Archivo de la categoría: Cambio climático

EQUO pide un plan para aumentar sustancialmente la superficie arbolada en Córdoba en los próximos años

La propuesta del partido verde coincide con la próxima inauguración del Congreso de Parques y Jardines públicos El arte de los jardines, los jardines del arte

EQUO defiende que aumentar el número y extensión de zonas verdes, así como su calidad, supone invertir en mejorar la salud y el bienestar de la población cordobesa

EQUO propone que se vayan aumentando paulatinamente el número de árboles de gran porte en los espacios que puedan acogerlos, como el Parque de la Asomadilla y Parque Cruz Conde, así como la creación de nuevos espacios verdes en el casco urbano  y la periferia, lo que tendría un efecto benéfico sobre las temperaturas y la calidad del aire de la ciudad, dos cuestiones de suma importancia y cuya evolución es preocupante. Igualmente, el partido verde reclama que se empleen especies adaptadas al clima mediterráneo, con elevada capacidad de absorción de gases como el CO2 y con una sombra tupida.

Según Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO, “Aplaudimos la iniciativa de la concejal Amparo Pernichi de elaborar un mapa para mejor conocer y respetar nuestras zonas verdes, pero tenemos que ser muy ambiciosos en esta materia. Córdoba debería convertirse, en unos años, en una de las ciudades más verdes de España, por una simple razón: somos quienes más lo necesitamos. La unión de temperaturas muy elevadas durante gran parte del año -y con tendencia imparable a subir- y la ausencia de vientos, convierten nuestra ciudad y el aire que respiramos en una sucia sopa nefasta para la salud, especialmente de los colectivos más vulnerables como menores, mayores y personas con enfermedades respiratorias y alergias”.

En palabras del coportavoz de EQUO Córdoba, Salustiano Luque, “Más zonas verdes, en la ciudad y sobre todo en la periferia, supone apostar por una ciudad más humana y más acogedora, frente a los modelos de ciudad hechos en exclusiva de cemento y asfalto. El ejemplo de movilización ciudadana que nuestra vecina Málaga está viviendo para reclamar un gran bosque urbano en antiguos terrenos industriales contaminados, al estilo de Central Park en Nueva York, debería inspirarnos en Córdoba para reclamar algo similar. No debemos resignarnos a que nuestra ciudad sea un horno insufrible varios meses al año. Es posible, y debemos, tomar medidas para mejorar el bienestar de quienes vivimos aquí”.

EQUO recuerda que para reducir la temperatura y mejorar la calidad del aire, además de aumentar las zonas verdes, existen varios métodos probados, como reducir las emisiones contaminantes, del tráfico y la industria principalmente, emplear suelos más porosos, mejorar los aislamientos de las viviendas y resto de edificios y ha reclamado en repetidas ocasiones que se tomen medidas en todos esos ámbitos.

EQUO reclama un mayor esfuerzo de las administraciones en la lucha contra el Cambio Climático

El partido verde se suma a La Hora del Planeta animando a toda la sociedad a cambiar de hábitos para reducir nuestro impacto sobre el clima, que supone una importante amenaza para sectores económicos clave como la agricultura y ganadería o el turismo, tan importantes para Córdoba y su provincia

El partido ecologista EQUO se suma, un año más, a La Hora del Planeta, actividad organizada por WWF y que consiste en apagar, de 20:30 a 21:30 del sábado 25 de marzo, todo tipo de aparatos o sistemas que funcionen con electricidad, para concienciar sobre el peligro que supone el cambio climático producido por la acción humana y darle un respiro al planeta.

Esta iniciativa nació en Sidney en 2007 y desde entonces ha logrado la participación de más de 7.000 ciudades y pueblos de 160 países, miles de empresas, centros educativos y entidades que creen que un futuro construido con energías limpias si es posible.

Según la portavoz de EQUO en Córdoba, Ana María Carnero, “para nosotros, participar en esta actividad es imprescindible, creemos fundamental que la sociedad tome conciencia de la gravedad del problema y actúe durante las 24 horas del día, los 365 días del año. Esta iniciativa, que crece cada año y que ya lleva diez años realizándose, es de gran importancia e invitamos a toda la ciudadanía a sumarse y a exigir de las administraciones que actúen contra el cambio climático, que en Córdoba, en concreto, puede tener efectos catastróficos.”

