreza en una buena parte del mundo y millones de personas viven en sus vida diaria las consecuencias de una actividad económica depredadora de recursos. Y sin embargo, la violencia y la represión es a lo que se enfrenta el activismo ambiental en muchos países: en el año 2015 185 activistas fueron asesinados en todo el mundo, batiendo un nuevo récord. Las amenazas y la violencia son parte de la estrategia para reprimir el activismo. Uno de los ejemplos que más repercusión mediática tuvo fue el asesinato de Berta Cáceres la mujer que organizó al pueblo Lenca en Honduras contra la construcción de una presa. Sin embargo, la impunidad y la desinformación siguen siendo la norma en los conflictos ambientales que salpican el mundo.

Si hablamos de activismo ecologista con nombre de mujer, no podemos dejar de nombrar a Wangari Maathai,  la “Mujer-Arbol”, premio Nobel de la Paz en 2005 y promotora del proyecto “Cinturón verde” que empleando a mujeres ha conseguido plantar más de 40 millones de árboles. O Vandana Shiva, activista por la biodiversidad en la agricultura y la soberanía alimentaria, que es también un referente del ecofeminismo. Su apuesta por el empoderamiento y los derechos de las mujeres campesinas como el camino para una agricultura sostenible.

wangari

Sin embargo, el reconocimiento público y social llega a muy pocos activistas. La mayor parte celebran sus victorias o rumian sus derrotas en el anonimato. El desconocimiento de las figuras de referencia del movimiento ecologista es aún mayor que en otras causas, y eso, a pesar que como sociedad debemos grandes avances en nuestros derechos al activismo ecologista. Si hablamos además de mujeres, la invisibilización y menor reconocimiento es doble, como sucede en cualquier ámbito de actividad.

Es el momento para reconocer la aportación de las mujeres a la lucha por el medio ambiente y los derechos a él vinculados, pero también lo es para animar al activismo ecologista como parte de las luchas globales que protegen a las personas y al planeta. Aunque se ha avanzado mucho, las causas que consolidaron el movimiento ecologista siguen estando ahí y de actualidad: lucha antinuclear, principio de no violencia, degradación ambiental, cambio climático.

Integrar el enfoque ambiental en nuestras reivindicaciones y políticas sigue siendo más necesario que nunca, también en nuestros pueblos y ciudades. Entendamos, cómo entendieron quienes fueron pioneros de la lucha ecologista en la transición española y cómo lo viven a diario comunidades locales de todo el mundo que la lucha por la democracia, los derechos y las libertades van unidas al respeto y al cuidado del medio ambiente y de nuestros recursos naturales.

Rosa Martínez Rodríguez. Coportavoz de EQUO y Diputada de Unidos Podemos 

Presentación en Córdoba del Libro “Vida y Muerte de Petra Kelly”

Rosa Martínez, coportavoz de EQUO y diputada nacional presenta en Córdoba el libro “Vida y Muerte de Petra Kelly” de Sara Parkin.

carteles-ecopolitica-2-2

Intervienen:

Rosa Martínez, coportavoz de EQUO y diputada de Unidos Podemos.

Alberto de los Ríos, miembro de EQUO Córdoba y concejal de Ganemos en el Ayuntamiento.

Ana Pérula, presidenta Asociación Ecofeminista Petra Kelly y miembro de Red EQUO Mujeres

Os esperamos en La Librería La República de las Letras el sábado 25 de febrero a las 13,00 horas para hablar de ecofeminismo y ecología política.

Protección y Bienestar animal un cruce de caminos

El maltrato y la crueldad con los animales es un acto universal que realiza la especie humana en cada rincón de este planeta. Quizá el más deleznable sea aquel trato que usa a los animales y su sufrimiento para diversión y ocio .Ya sea participando en el mismo directamente o como parte del público que lo visualiza. Gran parte de esta selecta clientela no solo ha adoptado a un animal en concreto para “emocionarse” con su sufrimiento, sino que le gusta hacerlo con todo aquello que considera que se merece dicho trato. Otros, simplemente por desconocimiento o ignorancia de que los animales sufren lo indecible con los estos usos, son los que convencidos que no es tanto el sufrimiento que les atribuyen los científicos lo justifican en base a que no sienten como los seres humanos.

derechos

España es un país donde la crueldad y el maltrato animal forma parte desde tiempo inmemorial del acervo cultural ibero-hispano-español. España y los españoles han exportado esas prácticas abominables con los animales allí donde conquistaron tierras y hombres y arrasaron civilizaciones. A algunos esta manifestación patria les dará justificación suficiente para defender a capa y espada la tradicional fiesta con animales, en honor de algún patrón o patrona casi siempre. Quizá esta obsesión por la “Santa Fiesta” está detrás de lo que algunos definen como “Hacer Grande a España otra vez” .Yo, particularmente, no le encuentro justificación y me pongo a temblar con solo escucharlo.

