1º de Mayo: Día Internacional de Huelga de Cuidados

En la huelga general del 29 de Marzo de 2012 los delantales ondeaban en los balcones de las casas, de esta forma las mujeres decían NO al poder patriarcal, querían que se visibilizaran los trabajos no remunerados en los espacios informales y en el hogar, querían poner en valor su dignidad, su libertad, se caminó hacia la huelga de cuidados del 14-N, se caminó hacia la percepción de las mujeres como sujetos.

El 1 de Mayo ha sido hasta la actualidad un día de androcentrismo hegemónico, los sindicatos tradicionales, los partidos políticos clásicos, basan sus lemas y reivindicaciones en un concepto de industrialización del trabajo, reivindicaciones hechas por y para hombres, sin tener intención de visibilizar el trabajo no remunerado que realizan las mujeres, el trabajo de cuidados y sin reclamar derechos laborales incidiendo en las mujeres según los diferentes estratos socioeconómicos a los que pertenecen, incidiendo en las mujeres migrantes.

Si nos referimos a los cuidados tenemos que hablar de los trabajos ocultos, quien trabaja, quien realiza las tareas del hogar, de la crianza, quien cuida de las personas mayores y no sólo a los propios progenitores, sino también a los padres/madres de la pareja hombre…cuidados que sustentan a un módico e irrisorio precio de “gratis” el sistema capitalista abocado al consumo desmesurado, a la colonización de los espacios del hogar, al sometimiento de las mujeres. Permitiendo a los hombres ocupar los espacios que han conquistado como suyos, desde la política, el ocio o el consumo; siendo ingratos con quienes les sustentan y permiten esa proyección social, sí, les permiten mientras las mujeres sigan siendo invisibles, tal como interesa ya que su coste monetario para el sistema capitalista es muy rentable, coste que obtiene inclusive plusvalías ya que en muchos casos estos cuidados no tienen remuneración económica y en otros sustituyen a los propios servicios públicos. En este sentido la economista Amaia Pérez Orozco, plantea la duda sobre si la Ley de Dependencia perpetúa el rol de las mujeres en los cuidados y en el hogar con “La prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales” que oscila entre los 300 € y 600 €, en vez de fomentar la administración una red de Servicios Públicos eficientes. No podemos olvidar al mismo tiempo, que en el caso de que las mujeres trabajen fuera de casa, tienen una doble jornada laboral donde tras terminar sus horas en el trabajo, tienen que continuar con su otra jornada no reconocida, invisible y gratuita en el hogar.

cuidados

¿Se puede hablar de regeneración democrática, de empoderamiento de las mujeres en los sindicatos tradicionales y por ende, desde esta transformación radical de los propios espacios sindicales, de una lucha por la equidad de los derechos laborales, sociales de las mujeres? Como muestra un botón para la autocrítica, U.G.T. se enfrentaba a una oportunidad única, había que sustituir a Cándido Méndez tras 22 años en el cargo como Secretario General de U.G.T., en este presente 2016 y malherido siglo XXI, dar un golpe en la mesa al capitalismo, ganar credibilidad, recuperar el espacio perdido de la calle, dar un paso al frente en la visibilización de las mujeres. Pero ante los ojos atónitos de la historia, vemos como los candidatos a suceder al saliente Secretario General son tres aspirantes hombres ¿ninguna mujer en la carrera sucesoria?

Por tanto si queremos que el 1 de Mayo sea un día de reivindicación laboral, de reivindicación frente al patriarcado capitalista, un día radical en sus propuestas y en sus formas, poniendo el acento en un modelo de vida sostenible, en el decrecimiento frente al consumo exacerbado; debemos hacerlo desde el ecofeminismo que fomenta la universalización de los valores de la ética del cuidado hacia los humanos, los animales y el resto de la Naturaleza, reivindicando la igualdad y la autonomía de las mujeres, oponiéndose a las prácticas de los patriarcados tanto tradicionales como contemporáneos.

Debe ser un día de celebración por la equidad y feminista, donde las soluciones a los retos que tenemos humanitarios, sociales, laborales pasen por la visibilización de las mujeres, por la revalorización y redistribución de los cuidados, donde las mujeres sean partícipes y protagonistas de sus propias reivindicaciones, liberándose de los espacios informales, del hogar, de los cuidados.

Justo se cumplen 130 años desde aquel 1 de Mayo de 1886, debemos recuperar el valor simbólico de este día, no podemos seguir saliendo a la calle de forma mecánica, con propuestas que no transforman, con actitudes que no anhelan un cambio profundo del sistema, mientras el poder patriarcal y el capitalismo se alían para obtener pingües beneficios teniendo como moneda de intercambio nuestros derechos fundamentales. Hagamos del 1 de Mayo, el Día de la Huelga de Cuidados, ondeemos de nuevo los delantales como banderas en los balcones, acudamos a la calle ataviados con escobas y fregonas, barramos el sistema neoliberal, limpiemos el androcentrismo hegemónico.

Diego Villagraz Fernández. Miembro de EQUO y Trabajador Social.

Deja una respuesta