EQUO reclama medidas urgentes contra la contaminación atmosférica en la capital y la provincia

El partido verde pide a Ayuntamientos y a la Diputación que establezcan medidas a corto plazo de reducción de la polución mientras se elaboran planes integrales

EQUO entiende que la reducción del tráfico rodado es la primera y más importante medida a tomar, como el ejemplo de Madrid está demostrando

Tras conocerse en un estudio la presencia de varios municipios cordobeses entre los más afectados por la contaminación atmosférica y con un mayor riesgo de sufrir cánceres, EQUO ha reiterado sus llamamientos a actuar contra las fuentes de dicha polución, especialmente el tráfico rodado. En concreto, exige valentía a las distintas administraciones para desarrollar medidas de calmado del tráfico, así como la reducción del mismo. El partido verde pone como ejemplo a seguir la actuación del Ayuntamiento de Madrid, donde la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, perteneciente a EQUO, ha implementado medidas de restricción al tráfico en episodios de alta contaminación como la prohibición de entrada a la zona centro salvo residentes, al tiempo que se abordaban medidas estructurales que hace poco parecían imposibles, como la práctica eliminación del tráfico en la Gran Vía.

Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba, afirma que “el tráfico rodado es el gran problema de salud de muchas de nuestras ciudades y pueblos, o lo será, y debemos actuar de forma valiente y decidida para solucionarlo. Es imprescindible dejar de invertir en infraestructuras para coches, como aparcamientos o circunvalaciones, y apostar de forma decidida por el transporte público colectivo, la bicicleta y la movilidad peatonal. Esto supone hacer más atractivas estas alternativas que usar el vehículo privado para los desplazamientos urbanos. Tenemos que empezar a asumir que el usar el coche de forma ilimitada en la ciudad es un comportamiento del pasado, nocivo para el conjunto de la población y que debe irse abandonando”.

En numerosas ocasiones, la formación ecologista ha planteado diversas medidas para reducir y limitar el tráfico rodado en Córdoba y otras localidades, como ampliar las zonas peatonales fuera del centro comercial, establecer como norma general zonas de velocidad 20 y 30, multiplicar los pasos de cebra sobreelevados, descartar el cierre de la Ronda Norte o impulsar de forma real y decidida el uso de la bicicleta, con un verdadero sistema de préstamo de bicis o ampliar la red de carriles bici, que debería doblar o triplicar su extensión.

Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO, señala por su parte que “la política urbanística y de movilidad de nuestras ciudades y pueblos sufre desde hace muchos años de una inconsistencia que provoca problemas. En concreto, en Córdoba estamos acostumbrados a ver en los medios de comunicación anuncios de planes o actuaciones que luego se guardan en un cajón, como las supermanzanas, o apuestas por ocurrencias más o menos bien intencionadas pero que no han tenido una planificación adecuada para integrarlas en la idea de ciudad que se pretende. Todo ello unido a una idea de peatonalización que prioriza las zonas comerciales por delante de otras calles que lo necesitan más por sufrir una accesibilidad incompatible con el tráfico”.

EQUO Córdoba reclama más visión integral de la ciudad y de su movilidad a la hora de planificar peatonalizaciones o cualquier otra actuación urbanística. Las restricciones del tráfico deben redundar en una mejora para peatones, bicicletas y transporte público, aliados para conseguir una movilidad más sostenible y un aire menos contaminado en nuestra ciudad.

Deja una respuesta