EQUO lamenta el veto del PP a la proposición de Ley para prohibir el fracking

Córdoba es una de las zonas afectadas por estas técnicas a pesar de haber sido declarada por la Diputación y algunos municipios de la provincia como “territorio libre de fracking” hace años

La coportavoz de EQUO y diputada en el Congreso, Rosa Martínez, ha criticado duramente este nuevo veto del Gobierno en materia energética a la Proposición de Ley presentada para la prohibición del uso de la fractura hidráulica, más conocida como fracking.

La proposición de ley vetada solicitaba la prohibición en base al principio de precaución, ya que cada vez son más los estudios científicos que demuestran los perjuicios y riesgos de esta técnica para la salud humana, la contaminación de los recursos hídricos y el aire. Además, en 2014, veinte partidos políticos firmaron un compromiso impulsado por la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético para prohibir el fracking, por lo que el Congreso hoy tiene la mayoría suficiente como para que esta ley salga adelante. Nuevamente, los motivos que argumenta el ejecutivo son económicos, según se desprende del informe emitido por el Gobierno, al esgrimir la vulneración de su competencia en materia presupuestaria, al presuponer que pueda producirse una disminución de los ingresos fiscales.

El Gobierno argumenta, sin ninguna base jurídica, que la prohibición del fracking puede derivar en la demanda de responsabilidad patrimonial de las empresas titulares de permisos de exploración. Sin embargo, la Propuesta de Ley no prohíbe explotar los recursos, prohíbe hacerlo con una técnica determinada que en ningún momento se especifica en los permisos de investigación concedidos. De la misma manera, la propuesta no extingue los permisos, por lo que el estado seguiría cobrando el canon de superficie mientras estos se mantengan en vigor formalmente.

“Este nuevo veto confirma la estrategia del gobierno de bloquear cualquier iniciativa legislativa de la oposición. Primero se inventan el impacto económico de la medida y luego se extralimitan en la aplicación de su competencia presupuestaria. Es la tercera ley en materia energética que vetan con argumentos económicos y jurídicos inexactos, lo que demuestra que no tienen ninguna intención de que el debate sobre el modelo energético llegue al Congreso y por tanto a la ciudadanía. Por nuestra parte seguiremos presentando todas las leyes que consideramos necesarias para cambiar el modelo energético, dejando en evidencia la estrategia de mantener a toda costa el legado energético del Sr. Soria frenando a las renovables y basado en las energías sucias” ha declarado Rosa Martínez, portavoz adjunta en la comisión de energía.

El grupo parlamentario va a elevar un escrito a la Mesa del Congreso solicitando que levante el veto del gobierno tal y como hizo con la propuesta de ley para derogar el Impuesto al Sol y pedirá un informe a la oficina presupuestaria del Congreso de los Diputados

En la actualidad, según fuentes del propio Ministerio hay más de 30 permisos de investigación de yacimientos de hidrocarburos concedidos por el ministerio de Energía, Turismo y Agenda digital, y más de una veintena de permisos solicitados. Sin embargo, las empresas no están obligadas a decir si emplearán o no técnicas de fracking hasta que se perfora el pozo. Las principales zonas afectadas son Cantabria, País Vasco, Cataluña, Burgos; pero también zonas doblemente sensibles por su escasez de agua como Murcia, Albacete, Jaén o Córdoba.

Salustiano Luque, coportavoz provincial de EQUO, comenta que “ya en 2013 EQUO Córdoba realizó una campaña contra el fracking y presentó mociones por una Provincia libre de fracking en Diputación y ayuntamientos afectados. El pleno de la Diputación declaró la provincia de Córdoba territorio libre de fracking, así como los Ayuntamientos de Palma del Río y Montoro rechazaron de una forma rotunda las actividades de fracturación hidráulica en sus municipios. Lamenta que tanto el Gobierno de la Junta de Andalucía como el Gobierno Central del PP apuesten por estás técnicas y espera que cambien de opinión descartando y rechazando definitivamente la extracción de gas pizarra mediante técnicas de fracturación hidráulica ya que supone un riesgo elevado para las personas y el medioambiente. La posibilidad de contaminación de acuíferos es elevada y eso tendría repercusiones en la salud de las personas y en la economía provincial afectando a la agricultura y la ganadería dos sectores fundamentales de nuestra provincia”. Añade además que “es imprescindible abandonar los combustibles fósiles e ir avanzando hacia un nuevo modelo energético, modelo limpio y eficiente basado en el sol”.

