EQUO advierte de la posible ilegalidad en la operación de la Ciudad Deportiva y reclama el máximo control

La formación política EQUO se muestra sorprendida ante la celeridad en los trámites urbanísticos realizados para la cesión del suelo acordado para la construcción de la Ciudad Deportiva del Córdoba Club de Fútbol.  EQUO ve un posible trato de favor en el hecho de que Urbanismo apruebe en sólo un mes la agrupación de todas las fincas que poseía en el llamado Parque del Canal en una misma parcela, teniendo en cuenta la larga espera que sufre cualquier ciudadano que plantee un trámite ante la Gerencia. EQUO pide al Ayuntamiento que recapacite antes de continuar con esta operación y al resto de partidos que extremen el control sobre la misma.

Foto: Diario Córdoba

Terrenos de la futura Ciudad Deportiva del Córdoba CF.             Foto: Diario Córdoba

Según  Pepa Bonilla, coportavoz de EQUO Córdoba, “este tema reproduce las mismas pautas que se llevaban a cabo en los megaproyectos en los tiempos de la explosión urbanística en décadas pasadas, que ya sabemos lo que tenían detrás y las consecuencias que nos han traído”.

EQUO advierte de la similitud del procedimiento que se está siguiendo en esta operación con otras parecidas llevadas a cabo hace años por otros Ayuntamientos para beneficiar a sociedades anónimas deportivas o, incluso, con el sonado caso de la Federación Española de Fútbol y su Ciudad del Fútbol en Las Rozas.

Como recuerda Diego Rodríguez, coportavoz provincial de EQUO, “el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló en 2004 el acuerdo de pleno por el que el Ayuntamiento de Las Rozas cedía suelo público a la Real Federación Española de Fútbol por 50 años.  Este caso nos recuerda bastante lo que estamos viviendo en la operación de la Ciudad Deportiva del Córdoba C.F. Esa sentencia recordaba que las únicas que pueden ser titulares de bienes demaniales (de dominio público) son las administraciones”.

EQUO entiende, además, que se podría estar corriendo el riesgo de prevaricar al ceder un suelo público a una fundación a sabiendas de que quien va a resultar el verdadero beneficiario es el Córdoba C.F. Por todo ello, EQUO pide el máximo control y respeto a la legalidad por parte del Ayuntamiento e insiste en la necesidad de reflexionar sin prisas sobre esta operación urbanística.

Deja una respuesta