La Unión Europea ya “reconoce a los animales la capacidad de sentir, y se insta a los Estados miembros a que adapten la legislación para proteger a los animales de su maltrato, asegurando su bienestar”. Hace poco, España ha ratificado por fin el convenio para la protección de animales de compañía, que es de 1987 siempre retrasado por los responsables ministeriales de turno. Se permitía, por ejemplo, el corte estético de orejas y rabos en perros y la desungulación en gatos. Usar métodos de eutanasia como la electrocución, el envenenamiento y que pudiera hacerlo cualquier persona que no fuera un veterinario que es el único profesional que puede dar garantías de hacerlo bien y de forma humanitaria. ¿Podrán alguna vez hacerse a la idea de ese sufrimiento?

De forma no vinculante pero sí a modo de recomendación el convenio anima a los países a elaborar programas educativos sobre diversas materias, algunas tan importantes como la no conveniencia de adquirir animales salvajes como animales de compañía y desalentar a la ciudadanía en el uso de animales como regalo o premio y su repercusión en el número de abandonos. Pero en educación seguimos fallando al permitir en nuestro país Escuelas de Tauromaquia en las que se explica a menores de edad que el maltrato y la muerte de la que llaman bestia o enemigo, algo que está predestinado, son por el amor profundo al toro y a la patria.

Las sociedades cambian y la conciencia sobre el mejor trato que les dispensamos a los animales es una consecuencia de que vamos por el mejor de los caminos para ser los mejores aliados de la biodiversidad y del Planeta.

Rafael A.Luna Murillo, veterinario y etólogo. Simpatizante de EQUO

EQUO apuesta por invertir en mejorar la N-432 Badajoz-Granada y en un mantenimiento adecuado frente al desdoble

EQUO ha vuelto a insistir esta semana en la necesidad de impulsar un nuevo modelo de movilidad en el que, en vez de priorizar el transporte por carretera y las inversiones en nuevos kilómetros de autovía o líneas de alta velocidad, se dé un impulso a medios más sostenibles y que ayudan a cohesionar el territorio, como el ferrocarril convencional.

Así se han pronunciado desde la formación tras reabrirse el debate acerca de la supuesta necesidad de construir una autovía que una Badajoz y Granada -pasando por Córdoba y Jaén- que venga a sustituir a la actual carretera nacional en uso, la N-432. Pese a que han sido muchas las formaciones e incluso colectivos que han demandado esta infraestructura en los últimos tiempos, el partido verde se suma a las voces que ya se han pronunciado en contra de la misma, como Ecologistas en acción, que ha puesto el acento en el desmesurado impacto ambiental que supondría esta nueva vía, que partiría en dos Sierra Morena y discurriría, a lo largo de buena parte de su trazado, por una zona de Especial Protección Ambiental.

n432

“El modelo hacia el que deberíamos dirigirnos en materia de infraestructuras no pasa por seguir construyendo nuevos kilómetros de carreteras de gran capacidad con elevada afección en el entorno y alternativas claras”, ha señalado la diputada andaluza de EQUO, Carmen Molina, que precisamente, como portavoz del grupo Parlamentario de Podemos Andalucía en la Comisión de Fomento y Vivienda, viene defendiendo la necesidad de que las inversiones en el apartado de carreteras se destinen a trabajos de mejora en la red viaria ya existente, y no a nuevos trazados con los que se sigue favoreciendo el transporte por carretera, en vez de apostar por medios más sostenibles, caso del ferrocarril tradicional, que no sólo reduce las emisiones sino que además ayuda a vertebrar el territorio, favoreciendo el transporte de personas y mercancías.

“Claro que es competencia de las Administraciones garantizar la seguridad de las carreteras y el buen estado de las vías, en ese punto no tenemos nada que objetar. Pero no se puede dejar de invertir en mantenimiento, dejar de garantizar el adecuado estado de las carreteras, y luego esgrimir una alta siniestralidad para justificar nuevos kilómetros de autovía”, ha apostillado Molina, en relación a quienes señalan la N-432 como una de las vías con mayor número de accidentes y exigen en su lugar una autovía. “Se pueden mejorar firme y señalización, eliminar los puntos más conflictivos y acometer trabajos de mejora puntuales para mejorar la seguridad en esta vía en concreto; pero no tiene sentido descartarla y apostar por una enorme inversión en otra cuya finalidad fuese exactamente la misma”, ha sentenciado.