17361722_1027241777420817_1937454031742980956_n

WWF en Córdoba organiza una serie de actividades el sábado 25 de marzo a partir de las 18,00 horas junto a la Torre de la Calahorra hasta las 21,30 horas, con actividades para toda la familia para posteriormente encender velas para formar un mosaico gigante.

EQUO aplaude las medidas tomadas por el Ayuntamiento para reducir su consumo energético y que este sea 100% renovable, pero considera que hace falta ir mucho más allá. “Es necesario fijar unos objetivos de reducción de emisiones, previo inventario de las mismas en todas sus dependencias, empresas públicas y centros de enseñanza de los que depende su mantenimiento; realice programas de producción y autoconsumo con energías renovables, promueva el ahorro y la eficiencia energética con las tecnologías disponibles y la rehabilitación energética de los edificios” según Carnero.

Salustiano Luque, portavoz de EQUO, entiende que “una de la principales medidas debería ser realizar programas de formación y educación ciudadana, entre la población en general y en los diferentes centros educativos sobre el cambio climático, sus causas, consecuencias y alternativas”. Por otra parte añade que “sería interesante para estimular a la población y a las empresas a conseguir objetivos poner en marcha alguna medida de carácter fiscal”, así como “deberían tomarse medidas sencillas como reducir los desplazamientos en coche para el desempeño de los servicios municipales, utilizar la policía local más la bicicleta para sus actuaciones en los barrios y sólo utilizar vehículos motorizados para asuntos urgentes, impulsar el transporte no motorizado con la habilitación y conexión del carril bici, más vías peatonales y calmado de tráfico, mejorar el transporte colectivo público urbano, incrementar las zonas verdes arboladas y el número de árboles en los barrios e incluir en la planificación urbanística el derecho al acceso al sol y la adaptación de la ciudad a fenómenos climáticos extremos. Gran parte de estas medidas las venimos reclamando hace tiempo y, pese a las mejoras, queda mucho por hacer”.

“Por su parte, reclamamos a los gobiernos autonómico y central un cambio radical en cuanto a su política de infraestructuras y de generación eléctrica, que se fije como objetivo la reducción de emisiones por el tráfico rodado (coches y camiones), apostando por formulas de movilidad como el ferrocarril convencional y de mercancías y, por otro lado, que busque un mix energético 100% limpio, democratizado y seguro antes de 2050. Es un reto ambicioso pero que al mismo tiempo abre grandes posibilidades de empleo y dinamización económica para nuestro país. Los países más desarrollados ya apuestan por estas opciones con grandes resultados” ha concluido Luque.

EQUO pide al conjunto de las administraciones a que sin más demora participen de una manera activa en frenar el cambio climático, las vecinas y vecinos de Córdoba y sus generaciones futuras se lo agradecerán. Además invita a toda la ciudadanía, y colectivos de la ciudad a participar en las actividades que ha organizado WWF Córdoba el sábado 25 de marzo. Es necesario frenar y combatir el cambio climático, no podemos esperar más.

 

EQUO pide con urgencia una ley de cambio climático

La principal conclusión de la Cumbre del Clima celebrada durante las dos últimas semanas en Marrakech y que ha sido clausurada es la unión frente a las amenazas negacionistas de Donald Trump y el mensaje político de que no hay marcha atrás en la lucha contra el cambio climático.

“Volvemos de Marrakech con la convicción de que Trump no podrá frenar el avance mundial hacia la descarbonización. Sin embargo, pero no nada puede justificar la falta de ambición de los gobiernos y los escasos avances en esta Cumbre” ha declarado Juantxo López de Uralde, coportavoz de EQUO, que ha acudido a la cumbre en representación de Unidos Podemos.

Para el partido verde, si bien COP22 no ha supuesto un retroceso respeto a los compromisos de adquiridos en París; tampoco ha supuesto un paso adelante a la hora de concretar cómo alcanzar esos compromisos, ni tampoco ha conseguido que los objetivos de reducción de emisiones sean más ambiciosos para evitar que la temperatura aumente más allá de 1,5ºC.

accion

Para la EQUO, la delegación del gobierno español en la cumbre no ha estado a la altura, ni ha demostrado que este acuerdo sea una prioridad. Las medidas anunciadas por la ministra de Medioambiente, García Tejerina no son suficientes para alcanzar el objetivo. Para el partido verde es urgente comenzar a trabajar en una ley de cambio climático que incluya la descarbonización de la economía y una necesaria transición a energías más limpias si España quiere tomarse en serio la reducción de emisiones.

