EQUO celebra que instituciones públicas retiren sus subvenciones a la tauromaquia

La formación ecologista lamenta que en la provincia de Córdoba todavía sean muchos los Ayuntamientos que colaboren, patrocinen y difundan la tauromaquia y el uso de animales en fiestas y festejos populares

EQUO se ha congratulado este sábado de que cada vez sean más las instituciones públicas que deciden retirar sus ayudas a la tauromaquia, con lo que “el fin de este cruel espectáculo se acerca”. La formación siempre se ha opuesto –y así lo ha reclamado en las distintas instituciones en las que tiene presencia- a que se destinen fondos públicos a cualquier tipo de espectáculo en el que se maltrate a los animales, y especialmente a la tauromaquia.

En este sentido, EQUO defiende que “por más que haya quien insista, afortunadamente la tauromaquia cuenta con un gran rechazo social, por lo que nunca sería capaz de sobrevivir sin ayudas públicas. La retirada de éstas será su fin”, han señalado desde la formación, poniendo como ejemplo la Escuela Taurina de Jerez, cuya supervivencia se encuentra ahora cuestionada tras anunciar el Ayuntamiento la retirada de los fondos que le inyectaba anualmente.

Es a eso hacia lo que tenemos que caminar en una sociedad como la nuestra, que se supone avanzada, para frenar iniciativas como las que se promueven en estos días en Córdoba, donde se invita a los niños menores de 14 años a asistir gratis a las corridas, una estrategia cruel no sólo con los animales, sino también con los menores a los que se hará presenciar este dantesco espectáculo. El portavoz provincial de EQUO, Salustiano Luque, pone de manifiesto que “el Comité de los Derechos del Niño ha instado a varios países a modificar sus legislaciones para que los menores no participen ni asistan a corridas de toros y demás espectáculos taurinos. Con esta postura, la ONU consolida su posición respecto a la vulneración de Derechos del Niño que implica la Tauromaquia. Asimismo defiende la abolición del uso de animales en fiestas y festejos populares y la prohibición de políticas municipales que subvencionen dichas actividades”.

Poco a poco, de forma lenta y dolorosa, así está muriendo la tauromaquia en Andalucía. Es la forma en la que merece morir este espectáculo cruento e inhumano que cada año pierde espectáculos y espectadores. Son ya casi 100.000 las personas que han dejado de ir a los festejos en Andalucía. Y son prácticamente la mitad de festejos, un 47% menos, los que se celebran en Andalucía con respecto a hace un año.

Ana María Carnero, portavoz de EQUO Córdoba  comenta que “es necesario que las instituciones retiren su apoyo a la tauromaquia. De hecho exigimos que lo hagan todas con el convencimiento de que sin fondos públicos este cruel espectáculo es insostenible, pues afortunadamente es cada vez mayor el rechazo social que despiertan. Los animales necesitan políticas de protección y bienestar animal y desde las instituciones públicas deben de ser defendidas. Por ello, es necesario que Ayuntamientos, Diputación y Junta de Andalucía abandonen las actuaciones que llevan a cabo en la actualidad por otras más acordes con el bienestar y la protección animal”.

EQUO ha aprovechado para solicitar a la Junta de Andalucía que se sume a las instituciones que han dejado de subvencionar la tauromaquia y retire, por ejemplo, las ayudas a los ciclos de novilladas que viene celebrando en distintos municipios de nuestra región la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas ‘Pedro Romero’; o elimine de la parrillla de la televisión pública andaluza la retransmisión de las corridas, que llega a hacerse en horario infantil.

Deja una respuesta