Cabe destacar que la reciente revisión del Plan de Infraestructuras PISTA 2020 –a la que la propia Molina realizó aportaciones, solicitando una apuesta clara por la mejora y recuperación del trazado del tren convencional e inversión real para el Plan Andaluz de la Bicicleta- arrojó que Andalucía duplica la media europea en kilómetros de autovía por habitante y por kilómetro cuadrado de superficie, lo que no quita que la mayor parte de las inversiones previstas se centren, año tras año, en ampliar la red de autovías y carreteras andaluzas, especialmente por sus réditos políticos.

“Tenemos que impulsar otras formas de movilidad y, sobre todo, aprovechar los trazados ya existentes, muchos de ellos abandonados cuando con algunas mejoras podrían prestar un gran servicio”, concluyen desde EQUO Andalucía.

Ceguera, Culpa y Cáncer

En el año 2000 la Organización Mundial de la Salud junto a otros organismos fijaron el 4 de febrero como Día  Mundial contra el Cáncer. Su objetivo, concienciar a nivel mundial sobre una de las enfermedades de mayor morbi-mortalidad, difundiendo las acciones de prevención y detección temprana para frenar su alarmante aumento.

Dieciséis años después los datos indican que no vamos por buen camino. Las cifras no sólo siguen aumentando sino que, como en el caso de España, las previsiones para 2016 han sobrepasado, en más de 1000 casos, las estimaciones previstas para el 2020. Y lo que es peor se calcula que a nivel mundial el número de casos se triplicará en dos décadas.

dia-mundial

A raíz de estos datos, lo correcto sería que los organismos responsables hicieran una autocrítica y tomaran medidas para cambiar este negro panorama. Sin embargo continúan instalados en una “ceguera voluntaria e interesada” y repitiendo los “mantras” habituales a pesar de su evidente fracaso.

Así, en los días previos al 4 de febrero, los medios nos han mostrado a través de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) los datos referidos anteriormente y lo que, a mi entender resulta más preocupante, la justificación que aportan. Según la SEOM las razones de este aumento de la incidencia están en el envejecimiento de la población y en el estilo de vida (Tabaco, Alcohol, Obesidad y Sedentarismo). La parte positiva de la noticia es que, a pesar de los datos, las cifras de supervivencia de estos pacientes han mejorado, debido fundamentalmente a los progresos en el tratamiento de algunos cánceres como el de mama y colon.

Si aceptamos las razones dadas por los expertos, lo primero a destacar es que “la carga de la culpa”, recae sobre las víctimas. Son las personas afectadas las que con sus “malos hábitos” provocan este incremento de la enfermedad. Algo muy humano, pues ya sabemos que cuando algo va mal solemos señalar a los demás como responsables. Así que en estos asuntos no somos diferentes, lo que va mal (aumento de la incidencia) es responsabilidad de los afectados y el mérito (aumento de la supervivencia) es gracias a los profesionales.

Aunque son muchos los argumentos que se pueden dar contra esta explicación, baste con señalar que los animales salvajes, a los que no podemos acusar de estos malos hábitos, están afectados igual que los seres humanos. Por otra parte la cara más dramática del incremento del cáncer es la juventud de los afectados, bien sean en hombres y el cáncer de próstata, mujeres en el de mama o niños en leucemias y cáncer cerebral. Obviamente resulta deseable para la salud seguir insistiendo en cambiar dichos hábitos y ciertamente la epidemia de obesidad en el mundo occidental constituye un grave problema. Sin embargo no tengo claro que con los otros elementos, sobre todo en lo referente al tabaco estemos empeorando. Según publicaciones en prensa el número de fumadores en nuestro país, aunque sigue siendo alto, ha descendido en los últimos años. Y si nos retrotraemos a las últimas décadas solo basta recordar que en cualquier reunión de hombres, independientemente de su condición sociocultural, el no fumador era “rara avis”. Hoy ocurre lo contrario, el raro es el fumador. Hemos pasado de fumar en los hospitales a no hacerlo en bares y cafeterías. Lo que supone un gran avance para disminuir la exposición y el riesgo asociado al tabaco. Según la AECC en Europa la mortalidad por consumo de tabaco ha comenzado a disminuir en hombres aunque aumenta en mujeres.

En mi opinión hemos vuelto a perder la oportunidad de señalar a otros posibles “villanos”, con una implicación mayor que los mencionados, como agentes responsables de esta mala situación. Me refiero las decenas de miles de productos químicos sintéticos que desde la revolución verde, después de la Segunda Guerra Mundial, estamos vertiendo en el medioambiente, creando una “sopa química” que a través del aire, agua y alimentos  acaba alojándose en los seres vivos, produciendo una elevada “carga química corporal”.