En este sentido López de Uralde se ha mostrado contundente “El gobierno español se ha movido por inercia, sin ninguna iniciativa política y sin convicción. Ha tratado sin éxito de vender humo, con un anuncio vacío sobre una ley de cambio climático de la que ni siquiera hay borrador. Trabajaremos en el Parlamento por una Ley de cambio climático ambiciosa y que de verdad sirva para impulsar un cambio de modelo. No confiamos en este gobierno, por su falta de voluntad para liderar la lucha por el clima”.

El impacto del cambio climático en España comenzará a sentirse cada vez más, y cuanto más se tarde en abordar en profundidad el problema más dinero costará y más duras serán las consecuencias.

La cuestión de la financiación, como siempre, ha sido una de las cuestiones más debatidas. Desde el punto de vista de la formación política es urgente aumentar los fondos destinados a la adaptación del cambio climático en los países más vulnerables. Estos países son que menos contribuyen al cambio climático, pero son los que más que sufren sus impactos.

A nivel de la UE, Florent Marcellesi, Eurodiputado de EQUO que ha estado siguiendo la cumbre desde Marakech ha declarado que “Esperábamos más de la UE. Tras la irrupción de Trump en la geopolítica climática, la UE tiene la oportunidad de retomar claramente el liderazgo climático. Sin embargo, su división interna, con Polonia e Italia poniendo palos en la rueda, o la inacción de países como España, le frena constantemente”

Para Marcellesi es necesario pasar de las palabras a la acción ”Mientras Cañete hace gala de buenas palabras en Marrakech y recuerda con razón que la UE es el primer donante para el fondo verde climático, en Bruselas la misma Comisión Europea propone medidas como el “paquete de invierno” sobre energía que dejan demasiadas puertas abiertas a las energías sucias”.

EQUO reclama a las administraciones públicas un plan preferente de compras de productos ecológicos y pone el ECOmercado como prueba de la existencia de demanda

La formación verde considera que BIOCórdoba es una iniciativa valiosa pero que las administraciones pueden y deben hacer mucho más, tirando de la demanda y dando un importantísimo ejemplo que convierta Córdoba en líder en este sector

EQUO entiende que la agroganadería ecológica supone uno de los elementos claves para una transición hacia una economía que respete los límites del planeta, saludable para las personas y creadora de empleo de calidad. Este sector, junto con otros que generan empleos verdes, debe ser claramente impulsado por el conjunto de Administraciones Públicas de Córdoba mediante una priorización de sus compras a productores locales ecológicos, como ya se está haciendo con otros criterios sociales.

Junto a los beneficios medioambientales que este impulso traería consigo (menor erosión y perdida de suelos fértiles, menor consumo de agua o pesticidas, menor consumo de combustible en transporte o embalajes, etc), se conseguiría potenciar de forma fundamental un sector que puede y debe jugar un papel crucial en la economía de toda la provincia, creándose empleo de calidad, una necesidad urgente ante unas cifras de paro por encima del 30%.

En palabras de Ana María Carnero, coportavoz de EQUO Córdoba, “Este apoyo público llevaría sin duda a la creación de nuevas explotaciones y el crecimiento de las ya existentes, evitando la pérdida de población en municipios rurales. Igualmente debería suponer la articulación de cooperativas y otras formulas de colaboración para ganar tamaño y agilidad, lo que permitiría al sector ganar clientela y romper con muchos tópicos que aún lastran la producción ecológica. En este sentido, el papel de BIOCórdoba, concienciando y dando a conocer este sector y sus productos es de gran valor, pero es necesario ir mucho más allá. La creación del ECOmercado mensual es una muestra del potencial de desarrollo que tiene este sector, aunque se ha haya hecho sin ningún tipo de apoyo de las administraciones.”

coportavoces-cordoba-3

Por su parte, Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba, recordó que “frente a la creciente certeza del cambio climático y las amenazas que supone para la agroganadería de nuestra provincia, las opciones ecológicas suponen una respuesta necesaria, con mayor diversidad de especies, colaborando y no combatiendo a la naturaleza y reduciendo el enorme impacto que tiene hoy en día el sector primario en el entorno natural. Córdoba ya ha recorrido una gran parte del camino y es la provincia líder en olivar ecológico, así que estamos en una posición inmejorable para dar el salto a una transición a gran escala.”

