Herramientas para la extensión de la democracia

Afortunadamente no nos encontramos actualmente en España en la época de la Democracia Censitaria, cuando el voto no podía ser ejercido por el sexo femenino ni por las personas con bajo poder adquisitivo, las de poco nivel de formación o las de otras razas. No obstante, los ciudadanos no están muy conformes con la forma de funcionamiento de nuestro sistema político y administrativo. Los datos de las encuestas donde se evidencia su disconformidad, sus múltiples quejas en los medios de comunicación, las continuas protestas masivas y sobre todo, el crecimiento de la abstención en sucesivas elecciones, muestran  este desarraigo.

Dos son los factores más generalizados  para el rechazo ciudadano:

1º) La falta de correspondencia entre las promesas que los partidos políticos hacen en las campañas electorales con las  decisiones y medidas concretas que después adoptan, tanto desde el gobierno como desde la oposición.

2ª) La opacidad y falta de posibilidad de control de la gestión económica, administrativa y laboral en las distintas Administraciones Públicas AA.PP.,  organizaciones políticas, empresariales y sindicales, lo que permite el obscurantismo y la corrupción.

Por todo ello, desde la sociedad civil están surgiendo diversos colectivos y movimientos (impulsados principalmente por jóvenes) que tratan de establecer mecanismos alternativos para la regeneración del modelo existente. El  uso de las nuevas tecnologías de la información y las telecomunicaciones (intercambio  de imágenes, voz y mensajes a través de  Internet, telefonía  móvil, etc.), para las convocatorias de concentraciones y manifestaciones de protesta, denuncias, firma de escritos para presionar en la revocación de decisiones o para iniciativas populares, son unas de  las características  más innovadoras en la nueva democracia delo siglo XXI.

En esta línea, el Instituto de Estudios Transnacionales (INET) de Córdoba, convocó recientemente un encuentro en el IESA (Instituto de Estudios Sociales de Andalucía) en nuestra ciudad, de representantes de los colectivos: Intro Openkratio, Democracia 4.0 y AGORA VOTING. Sus ponencias se basaron fundamentalmente en los siguientes principios:

A)     No se puede ejercer la democracia sin la Participación Ciudadana; para ello es necesario acceder con facilidad, con objeto de  poder asimilarla, a  la ingente cantidad de datos e información dispersa que generan las AA.PP.

B)      Las páginas web que presentan en la red  las AA.PP. lo hacen en unos formatos electrónicos (la mayoría en .PDF), que dificulta mucho a los ciudadanos su utilización para un análisis comparativo y su interrelación. Ello, a pesar de la gran cantidad de profesionales y empresas de nuevas tecnologías que trabajan para las AA.PP.

C)      A la vista de lo anterior, los ciudadanos deben organizarse para descifrar esta información y promover el control y la acción política.

Pablo Robles explicó que Openkratio, que nació en Sevilla en 2011, está compuesta por una serie de hackers voluntarios altruistas (no confundir con los hackers delincuentes), que pretenden, sin ánimo de lucro, hacer más asequibles los datos que muestran las AA.PP. Son un HUB de experiencias políticas en las AA.PP..  Sus lemas de trabajo son: 1º) La colaboración, participación y gestión libre para la divulgación y concienciación; 2º) Ayuda a los colectivos que lo soliciten; 3ª) Cursos de formación reglada y no reglada y 4º) Apoyo a las acciones de presión ciudadana. En la convicción de la mayor eficacia de la cogestión y la  inteligencia colectiva.

