EQUO pide la pacificación del tráfico en los municipios de la provincia y barrios de Córdoba en la Semana Europea de la Movilidad

El partido ecologista, en la Semana Europea de la Movilidad 2016, vuelve a solicitar la pacificación del tráfico en los barrios y municipios de la provincia de Córdoba para disminuir el número de accidentes y el mantenimiento de la segregación de los carriles bici en calles y avenidas de tráfico intenso.

Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO, señala que “la pacificación o calmado de tráfico no sólo minimiza la gravedad de los accidentes, sino que también genera cambios muy positivos en las calles de los barrios y pueblos con una mejora de la calidad de vida, reduce el nivel de ruido, se mejora la calidad del aire ya que se emiten menos gases minimizando las emisiones de CO2 y garantiza un flujo de tráfico constante con menos atascos y congestiones. Invita a la gente a pasear, a acompañar a los niños al colegio o dejar que vayan solos, impulsa el comercio local y recupera el espacio público como lugar de encuentro”.

Salustiano Luque, coportavoz de EQUO en Córdoba, afirma que “queremos barrios y municipios habitables, saludables y sostenibles que permitan la seguridad de los peatones y ciclistas y permitan a los escolares desplazarse a sus centros educativos con el menor riesgo posible. Las actuaciones en movilidad no deben ser puntuales sino a medio y largo plazo y que mejoren la seguridad. En EQUO estamos preocupados por la accidentabilidad y por eso pedimos que se tomen medidas para reducir la velocidad en las calles de los barrios y municipios de la provincia. Porque la velocidad sigue siendo el componente fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico”. Añade además que “hay municipios que lo han conseguido. Un ejemplo claro es Pontevedra que ha apostado decididamente por la movilidad sostenible y con un gran número de medidas entre las que se incluye la pacificación de las calles a 30 km/hora ha mejorado la vida de sus habitantes”.

30

EQUO recuerda que la velocidad no solo es un riesgo para el conductor o los ocupantes del vehículo, sino también en caso de atropello, ya que el riesgo de fallecimiento de un peatón está en función de la velocidad del vehículo. A partir de 80 km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en un atropello, a 60 km/h un impacto mata al 85% de los peatones, en cambio, a una velocidad de 30km/h el riesgo de muerte de un peatón atropellado se reduce al 10%.

EQUO solicita a todos los gobiernos municipales de la provincia que apuesten decididamente por la movilidad y la seguridad de los peatones y de las personas que se mueven en bicicleta para favorecer la transición de Córdoba y la provincia a unos municipios más saludables, habitables y sostenibles.

Deja una respuesta