Córdoba es una de las zonas afectadas por estas técnicas a pesar de haber sido declarada por la Diputación y algunos municipios de la provincia como “territorio libre de fracking” hace años

La coportavoz de EQUO y diputada en el Congreso, Rosa Martínez, ha criticado duramente este nuevo veto del Gobierno en materia energética a la Proposición de Ley presentada para la prohibición del uso de la fractura hidráulica, más conocida como fracking.

La proposición de ley vetada solicitaba la prohibición en base al principio de precaución, ya que cada vez son más los estudios científicos que demuestran los perjuicios y riesgos de esta técnica para la salud humana, la contaminación de los recursos hídricos y el aire. Además, en 2014, veinte partidos políticos firmaron un compromiso impulsado por la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético para prohibir el fracking, por lo que el Congreso hoy tiene la mayoría suficiente como para que esta ley salga adelante. Nuevamente, los motivos que argumenta el ejecutivo son económicos, según se desprende del informe emitido por el Gobierno, al esgrimir la vulneración de su competencia en materia presupuestaria, al presuponer que pueda producirse una disminución de los ingresos fiscales.

El Gobierno argumenta, sin ninguna base jurídica, que la prohibición del fracking puede derivar en la demanda de responsabilidad patrimonial de las empresas titulares de permisos de exploración. Sin embargo, la Propuesta de Ley no prohíbe explotar los recursos, prohíbe hacerlo con una técnica determinada que en ningún momento se especifica en los permisos de investigación concedidos. De la misma manera, la propuesta no extingue los permisos, por lo que el estado seguiría cobrando el canon de superficie mientras estos se mantengan en vigor formalmente.

“Este nuevo veto confirma la estrategia del gobierno de bloquear cualquier iniciativa legislativa de la oposición. Primero se inventan el impacto económico de la medida y luego se extralimitan en la aplicación de su competencia presupuestaria. Es la tercera ley en materia energética que vetan con argumentos económicos y jurídicos inexactos, lo que demuestra que no tienen ninguna intención de que el debate sobre el modelo energético llegue al Congreso y por tanto a la ciudadanía. Por nuestra parte seguiremos presentando todas las leyes que consideramos necesarias para cambiar el modelo energético, dejando en evidencia la estrategia de mantener a toda costa el legado energético del Sr. Soria frenando a las renovables y basado en las energías sucias” ha declarado Rosa Martínez, portavoz adjunta en la comisión de energía.

El grupo parlamentario va a elevar un escrito a la Mesa del Congreso solicitando que levante el veto del gobierno tal y como hizo con la propuesta de ley para derogar el Impuesto al Sol y pedirá un informe a la oficina presupuestaria del Congreso de los Diputados

En la actualidad, según fuentes del propio Ministerio hay más de 30 permisos de investigación de yacimientos de hidrocarburos concedidos por el ministerio de Energía, Turismo y Agenda digital, y más de una veintena de permisos solicitados. Sin embargo, las empresas no están obligadas a decir si emplearán o no técnicas de fracking hasta que se perfora el pozo. Las principales zonas afectadas son Cantabria, País Vasco, Cataluña, Burgos; pero también zonas doblemente sensibles por su escasez de agua como Murcia, Albacete, Jaén o Córdoba.

Salustiano Luque, coportavoz provincial de EQUO, comenta que “ya en 2013 EQUO Córdoba realizó una campaña contra el fracking y presentó mociones por una Provincia libre de fracking en Diputación y ayuntamientos afectados. El pleno de la Diputación declaró la provincia de Córdoba territorio libre de fracking, así como los Ayuntamientos de Palma del Río y Montoro rechazaron de una forma rotunda las actividades de fracturación hidráulica en sus municipios. Lamenta que tanto el Gobierno de la Junta de Andalucía como el Gobierno Central del PP apuesten por estás técnicas y espera que cambien de opinión descartando y rechazando definitivamente la extracción de gas pizarra mediante técnicas de fracturación hidráulica ya que supone un riesgo elevado para las personas y el medioambiente. La posibilidad de contaminación de acuíferos es elevada y eso tendría repercusiones en la salud de las personas y en la economía provincial afectando a la agricultura y la ganadería dos sectores fundamentales de nuestra provincia”. Añade además que “es imprescindible abandonar los combustibles fósiles e ir avanzando hacia un nuevo modelo energético, modelo limpio y eficiente basado en el sol”.

Deja una respuesta