EQUO considera un despropósito y un despilfarro la nueva ampliación del aeropuerto

El partido verde no comprende que se siga tirando dinero en una infraestructura sin sentido, como ya advirtió el Tribunal de Cuentas europeo, que puso el aeropuerto de Córdoba como ejemplo de derroche

“Parece que hay personas en el gobierno que no han aprendido nada del ruinoso gasto en infraestructuras inútiles anterior a la crisis”

EQUO expresa de la forma más rotunda su incredulidad y rechazo al anuncio del subdelegado de gobierno de una nueva ampliación de la pista del aeropuerto de Córdoba. La formación verde no puede comprender que se sigan tirando cuantiosos fondos públicos a una instalación sin sentido comercial o social, como, por desgracia, sucede con numerosos aeropuertos vacios o semivacios, cómo los de Lérida, Huesca, Murcia o Badajoz, entre otros muchos casos.

Según Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO, “Es increíble que se produzca un anuncio de tono triunfalista como este cuando en realidad se trata de seguir quemando dinero de toda la ciudadanía para que un puñado de altos cargos se puedan seguir colgando medallas inmerecidas por hacer algo por nuestra ciudad y provincia. La realidad es que llevamos cerca de 100 millones de euros gastados en una infraestructura que ya hace dos años la UE puso como ejemplo de derroche, ya que su único uso, actual y previsiblemente futuro, es para aviones privados, gubernamentales y de recreo, con menos de 7000 viajeros en 2014. Eso supone más de 12.000 euros por viajero y se quiere aumentar esa cuenta”.

EQUO recuerda que todos los estudios coinciden en la falta de sentido de ampliar un aeropuerto que tiene dos instalaciones de gran tamaño como Sevilla y Málaga a menos de dos horas. Para la formación verde, el único objetivo real es político, ya que permite aparecer al Partido Popular y al gobierno como eficaces “conseguidores” para la ciudad y la provincia.

En palabras del coportavoz de EQUO Córdoba, Salustiano Luque, “Mejor sería mejorar las comunicaciones con los aeropuertos de Sevilla y Málaga y destinar esos fondos al mantenimiento de las infraestructuras viarias y ferroviarias de la provincia que seguir despilfarrando el dinero público”.

El partido verde recuerda que el aeropuerto está situado en zona inundable y rodeado de viviendas ilegales y que estas circunstancias suponen una dificultad adicional para dotar de rentabilidad social y económica a dicha instalación.

Deja una respuesta