EQUO hace balance de su presencia en las instituciones con la campaña ‘Dos años en verde’

La formación verde cuenta con una red de más de 120 cargos electos y se reafirma como alternativa verde a las políticas de discriminación, los recortes y corrupción.

 Reivindica el papel de la ecología política como voz diferenciada y complementaria en las confluencias con las que comparte trabajo y objetivos comunes.

Este miércoles se cumplen dos años de la llegada de EQUO a las instituciones en las elecciones autonómicas y municipales de 2015. Con motivo de este aniversario, EQUO presenta ‘Dos años en verde’ una campaña para hacer balance de los procesos de confluencias tras las elecciones del 24M, visibilizar el trabajo de su Red de Cargos Verdes y las iniciativas políticas que llevan a cabo en municipios, ciudades y regiones.

Tras las elecciones del 24M, EQUO logró representación – tanto en confluencia como en solitario- en numerosos entes locales  y Parlamentos autonómicos. La formación cuenta en esta legislatura con 122 cargos electos a todos los niveles, una representación sin precedentes en la historia del ecologismo político en España, que constituye una poderosa herramienta para llevar adelante las propuestas políticas del partido verde.

El trabajo durante estos dos años se ha centrado en temáticas muy diversas con el objetivo común de construir ciudades sanas, sostenibles en las que los derechos de todas las personas se vean asegurados: Desde proyectos para impulsar la energía limpia y renovable y combatir la pobreza energética hasta lograr una movilidad más sostenible y menos contaminante.

Los concejales y concejalas también han impulsado auditorías, comisiones de investigación o la inclusión de cláusulas de contratación responsables, que contribuyan a tener unas instituciones más limpias y democráticas. También se ha trabajado para garantizar el bienestar y protección de los animales con iniciativas como la prohibición de circos con animales, la eliminación de subvenciones a la tauromaquia, el sacrificio cero, más recursos para los refugios, formación de voluntarios para gestión de colonias felinas, etc.

Las mejoras en accesibilidad o la planificación de caminos escolares seguros también han centrado la labor de los cargos verdes, así como la presentación de mociones sobre diversidad o la elaboración de protocolos contra la violencia machista y LGTBIfóbica.

La actuación desde lo local para contribuir a objetivos globales también ha sido muy destacada, como las iniciativas para ser ciudades refugio o la declaración de municipios libres de TTIP o CETA.

Por último destacar, la formación verde destaca el trabajo colaborativo en el marco de las confluencias y coaliciones, y el contacto constante con la sociedad civil y la ciudadanía a través de encuentros y reuniones.

Deja una respuesta