EQUO denuncia los presupuestos por electoralistas y no seguir rumbo alguno

La formación ecosocial critica duramente los últimos presupuestos de la legislatura por ser un ejercicio del más ramplón electoralismo, multiplicando la inversión en año de elecciones, sin que haya tras el aumento inversor un proyecto de futuro, sino la mera demostración, de cara al público, de actividad y realización de proyectos con poco o ningún sentido, como el Palacio de Congresos a las afueras de la ciudad. Para EQUO estos presupuestos, lejos de ser los del fin de la crisis, como triunfalmente ha proclamado el teniente de Alcalde de Hacienda, son los del intento desesperado de conseguir la reelección.

En su comunicado, EQUO considera que la existencia simultanea de 2,5 millones de superavit y la insistencia en la necesidad de malvender patrimonio como el edificio municipal del Bulevar Gran Capitán obedece únicamente al rechazo por lo público del PP y el ansia de presentar algún resultado tras cuatro años decepcionantes.

En palabras de Pepa Bonilla, coportavoz de la formación ecologista: “Si es tan necesario recaudar dinero para inversiones, ¿cómo es que se gasta 250.000 en patrocinar al Córdoba CF y se le regalan terrenos? No es comprensible que en una situación de emergencia social como la que vive gran parte de la ciudadanía cordobesa se regale propiedad publica a empresas privadas y se gaste en publicidad esas cantidades. Mientras, nuestra juventud se ve obligada a emigrar a otros países donde sacan provecho de su preparación”

Imagen: Diario Córdoba

Imagen: Diario Córdoba

Por su parte, el coportavoz provincial de EQUO, Diego Rodríguez, critica que tanto afán inversor tenga como proyecto estrella el plan 50 Obras en 50 obras, “destinado a maximizar el impacto visual del dinero empleado, aunque no suponga más que un maquillaje urbanístico. El Ayuntamiento va a la deriva sin un plan de futuro para nuestra ciudad, acumulando ocurrencias y parches, políticas erráticas y mediáticas para intentar salvar la cara del alcalde. La única inversión reseñable en movilidad sostenible (el metrotrén) en realidad depende del Gobierno central.”

EQUO propone que se concentre el gasto publico en atender las urgentes necesidades sociales de la ciudadanía y se diseñe de forma participativa un plan de futuro para la ciudad que incluya la economía verde (rehabilitación eficiente de viviendas, ahorro energético, agricultura ecológica de proximidad, etc.), el comercio de proximidad, la cultura, los servicios públicos y el turismo sostenible y de calidad como motores de actividad económica y creación de empleo.

Deja una respuesta