EQUO anima a la ciudadanía para que realice sus compras de modo responsable

Ante la llegada del Viernes Negro, BlackFriday, práctica importada de EEUU a Europa, desde EQUO animamos a la ciudadanía para que realice sus compras de modo responsable. Consideramos que el consumo responsable es una herramienta transformadora para el cambio y por ello, para encaminar nuestros pasos hacia esa necesaria transición económica y social. Por eso os proponemos una serie de recomendaciones y reflexiones a la hora de realizar las compras, sobre todo, en días como estos donde se hace un consumo masivo.

green-day
Siete consejos para pasar del Black Friday a un Green Friday:
1. Intentar consumir productos producidos en nuestro entorno más cercano.
2. Apoyar al pequeño comercio y las tiendas de barrio: favorecen la economía local, la riqueza compartida y promueven las relaciones humanas.
3. Elegir productos que promuevan valores positivos y evita aquellos que fomenten valores sexistas, violentos etc…
4. Evitar multinacionales, grandes cadenas, grandes superficies… acumulan poder y riqueza y promueven en consumo excesivo.
5. Reflexión sobre la necesidad de adquirir productos ¿De verdad lo necesitas?
6. ¿Sabes de dónde viene el producto y cómo lo han producido? Antes de comprar piensa en proceso de producción del producto (fabricante, lugar de producción, derechos laborales, materias primas, transporte, residuos, etc.) y busca alternativas sostenibles económicas, social y medioambientalmente.
7. Si puedes paga en metálico para evitar comisiones y favorecer al comerciante (un 2% del pago con tarjeta va al banco en concepto de comisión).
Con todo esto, EQUO invitamos a las personas consumidoras a pasar del BlackFriday al GreenFriday adquiriendo productos de forma responsable y sin olvidar una premisa; consumir menos es vivir mejor.
Además desde EQUO tenemos propuestas para impulsar un consumo más responsable y favorecer nuestros derechos como consumidores. Estas son algunas de ellas, pero encontrarás más en nuestro programa.
Desarrollaremos campañas de concienciación para eliminar los productos de usar y tirar, e impulsaremos un marco legal y fiscal que penalice la obsolescencia programada.
Aprobaremos políticas para reducir los residuos en origen: reducción de embalajes y reutilización de envases.
Exenciones fiscales a las cooperativas de consumo ecológico y comercio justo.
Regularemos el etiquetado de productos sostenibles, saludables y responsables.
Facilitaremos e impulsar la actividad de las Asociaciones de Personas Consumidoras.
Regularemos las vías de reclamación y demanda ante los servicios de atención al cliente, para que sean efectivas con plazos de respuesta breves y con un sistema de indemnizaciones disuasorias de las malas prácticas.
Fomentaremos el arbitraje de consumo.
Reformaremos las leyes para que las formas de intercambio mercantil se adapten a las características sensoriales y psicosociales de las diferentes y diversas personas consumidoras.

Deja una respuesta