Son estos productos “Xenobióticos” (extraños al organismo vivo) como los pesticidas, metales pesados, plásticos, aditivos, conservantes alimentarios, etc. a los que estamos expuestos de manera extensa y permanente, incluso antes de nacer, los que participan de manera relevante en el incremento del cáncer, enfermedades degenerativas y trastornos reproductivos.

Tenemos el ejemplo del insecticida DDT que sigue apareciendo en las placentas y mamas de mujeres jóvenes de nuestro país, a pesar de su prohibición en 1985. ¡Y en la leche de mujeres esquimales!

Los herbicidas de mayor uso mundial, como el Roundup (Glifosato) de Monsanto y la Atracina de la multinacional Syngenta, ambos cancerígenos y disruptores endocrinos.

El Bisfenol A, presente en los biberones y utensilios infantiles hasta su prohibición. En la actualidad lo encontramos en la composición de plásticos y en los recubrimientos de latas de conservas y de bebidas entre otros.

Los compuestos Organobromados, muy utilizados en electrodomésticos, mobiliario y equipos electrónicos por su actividad como retardantes de llama. Los Organofluorados que los encontramos formando parte de los revestimientos de sartenes (Teflón), en calzado y ropa (Goretex). Además de los Ftalatos presentes en ropa, juguetes infantiles, envoltorios plásticos y en productos de cosmética junto a los Parabenes. Todos ellos con actividad cancerígena.

Como dijo Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Necesitamos una manera diferente de pensar y actuar si queremos sobrevivir a la “Crisis Ecológica Global” (Biodiversidad, Energía, Clima y Salud) en la que estamos inmersos. En lo relacionado con la salud, pasa por la toma de conciencia de los riesgos ambientales, trasladar la “carga de la culpa” a los organismos encargados de vigilar y cuidar de la salud de los seres vivos, abandonando la “ceguera voluntaria e intencionada” en la que están instalados en beneficio de las multinacionales energéticas, petroquímicas y farmacéuticas, y afrontar el problema de la contaminación química, evitando la esquizofrenia actual de nuestra sociedad, en la que por un lado construimos un modo de vida que produce enfermos, desnutridos y pobres; y por otro nos quejamos de no tener dinero para curarlos.

Antonio Pintor Álvarez. Médico y Miembro de EQUO Córdoba

EQUO Andalucía celebra los próximos 4 y 5 de marzo en Málaga su tercera Asamblea

EQUO Andalucía celebrará la que será su tercera Asamblea, desde la fundación del partido en 2011, los próximos 4 y 5 de marzo en Málaga; una cita en la que se espera la participación de decenas de militantes y simpatizantes, que deben elegir a las personas que les representarán en los órganos del partido durante los próximos dos años.

andalu

Así, la formación está llamada a elegir a sus coportavoces –figura de representación basada en dos personas vigente en EQUO- y a los seis miembros de la Comisión Ejecutiva Andaluza, encargada de coordinar el trabajo político de la organización. Asimismo, de esta III Asamblea deben salir las estrategias tanto política como organizativa en las que EQUO Andalucía basará su trabajo durante los próximos años.

Estrategias que debe consensuar toda la militancia del partido verde, y que de hecho ya se encuentran abiertas a debate en la web de EQUO Andalucía, donde afiliados y simpatizantes pueden realizar sus aportaciones en base a los borradores que ya se han presentado.

“A poco menos de un mes para la celebración de la Asamblea, lo que queremos es fomentar la participación y garantizar la pluralidad de voces en el debate. Está en juego no sólo el futuro de nuestra organización, sino también el de nuestra tierra, ya que estamos convencidos de que EQUO jugará un papel fundamental en el diseño de la Andalucía que será”, ha señalado la coportavoz andaluza de la formación, Isabel Brito, que ha animado a las personas afiliadas y simpatizantes a inscribirse para poder participar tanto de la cita como de las decisiones que deben salir de la misma, “y sobre las que también podrán pronunciarse de forma virtual, mediante inscripción en la web de EQUO Andalucía”.

Igualmente, el partido verde está abierto a las sugerencias de cualquier otro colectivo que quiera que EQUO incorpore sus propuestas, previo debate y aprobación en la Asamblea, a su programa político.

Cabe recordar que EQUO Andalucía defiende la ecología política, proponiendo un proyecto protector de las personas, que busca asegurar sus derechos y la justicia social, abriendo las instituciones a la participación ciudadana, implantando un nuevo modelo económico –favoreciendo una transición ecológica de la economía, creando empleos verdes- , energético –en base a las renovables, para frenar el cambio climático y acabar con la pobreza energética- y social, en el que se empodere a las mujeres y se promueva la igualdad real.