“Esta tendencia es imparable, por ser imprescindible ecológicamente y por ser rentable económica y socialmente, la pregunta que debemos hacernos es si queremos liderar el proceso o vernos arrastrados por él. Es la diferencia entre ser únicamente productores o desarrollar un entramado de producción, procesamiento y canales de distribución de calidad” ha concluido Luque.

EQUO recuerda que esta propuesta no es una novedad, sino que ya hay instituciones que priorizan o bareman de forma prioritaria las compras ambientalmente sostenibles y las producciones ecológicas.

En la Semana Europea de la Movilidad, EQUO reclama a todos los municipios de la provincia de Córdoba, acciones en movilidad para luchar contra el cambio climático

Con motivo de la Semana Europea de la Movilidad 2016 la formación ecologista insiste en pedir a los Ayuntamientos de Córdoba y de toda la provincia acciones que articulen un nuevo modelo de movilidad para luchar contra el cambio climático.

EQUO entiende la necesidad de transformar nuestros pueblos y ciudades para adaptarlos a los retos climáticos y energéticos del siglo XXI. Las consecuencias derivadas del cambio climático y del pico del petróleo van a requerir una adaptación de nuestra movilidad, nuestro urbanismo y de algunos de nuestros patrones de conducta, algo que hay que ver como una ventaja y una oportunidad para hacer de nuestras localidades lugares más habitables y sostenibles.

Para EQUO es necesario trabajar en la construcción de ciudades sostenibles. La mayor parte de las emisiones de gases efecto invernadero y de sustancias nocivas en las ciudades las proporciona el transporte. El fomento de la movilidad a pie y bicicleta permitiría disfrutar de ciudades más limpias y con una población más sana.

Para la formación ecologista los ayuntamientos deberían realizar medidas encaminadas a conseguir unas poblaciones  más amables, saludables, habitables y que permitan dentro de sus atribuciones frenar el cambio climático.

Desde EQUO plantean la necesidad de apostar por un modelo de transporte urbano que coloque a las personas en el centro, en lugar del coche. Un modelo donde el “problema del tráfico” pase de definirse por los atascos y la falta de aparcamientos (problemas de los conductores) a convertirse en el problema colectivo de la contaminación acústica y ambiental, el derroche de recursos y espacio público.

Para Ana María Carnero, portavoz provincial de EQUO “deberían tomarse medidas sencillas como reducir los desplazamientos en coche para el desempeño de los servicios municipales, utilizar la policía local más la bicicleta para sus actuaciones en los barrios y sólo utilizar vehículos motorizados para asuntos urgentes, impulsar el transporte no motorizado con la habilitación y conexión del carril bici, más vías peatonales y calmado de tráfico, mejorar el transporte colectivo público urbano, poner en marcha caminos escolares seguros e incluir días sin coche a lo largo del año en los diferentes barrios y poblaciones, así como otras medidas urbanísticas para adaptar la ciudad a fenómenos climáticos extremos”

bicis

Salustiano Luque, portavoz de EQUO, entiende que “en este contexto de crisis climática y energética, la movilidad es un aspecto fundamental. Hay que transformar nuestros modelos de transporte y apoyarnos en una adecuada planificación urbana para no generar más necesidades de desplazamiento. En las ciudades deberíamos apostar por la movilidad a pie, en bicicleta y en medios públicos y colectivos”.

EQUO solicita al Ayuntamiento de Córdoba y a los demás municipios de la provincia a que apuesten decididamente por la movilidad y participen de una manera activa en frenar el cambio climático para así favorecer la transición de Córdoba y la provincia a unos municipios más saludables, habitables y sostenibles.

