EQUO denuncia el abandono de Medina Azahara y reclama a Rosa Aguilar que destine los fondos anunciados para la declaración de Patrimonio de la Humanidad a mantenimiento, vigilancia y restauración

La formación ecologista recuerda que el problema de las goteras empeora, aumentan las averías en el museo y se ha reducido el personal de vigilancia, sustituyéndolo por empresas privadas de forma creciente.

EQUO considera que el anuncio hecho por la Consejera de Cultura de destinar 1,2 millones de euros a la candidatura del yacimiento omeya a Patrimonio de la Humanidad es una operación cosmética que incide más en los titulares, a mayor gloria de la Sra. Aguilar, que en el penoso estado del yacimiento islámico más importante de Europa. Igualmente reclama que se dedique esos fondos a cubrir las numerosas deficiencias y carencias que acumula Medina Azahara.

“Un visitante que entre en el Museo de  Medina Azahara hoy encontrará numerosas pantallas y dispositivos didácticos del museo apagados por avería, tendrá que sortear papeleras puestas para recoger el agua de las goteras, verá urinarios clausurados por roturas. Al subir al yacimiento, la mitad de los paneles informativos están tan deteriorados que no informan y el Salón Rico sigue cerrado a cal y canto tras casi una década de trabajos. Es lamentable” ha declarado Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba. “Es necesario resolver esos problemas antes de ponerse a planificar distinciones de la UNESCO que se buscan como gancho turístico y para que la supuesta responsable de tutelar y proteger el patrimonio se pueda colgar una medalla.”

coportavoces-cordoba-3

Por su parte, Ana María Carnero, coportavoz provincial del partido verde, ha añadido “la Junta lleva años recortando en personal. No sólo hay un número cada vez más reducido de vigilantes en el yacimiento, con el riesgo para el patrimonio y la seguridad de los visitantes que eso supone, sino que se está produciendo un proceso silencioso y continuo de privatización del Conjunto Arqueológico. No sólo el restaurante es gestionado por una empresa privada. Limpieza, seguridad y atención al público en algunas zonas del museo son llevadas por empresas, que han ido sustituyendo a personal de la Junta de Andalucía o de sus empresas públicas. Estos recortes y esta tendencia a la privatización tienen un efecto directo sobre el cuidado del patrimonio de tod@s y es contradictorio con los rimbombantes anuncios de la Consejera y el supuesto carácter de “izquierda” de las políticas de la Junta.”

EQUO denuncia también la incoherencia e hipocresía del PP. EQUO considera que Medina Azahara merece sin dudar un Patronato que potencie este yacimiento único en Europa, dotandolo de mayor autonomía y recursos. Sin embargo, como ya se ha dejado claro, son las drásticas políticas de austeridad impuestas por el PP las que impiden en primer lugar la creación de dicha figura de gestión.

EQUO reclama más dotación de personal en vigilancia y mantenimiento, así como un decidido impulso a la rehabilitación del Salón Rico para su reapertura al público junto con otros espacios ya restaurados como el Patio de los Pilares.

Deja una respuesta