Envases y embalajes en nuestras vidas

Si usas una bolsa de tela ahorrarás aproximadamente 6 bolsas de plástico por semana, 24 bolsas al mes, 288 bolsas al año.

Un envase de plástico tarda 2 segundos en fabricarse, 30 minutos en usar y más de 450 años en biodegradarse.

¿Cómo he reducido el volumen de mis envases y embalajes en mi basura? Pues cambiando de hábitos. En mi caso fue un cambio en la alimentación la que hizo que mi basura sea mayoritariamente de origen orgánico.

Cuando voy a la compra tengo cuidado en elegir que mis frutas, verduras, cereales y legumbres sean a granel. Procuro evitar bandejas de corcho blanco y envoltorios de plástico, me he confeccionado unas bolsas de tela para llenarlas con mi compra.

Todo esto os puede parecer poca cosa pero creo que pequeñas acciones diarias llevadas a cabo por muchas personas son un pilar fundamental para dar un respiro al planeta.

Dejar de consumir alimentos precocinados y envueltos es la única manera de que dejen de fabricarlos o si se fabrican que los envoltorios sean más amables con el medio ambiente.

Como siempre podemos elegir y podemos echar a nuestra cesta de la compra productos que contengan menos envases y embalajes o si los contienen que sean papel, cartón o vidrio que son menos dañinos.

Una regla de oro para las personas que quieren dejar un planeta mejor para las generaciones futuras es Reducir, Reutilizar, Reciclar, seguro que los envases y embalajes de otros productos tienen utilidad en otras áreas del hogar.

re

El consumo de alimentos producidos lo más cerca posible de tu localidad ahorra embalajes y transporte.

¿Qué representa el plástico en nuestras vidas? El Bisfenol A (BPA) es considerado el químico de mayor peligrosidad inventado por el ser humano. Lo encontramos presente en filtros de dispensadores de agua, latas de comida, ropa, tickets térmicos, Cds, juguetes, billetes, etc.

Pero,¿qué es el BPA? Es una molécula química derivada del petróleo que entra en la composición de los polímeros  y que es utilizada para la fabricación del plástico.  Cuando un plástico es rígido o duro seguramente contiene BPA.

El agua es indispensable para la vida y a veces la bebemos de botellas de plástico o dispensadores. El BPA se localiza en los plásticos donde aparece un triángulo con el número 7  pero puede no aparece y también quiere decir que contiene el polímero.

El 30 de noviembre de 2011 la UE prohibió la venta, comercialización y producción de biberones de plástico en todo el territorio de la UE aplicando el principio de precaución.

Los biberones de plástico policarbonatos están construidos por un monómero que se llama Bisfenol A, que es dextrogénico desde el año 1936 y no hay derecho a que los niños tomen BPA cada vez que sus padres les calientan la comida en estos biberones.

¿Por qué aguantar hasta el 2011 si se conocía su toxicidad? La primera evidencia de esa toxicidad se publicó en el año 1986.

¿Quién se beneficia de esa lentitud de reacción?  Esta prohibición de incorporar este veneno a los recipientes y demás artículos no es mundial así que los plásticos prohibidos aquí envenenan a otras personas fuera de las fronteras de la UE.

Según los estudios realizados con 3500 mujeres embarazadas realizado por el Dr. Olea, el 91% de estas mujeres en el tercer trimestre orinan BPA y lo hacen el 96 % de los niños después del parto.

Las autoridades competentes responden que los valores son pequeños pero la cuestión  no es esa lo ridículamente clamoroso es que nadie nos ha informado de la existencia de ese polímero en los biberones de las criaturas,

Es curioso que en los hospitales exista el mayor riesgo de ese Bisfenol A porque el plástico que se utilizan en estas instituciones son los de mayor calidad.

El papel reciclado, la gran apuesta de nuestras conciencias, resulta que contienen las tintas de impresión y al reciclar ese papel y transformarlo en producto nuevo esas tintas llevan a que el nuevo material obtenido contenga BPA.

Todo esto está publicado y más que se publicará con el tiempo pero nadie hace nada, no importamos como personas solo como consumidoras.

Inmaculada Sarmiento. Simpatizante de EQUO Córdoba

EQUO reclama al Gobierno andaluz que apuesten por una industria verde y de futuro para Andalucía

EQUO Andalucía ha reclamado este martes que se apueste por una industria verde “de futuro” para Andalucía, impulsora de “empleos no deslocalizables, estables y que no agredan nuestro territorio”. Así lo ha solicitado la coportavoz de EQUO Andalucía, Isabel Brito, ante la firma, por parte de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), y UGT-A y CCOO-A del Pacto Andaluz por la industria; un pacto que “debería abrirse a otras organizaciones políticas, sindicales y sociales para aportar propuestas que permitan conseguir una industria verde para Andalucía que mejore nuestra calidad de vida y genere empleos sostenibles”.