EQUO pide a las Administraciones Públicas que apuesten por un turismo sostenible y de calidad compatible con los recursos naturales

Ante el previsible récord de turistas en España, que este año podrían llegar a 72 millones, EQUO propone alternativas para minimizar el impacto ambiental, económico y social de esta actividad económica en expansión.

El turismo es uno de los motores de la economía española, como lo demuestra el hecho de que en 2015 fue el sector que más creció y que más empleo generó. Los expertos vaticinan que este año se superarán los 72 millones de turistas en España, pero a pesar de esta cifra récord, el impacto de esta actividad no es sólo económico. EQUO señala que el turismo aumenta la demanda de infraestructuras de transporte, consumo energía y de agua potable, eliminación de residuos sólidos y tratamiento de aguas residuales, lo que muchas veces excede la capacidad de las infraestructuras y de las administraciones locales, lo que incide de forma negativa tanto en los residentes como en los turistas.

EQUO denuncia que el impacto de la actividad turística se deja sentir de manera profunda sobre el entorno y sobre la población residente: Contaminación, degradación paisajística, aumento del consumo de energía y agua, o el riesgo de incendios son algunas de las consecuencias más negativas. Por todo ello, es clave compatibilizar la industria turística y la protección del medio ambiente.

El partido verde lanza durante el mes de agosto una campaña en redes sociales en la que difunde ejemplos reales de buenas y malas prácticas en materia de turismo recogidas en un folleto, con el doble objetivo de sensibilizar y poner de manifiesto que con el apoyo de las políticas se puede conseguir un modelo de turismo más sostenible y de calidad.

turismo sostenible

Festivales en zonas sensibles, cruceros contaminantes, restricciones al uso del agua o mercantilizacion de las playas con actividades que privatizan el patrimonio natural son algunas de las prácticas que contribuyen a la insostenibilidad de la actividad turística en muchas zonas de España. Sin embargo, algunos Ayuntamientos y Comunidades ya están adoptando medidas para hacer más sostenibles las actividades turísticas en época estival. En Mallorca se está trabajando en un plan de medidas para hacer un uso más sostenible del agua especialmente en estas fechas; en Villena el festival Leyendas del Rock tiene puntos de recogida verde para reciclar los envases. Estos son algunos de los ejemplos recogidos en el folleto.

Para propiciar un cambio de modelo EQUO hace un llamamiento a las Administraciones Públicas y propone la adopción urgente de las siguientes medidas:

  • Aprobar una Ley de Cambio Climático que incorpore medidas de adaptación específicas para el sector turístico (transporte, alojamientos, actividades…) y regular las certificaciones energéticas de los alojamientos turísticos.
    • Promover planes de movilidad sostenible en zonas turísticas, así como un plan específico de incentivos para la rehabilitación energética de viviendas turísticas.
    • Crear un Observatorio de sostenibilidad y turismo que cuente con la participación de todos los agentes implicados en el sector, con el objetivo de evaluar los impactos del cambio climático en áreas vulnerables, como zonas costeras, islas y zonas de montañas, así como en el patrimonio cultural; y proponer nuevos modelos de gestión para optimizar su adaptación.
    • Impulsar las certificaciones de calidad turística como la del Global Sustainable Tourism Council, las reservas Starlight, o la marca Municipios Cero Emisiones. También se desarrollarán planes de promoción internacional del turismo rural y de naturaleza, a través de Turespaña.
    • Crear un centro de investigación para la innovación turística en materia de sostenibilidad, que ofrezca nuevos productos turísticos vinculados a la observación y al disfrute de nuestros recursos naturales y culturales.

EQUO propone que la rehabilitación del barrio del Figueroa incluya actuaciones contra el cambio climático

La formación aplaude la iniciativa de la asociación de vecinos e insta a la Junta y el Ayuntamiento a apoyarla con medidas que vayan más allá de un simple “lavado de cara”, mejorando la eficiencia energética de los edificios y el arbolado de la zona.

EQUO Córdoba ha reclamado este lunes máxima atención de las administraciones autonómica y local a la propuesta de rehabilitación integral del Parque Figueroa, conforme ha propuesto la asociación de vecinos de este barrio de la capital cordobesa.

Así se ha pronunciado el coportavoz del partido en Córdoba, Salustiano Luque, que ha destacado que el barrio del Figueroa fue en su momento un modelo de diseño urbanístico en cuanto a su estructura en torno a un espacio de servicios comunes y convivencia, pensado para las personas en su dimensión social y peatonal. En este sentido, ha señalado que “ya representa la tipología de barriadas que defendemos para las ciudades aunque, evidentemente, con el paso del tiempo está muy necesitada de recuperación y mejora mediante un plan que no solo reactivará la vida social y económica del barrio sino que permitirá crear empleo en el sector de la construcción y auxiliares, tan necesario en Córdoba”.

Por eso, la formación ecologista ha instado a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Córdoba a cerrar con diligencia un acuerdo con la asociación de vecinos que permita poner en marcha sin dilaciones esta rehabilitación integral, con actuaciones que tengan visión de futuro desde una perspectiva verde. EQUO Córdoba reclama así que en los trabajos que se han puesto encima de la mesa se respete la estructura urbanística pero, más allá de la intervención que se ha planteado para mejorar las fachadas y azoteas, como un simple “lavado de cara”, se acometa un proyecto más ambicioso, que contemple la habilitación de nuevos espacios verdes de esparcimiento, el aumento del arbolado que provea de más sombra, y acciones en materia de eficiencia energética en los inmuebles. Así, por ejemplo, se podría subvencionar la instalación de placas solares para calentar agua, así como el cambio de ventanas y cierres que garanticen un buen aislamiento de los edificios que aún no hayan ejecutado este tipo de mejoras.

portavoces EQUOCórdoba

“Creemos que las Administraciones públicas, que ya se han reunido con los vecinos y han mostrado su predisposición a contribuir con la rehabilitación del barrio, deberían tener muy presentes este tipo de actuaciones, para que siga siendo un ejemplo a seguir en otras zonas de Córdoba y para otras ciudades”, ha manifestado la también coportavoz de la formación, Ana María Carnero, destacando la oportunidad que representa para “seguir caminando hacia un modelo de ciudad nuevo, más amable y diseñado pensando en las personas que la habitan, en el aprovechamiento de los recursos y la lucha contra el cambio climático”.

 

EQUO lanza un reto a la ciudadanía en el Día Mundial del Medio Ambiente

La celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, 5 de Junio, debería ser una invitación a reflexionar sobre la destrucción sistemática de los recursos naturales del planeta así como la más que probable realidad de que si continuamos en esta línea nuestros nietos difícilmente puedan celebrar en el futuro algún día mundial de algo. Sin pretender hacer un uso partidista de la celebración ni caer en el catastrofismo, se hace patente a ojos del cualquiera medianamente informado que la única herramienta que tenemos en nuestras manos para intentar detener la urgencia social y la emergencia ambiental planetaria en que estamos inmersos, es la ecología política, teoría y práctica económica, política y social que, no ya solo España, sino la humanidad necesita en este siglo XXI.

dia medioambiente

No existen recetas mágicas, ni soluciones perfectas pero, ante la acción humana que sigue presionando el botón rojo con sus demoledores efectos: contaminación, cambio climático, agotamiento de recursos energéticos y naturales, destrucción de la diversidad de la biosfera, etc., EQUO propone pulsar el botón verde de la democracia horizontal, el contacto permanente con la ciudadanía, la cooperación entre todos y todas para alcanzar a comprender, como primer objetivo, que nuestra única y verdadera patria es el Planeta.

Según manifestó recientemente Salustiano Luque, portavoz de EQUO CÓRDOBA, “No podemos demorar más tiempo la toma de decisión. Existen caminos que podemos transitar y que nos alejarían de esta sociedad consumista al dictado de los mercados que nos conduce irremediablemente a la falta de democracia, al sufrimiento de los más débiles que diariamente se multiplican exponencialmente, a la pérdida de derechos o al resurgimiento de voces intolerantes, fascistas y xenófobas. Tenemos que romper esta burbuja que nos va a acabar asfixiando pero para ello debemos empujar todos o al menos muchos. Las siglas, los intereses partidistas, las clarísimas evidencias de las conexiones entre el poder económico y la política son el lastre que debemos soltar para pactar entre todos y todas nuestra hoja de ruta común y esa hoja será verde o no tendrá futuro”.