En este sentido, desde EQUO Andalucía se quiere dejar claro que “la apuesta por la industria verde no pasa por un modelo deslocalizable, basado en las energías fósiles, que destruye empleo, genera precariedad y en muchos casos encarece los servicios prestados a la ciudadanía”. El partido verde considera que “el tiempo en el que se ha permitido a las grandes empresas de sectores altamente contaminantes como el de las energías fósiles explotar nuestros recursos, destruir empleos y abandonar los residuos sin pagar los costes de su correcta gestión, ha pasado”, señalando que “un modelo industrial que socializa sus pérdidas y sólo engorda la cuenta de beneficios de las empresas no puede ser la punta de lanza del futuro de la industria en Andalucía”.

industria

Tal y como señalan desde EQUO, entre las firmantes de este Pacto por la Industria hay empresas de algunos de los sectores que “han utilizado de forma insostenible nuestros recursos, suelo, agua y aire, habiendo generando pérdidas en ocasiones irreparables para el territorio andaluz. Algunas de ellas han contribuido a sostener un modelo industrial obsoleto que sobreexplota los recursos naturales y no deja valor añadido en el territorio, habiendo adquirido una deuda ambiental histórica con Andalucía, como así ha ocurrido en Huelva con el Polo Químico o en otras zonas como el Campo de Gibraltar”.

La industria verde del siglo XXI tiene que generar productos o servicios previniendo la producción de residuos y haciéndose cargo de los costes de su gestión, cumpliendo a rajatabla el principio de que “quien contamina paga”.

Por ello, EQUO Andalucía apuesta por el impulso de una industria verde sustentada en la economía circular que convierta los residuos en recursos, la eficiencia energética o las energías renovables, facilitando la adquisición de formación e incentivos económicos que realmente faciliten la creación de pequeñas y medianas empresas, “sin tantas trabas burocráticas y legales como viene ocurriendo con los incentivos actuales, que no dinamizan con eficacia las inversiones en ambos sectores”.

Desde la formación destacan además el papel de “la mujer como elemento clave en torno al que debe girar el modelo industrial del siglo XXI para Andalucía, apostando por la igualdad y por acabar con la brecha salarial de género –las mujeres cobran de media en Andalucía 5.875 euros menos al año que los hombres-, pues es la industria uno de los sectores donde la misma es más patente”.

“Los desafíos globales como el cambio climático nos obligan a hacer una propuesta de industria verde que contribuya a generar una economía descarbonizada y permita mejorar la calidad de vida de los andaluces y las andaluzas y recuperar el equilibrio del planeta”, ha concluido Isabel Brito.

La Renta Básica Universal: una herramienta de transformación

En estos días la huelga de hambre de un ciudadano de Málaga, Paco Vega para reclamar la implantación de la Renta Básica Universal acapara titulares y pone el punto de mira la necesidad de estudiar con objetividad pero también con sensibilidad  hacia todas las personas que sufren las consecuencias del desempleo en nuestra tierra una propuesta que, más allá de ser una medida desesperada o una solución cortoplacista, se manifiesta como una necesidad vital y una solución efectiva para revertir la dinámica de estancamiento en el empleo y de empobrecimiento tan preocupante en la que nos encontramos en Andalucía.

Escalofríos dan las ya conocidas cifras de paro –con una subida en el pasado mes de octubre de 7.671 personas respecto al mes anterior, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social- . Más de 918.000 personas en Andalucía se encuentran en situación de desempleo y, lo que es aún más sangrante, miles de ellos no reciben prestación alguna, lo que los identifica directamente como pobres.

Asimismo, a muchas de las personas que sí que perciben algún tipo de ayuda no les llega para afrontar los gastos más básicos, pasando a engrosar los listados que sitúan nuestra comunidad por debajo del umbral de la pobreza. Pero estas personas las tenemos cada vez más próximas y cercanas, son nuestros vecinos y vecinas, nuestros excompañeros de trabajo, nuestros familiares, abuelos y abuelas jubiladas que sostienen familias con su humilde pensión y que suplen con más amor y coraje que posibilidades las necesidades básicas que deberíamos poder obtener dentro del sistema que nos hemos dado entre todos y al que todos de una u otra forma contribuimos. ¿Hasta cuándo vamos a permitir esta situación?