El empeño y las energías desplegadas por EQUO en la cooperación política con otras fuerzas que pretenden reorientar las políticas económicas, sociales y ambientales son, a la vez que una muestra de nuestra determinación por, desde la instituciones, aportar nuestras soluciones y nuestro modo igualitario, abierto y transparente de trabajar; un mensaje directo a la ciudadanía: estamos obligados a cooperar. Frente al individualismo extremo alimentando por el capitalismo orquestemos la organización y cooperación horizontal sustentada en unos pilares básicos como el cambio del modelo energético y productivo (crearemos empleo, mejoraremos nuestra salud y detendremos la destrucción del planeta). Como la transición hacia un modelo político realmente democrático donde la libertad, la transparencia y la toma de decisiones tenga como única referencia las necesidades e intereses de la ciudadanía o como un modelo social donde el respeto de los derechos humanos de todos y cada uno de los habitantes del planeta sea el artículo uno e inviolable de la constitución mundial.

“En Córdoba, nuestra ciudad, tenemos mucho trabajo por hacer”, en palabras de Ana María Carnero, portavoz provincial de EQUO CÓRDOBA: “Desde los retos inmediatos como, por ejemplo, la paralización definitiva de la incineración de los residuos en la cementera Cosmos, a retos a medio plazo como la articulación de una ciudad con menos coches y más transporte sostenible y, finalmente, los retos definitivos como la apuesta por una Córdoba con energías renovables, por un turismo sostenible, sensato y consecuente con las necesidades de los empresarios a la vez que respetuoso con el casco histórico, sus vecinos y los trabajadores del sector. Con unas instituciones públicas que hagan políticas ciudadanas en sus licitaciones públicas y no negocios al mejor postor. Con una firme apuesta por el comercio local, por un urbanismo integrador, etc.”

EQUO emplaza al Ayuntamiento a liderar el cambio de modelo energético con la implicación de la ciudadanía

EQUO Córdoba reclama al Ayuntamiento que contribuya a propiciar un cambio de modelo energético desde lo local y con la implicación de la ciudadanía. Es absolutamente necesario que las políticas municipales aborden con urgencia y faciliten la transición hacia un nuevo modelo energético. Los motivos son varios y evidentes: se crearían nuevos puestos de trabajo, se produciría un ahorro significativo en la factura de la luz, comenzaríamos a tomar medidas contra el cambio climático, mejoraría la salud de los cordobeses y cordobesas y, finalmente, pondríamos nuestro grano de arena para paliar la destrucción de los limitados recursos del planeta.

A su vez, la administración local no debe permanecer ajena a la pobreza energética que sigue incrementando la brecha de la desigualdad social. Para ello deben tomarse medidas urgentes, valientes y factibles que nos orienten a la construcción de un modelo sostenible para todos y todas.

Las abultadas facturas energéticas del Ayuntamiento de Córdoba, por el consumo de alumbrado público, edificios y empresas municipales, centros escolares de enseñanza infantil y primaria, cuyo mantenimiento depende de las corporaciones locales, pueden verse reducidas si desde lo local apostamos por ese cambio del modelo energético que además incidiría radicalmente en la recuperación de la economía y del empleo.

Una adecuada gestión municipal puede afrontar todas estas realidades mediante planes de eficiencia y ahorro energético, pero también gestionando el origen de la energía que consume, tanto decidiendo las fuentes renovables de generación  como las entidades que la proporcionan.

Para Pepe Larios coordinador del grupo de Energía de EQUO “las nuevas fuentes renovables originan más empleo que las convencionales, desarrollan la economía local y nos liberan de la importación de combustibles fósiles”. Añade además que “los municipios por el cambio tienen, así, herramientas en sus manos para avanzar en la soberanía energética democrática, de producción descentralizada. Opciones jurídicas para el desarrollo de estas propuestas existen como son las cooperativas de servicios públicos mediante las que la ciudadanía puede participar en el desarrollo de estas alternativas. Bienestar,  energía, economía, democracia, ecología y empleo son frutos que este modelo de producción y gestión nos ofrece y a lo que no sería racional renunciar”.