Las medidas de austeridad y recortes impuestas desde Europa y sostenidas por las distintas Administraciones en los últimos años así como la reforma laboral han demostrado su ineficacia para paliar la pobreza, y por eso desde EQUO apostamos desde nuestro origen por la implantación de la Renta Básica Universal (RBU), como un derecho básico que permita que la gente tenga una vida digna y la libertad de elegir mejores condiciones para vivir, sin tener que someterse a injustas condiciones laborales para beneficio de unos pocos y no del bien común. No es una utopía; es realizable y supondría un paso más para dar el salto hacia un modelo de sociedad más justo y equitativo.

La Renta Básica viene recogida en nuestro Estatuto y debería ser un derecho de todos los andaluces y andaluzas: una asignación económica –a decidir- que percibiesen todas las personas por el mero hecho de serlo.

La situación de emergencia social en la que vivimos obliga a tomar acciones urgentes, y la implantación de una Renta Básica Universal se presenta como una solución eficaz tanto para empezar a dar un giro a nuestro modelo económico como para promover una sociedad más justa y más libre, en la que las personas puedan vivir dignamente.

rbu

Con una renta básica mejorará la calidad de nuestra democracia, aumentará la participación ciudadana y se potenciarán formas de economía solidaria y cooperativa que generarán nuevas oportunidades para transformar Andalucía y no seguir sometidos a los avatares de empresas especuladoras que crean empleos precarios y esquilman nuestros recursos dejando cicatrices y deudas ambientales incurables en el territorio. Aquí en nuestra tierra nadie deja de esforzarse en la búsqueda de empleo, pero estos deben tener unas condiciones dignas, alejadas de la semiesclavitud actual. El empleo no es digno cuando quien te emplea abusa, contamina, especula, no ofrece igualdad de oportunidades a mujeres y hombres, no valora la incorporación del talento juvenil, no integra a personas diversas y sólo apuesta por mejorar la economía propia y no la del bien común.

La implantación de la Renta Básica Universal permitiría asimismo que cada cual eligiese dónde quiere vivir, frenando el éxodo hacia las ciudades y manteniendo la población rural en niveles estables, lo que a su vez contribuiría a mejorar la salud de nuestro planeta, incapaz de soportar por mucho más tiempo una economía meramente productivista basada sólo en el consumo de recursos y el crecimiento. En Andalucía tenemos casi 800 municipios y una economía basada tradicionalmente en la agricultura. La actividad agrícola ha supuesto que nuestros pueblos estén llenos de vida y que exista entre los andaluces apego por la tierra. También tenemos una gran superficie de nuestro territorio protegida, por lo que aún estamos a tiempo de dejar un legado natural inigualable a nuestros hijos y nietas.

Pero no son sólo motivos económicos los que nos llevan a reclamar la implantación de esta Renta Básica Universal. También la solicitamos para lograr una sociedad más equitativa, en la que las situaciones de dependencia a la que muchas mujeres se ven abocadas se acaben, así como la lacra de la violencia de género, que también podría reducirse. A nadie se le escapa que, en buena medida, muchas mujeres maltratadas soportan las vejaciones en silencio ante la falta de una alternativa y la desconfianza en el sistema. ¿Cuántas darían el paso para salir de su infierno particular si tuviesen la certeza de contar con este colchón económico?

¿Cuántos jóvenes se independizarían y emprenderían, con el beneficio que esta decisión supondría a nivel general?

Los que no creen en la RBU sostienen que no existe capacidad para financiarla, pero los estudios económicos que se han hecho al respecto demuestran que sí. Es cierto que se trata de una renta universal, para todos, pero eso no quiere decir que los que más tienen se vayan a aprovechar de ella, pues la reforma fiscal que habría que impulsar aparejada a la implantación de esta medida gravaría con más impuestos a las rentas más altas, por lo que esta cantidad que percibirían como RBU volvería, amplificada, a la sociedad. Se trata de distribuir la riqueza de una manera más justa, en la que quienes más ganan, más impuestos pagan.

Pero además, está demostrado que los subsidios actuales, condicionados a determinadas realidades o circunstancias, son poco eficientes desde el punto de vista económico, pues su control requiere de todo un aparato que hay que sufragar y ha supuesto en no pocos casos compra de voluntades. Tristemente, en nuestra tierra tenemos experiencias que demuestran, además, que este supuesto control nunca está garantizado. ¿Les suena el caso de los ERE? ¿Cuánto dinero que se tendría que haber destinado a los parados se quedó en el bolsillo equivocado? ¿Cuánto menoscabo ha supuesto para las arcas públicas –esto es, el dinero de todos y todas- el fraude de los cursos de formación?

La RBU, al ser una renta que perciben todos los ciudadanos y ciudadanas de una región determinada por el mero hecho de serlo, no es una ayuda sometida a control y burocracia, sino un derecho. El dinero dedicado a RBU va íntegramente a este concepto, y no a costear mecanismos que hoy por hoy se necesitan en el caso de los subsidios condicionados.