Ana María Carnero, portavoz provincial de EQUO comenta “que tenemos el ejemplo de buenas experiencias, como Rubí (Barcelona), Rivas (Madrid), Barcelona, y otras poblaciones donde EQUO gobierna como en Puerto Real (Cádiz) con el proyecto “Luce Puerto Real”, que hacen avanzar hacia una cultura de la participación transmitiendo herramientas a la ciudadanía para generar nuevos hábitos de consumo que logren transformar el modelo de ciudad. Los municipios por el cambio tienen, así, herramientas en sus manos para avanzar en la soberanía energética democrática, de producción descentralizada”. Asimismo afirma que “una firme apuesta política, la participación ciudadana para que un cambio de gobierno no haga perder el proyecto, la implicación del equipo técnico, escuelas, Universidad, empresas y comercio así como más sentido común y nuevos hábitos permitirán ahorro y eficiencia energética”.

energia

EQUO pide al Gobierno Municipal a que lidere decididamente y sin demora el cambio de modelo energético e invita a toda la ciudadanía, y colectivos de la ciudad a participar en las Jornadas Energéticas que tendrán lugar el jueves 19 y viernes 20 en el Centro de Educación Ambiental con la participación de miembros y expertos en energía de EQUO. La energía es clave y los cambios se producen desde abajo con la participación de los vecinos y vecinas.

EQUO reclama que se tome en serio la lucha contra el cambio climático

Hoy se firma en Nueva York el acuerdo al que se llegó el pasado mes de diciembre en París sobre la reducción de las emisiones de CO2; el acuerdo será ratificado por más de 160 países, incluido España, y posteriormente los objetivos nacionales tendrán que ser aprobados por los parlamentos nacionales de los países. EQUO, insta al gobierno a cumplir sus compromisos en la lucha contra el cambio climático y a transversalizarla en las políticas públicas.

Para Juantxo López de Uralde, coportavoz de EQUO, “el tiempo de las palabras ha pasado. La lucha por la Tierra necesita de acciones concretas capaces de generar cambios globales. No hay tiempo que perder;  es hora de tomarse en serio unas políticas más limpias en todos los ámbitos si realmente se quiere plantar cara a una de las amenazas del siglo XXI”.

tierra

Hasta ahora estos compromisos no se han tomado en serio y no se han adoptado medidas eficaces; el Observatorio de la Sostenibilidad mostraba en un informe que las emisiones en España en 2015 habrían aumentado  un 4% respecto a 2014; sin embargo el  Inventario Nacional de Emisiones, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Alimentación aún no ha publicado los datos relativos a 2015.

Consideramos el acuerdo de París un paso más hacia delante en la adopción de un modelo productivo sostenible y el mecanismo para impulsar la verdadera batalla política y social contra el cambio climático que los verdes llevamos años liderando.

En palabras de Rosa Martínez, coportavoz de EQUO,  “es muy significativo que hoy día de la tierra sea la fecha elegida para la firma del acuerdo del clima de París. Este acuerdo es la guía y la oportunidad que tenemos para que los gestos y actitudes de millones de personas en el mundo se conviertan en políticas. Se abre un nuevo horizonte y todas debemos remar en esta dirección porque cuidar de la tierra es cuidar de los derechos y el bienestar de las personas”.

Es imprescindible que la agenda incorpore políticas verdes como una prioridad;  ya que las consecuencias de no hacerlo tendrá un impacto no sólo en la salud y el bienestar de las personas, sino en muchos sectores económicos como la agricultura o el turismo que se verán gravemente afectados, hasta el punto que puede comprometer su viabilidad a medio plazo en algunas regiones.

Florent Marcellesi, diputado en el Parlamento Europeo, se muestra convencido de que “con COP21 dejamos atrás el tiempo de las energías sucias, y del despilfarro, y abrazamos la era de la energía limpia respetuosa con el clima y en favor del bienestar de las personas. El acuerdo de París marca sin duda el camino a seguir, un vía de no retorno hacia otro modelo mucho más sostenible”.

Desde EQUO, a través de nuestra presencia en las instituciones locales, en el Congreso y en el Parlamento Europeo estamos proponiendo fórmulas para evitarlo: una transición hacia una economía sin emisiones contaminantes, 100% renovable, que apueste por empleos en sectores limpios e innovadores y un modelo productivo que tenga en cuenta el bienestar de las personas y del entorno donde habitamos.