Subsidios que en la mayoría de los casos se eliminarían, pues se articulan en torno a personas sin recursos, en riesgo de exclusión o que no alcanzan determinados niveles, circunstancias que quedan resueltas con la implantación de la Renta Básica Universal que proponemos.

Así, razones económicas existen sobradas para hacer realidad esta propuesta, aunque las más poderosas, sin duda, sean las éticas. Las que nos obligan a avanzar hacia una sociedad más solidaria, equitativa y justa en la que nadie viva por debajo del umbral de la pobreza. En la que no se permita que la riqueza de unos sea a costa de la explotación sin límites de otros, el éxodo de nuestros jóvenes, el sobre esfuerzo de nuestros jubilados, la resignación de las mujeres y la degradación de nuestra tierra. Impulsemos la RBU como herramienta de transformación en Andalucía, para combatir la pobreza  y hacernos un poco más libres.

Isabel Brito. Coportavoz de EQUO Andalucía

La calidad del aire en Córdoba requiere actuaciones que protejan nuestra salud

Habitualmente creemos que los fenómenos de contaminación del aire están restringidos a las grandes ciudades de nuestro país, de hecho solo Madrid y Barcelona aparecen en los medios de comunicación, sin embargo se calculan en más de 33 millones las personas que en nuestro país están por debajo de los niveles de calidad del aire que recomienda la Organización Mundial de la Salud, OMS.

salud

Según la Agencia Europea de Medioambiente, AEMA, en 2014, el 50% y el 85% de los ciudadanos estuvieron expuestos a concentraciones de  partículas inferiores a 10 micras PM10 y PM2.5  que excedían las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que tiene niveles de protección más estrictos que los de la UE.

En su último informe, sobre nuestro país con los niveles de polución del año 2013, recoge la siguiente información: 23940 muertes prematuras por PM2.5 otras 4280 atribuibles al dióxido de Nitrógeno, NO2,  y 1760  más al ozono, O3, como responsable.

La evaluación de la calidad del aire publicado por el Ministerio de Alimentación, Agricultura y Medioambiente, MAGRAMA, señala que la ciudad de Córdoba supera niveles en tres de los factores contaminantes del aire registrados en nuestras ciudades, el primero es el valor objetivo para el cadmio, Cd , en segundo lugar Córdoba es una de las ocho zonas del país que superaron el valor límite anual de NO2  y por último también se produjeron superaciones de PM10, del valor límite diario de 50 µg/m3 en más de 35 ocasiones al año, una vez descontados los efectos del polvo sahariano de este contaminante.

Ningún informe recoge estudio de muertes prematuras en Córdoba originadas por la mala calidad del aire, usando como referencia la información de la AEMA y considerando que la contaminación es uniforme en todo el país, serían de 218 las atribuibles, infravaloradas, en nuestra ciudad.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publicó en  marzo de 2014 el Plan de Mejora de la Calidad del Aire, PMCA, de nuestra ciudad. El PMCA recoge información sobre la calidad del aire en nuestra ciudad y las medidas a adoptar, refleja el riesgo para la salud de los diferentes contaminantes y señala el tráfico como el principal responsable de las emisiones seguido de otras actividades domésticas e industriales. La información de la AEMA indica que son las PM2.5 las responsables de mayor impacto en la salud y aunque Consejería de Medioambiente solo da datos de PM10, podemos calcular que el 60% de las mismas son PM2.5

En consecuencia el PMCA propone diversas medidas, unas orientadas a actividades de construcción y demolición otras al sector del transporte: reducción del uso del vehículo privado y la ampliación de la peatonalización. También medidas para el sector residencial/comercial/institucional,  sector industrial junto a medidas de prevención, sensibilización y gestión.

Añado el Plan usa datos de 2007, y no tiene en cuenta contaminantes como el cadmio que aparecen en el último informe de MAGRAMA.

Todas ellas, aunque insuficientes, caminan en la senda necesaria. El preceptivo informe de la Consejería de Salud indica que las medidas propuestas y los objetivos referenciados conseguirían reducir entre el 1,3 y 7,5%  las enfermedades cardiovasculares y un 2 y 11,4% las enfermedades pulmonares y la reducción de las emisiones de benceno y cromo evitarían el riesgo de cáncer en unos 66 casos por millón de habitantes; hace salvaguardas sobre la idoneidad de los emplazamientos de las estaciones de medición y también advierte que el Plan no recoge financiación alguna para su implementación ni fecha de realización.

José Larios Marton. Miembro de la Ejecutiva Federal de EQUO y experto en energía