Sus experiencias hasta la fecha han sido:

a)      Presentación de enmiendas a los proyectos de Leyes de Transparencia de Andalucía y el Estado, con la aportación de 56  enmiendas a la primera y  ninguna receptividad para la segunda. Piensan promover  iniciativas también para las leyes de Transparencia de las comunidades de Canarias, Castilla-León, Castilla-La Mancha y Asturias.

b)      Trabajos de visualización de los Presupuestos del Estado, Autonómicos y Locales,  bajo el concepto de OPEN DATA.

c)        La campaña ADOPTA UNA PLAYA. A raíz de la propuesta de algunas personas de conocer la calidad de las aguas en playas, pantanos, ríos, etc.…, preguntaron a la Administración y le respondieron que los datos estaban puestos en la red. Ante la complejidad de estos, con la iniciativa de Openkratio, muchos ciudadanos se encargaron de entrar en las páginas de las AA.PP. y pegaban el estado de una playa en una hoja de cálculo.  Solo en tres días se consiguieron poner en ella la situación de más de 8000 lugares. Dos hackers se ocuparon de cruzarla con otros datos, como tráfico de camiones y otras situaciones del entorno.

d)      Proyecto COLIBRÍ. Se pretendía solucionar uno de los grandes problemas en nuestro país de la dificultad de acceso comprensible de las páginas web de las AA.PP.  Basados en la lógica de DATOS REUTILIZABLES, un grupo de hacker y periodistas consiguieron una API con seis aplicaciones que presentan mucha información de forma estructurada del Congreso de los Diputados.

Todavía queda mucho trabajo por hacer, ya que España es el segundo país del mundo en número de portales de datos aunque no se usan habitualmente por su dificultad de interpretación. Los portales como openkratio, open data sev, GitHub y otros,  tiene disponibles los códigos de programa abiertos para su libre uso.

Por su parte Francisco Jurado de Democracia 4.0, fundamentó su exposición, sobre el estado  de la representación política en España, en la Filosofía del  Derecho. Estamos en una  crisis donde la clase política no traslada el sentir de la población. En otros ámbitos de la vida social y administrativa la representación o delegación se entiende en los casos de Incapacidad, Ausencia o Minoría de Edad, para lo que se exige Informe Médico, Elaboración de un Poder de Delegación o Documentación justificativa respectivamente. Salvo en estos casos la representación debería ser voluntaria, ya que con la elección de un parlamentario no votamos los asuntos que nos pueden interesar sino que elegimos quien lo haga por nosotros. De hecho en más de treinta años de democracia en España, solo votamos realmente el Referéndum sobre la entrada en la OTAN, la entrada en la UE y algunos Estatutos de Autonomía. De esta manera se está tolerando la confusión de lo  político (que afecta a todos los ciudadanos con lo partidista que lo hace a grupo de intereses. Así que con las más de treinta modificaciones que se han hecho en nuestro país a la Ley Electoral y a la de Partidos Políticos, lo que se ha pretendido fundamentalmente es poner barreras a la Participación política para quitarse competidores. Y no solo ha sido solo por el acuerdo de los grandes partidos PP y PSOE, sino que incluso Izquierda Unida, que ha venido criticando secularmente la Ley Electoral, se calla cuando le aparecen rivales en nuevas Plataformas de Izquierdas. Con  estas actitudes políticas, se tiende cada vez más a una pérdida de la soberanía popular hacia arriba, a favor de personas  que ostentan cargos en instituciones, partidos, Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial ,etc.….,que no han sido votadas).

Pero  el artículo 23 de la Constitución Española y el artículo 21 de la Declaración de los Derechos Humanos, proclaman “el derecho de los ciudadanos a la participación en el gobierno tanto directamente como por medio de representantes”. Verdad es que en los inicios de la Democracia en España era necesaria la elección de delegados pues no se podían meter miles de personas en una habitación, pero hoy día hay nuevas herramientas para la extensión de la democracia, que permiten a través de Internet de forma segura y fiable, la expresión y participación de los ciudadanos en la vida pública de forma más directa. Estos procedimientos funcionan y es voluntad política el poder utilizarlos. Por ejemplo se ha autorizado a parlamentarias embarazadas a votar desde su casa mediante el control de la Firma Electrónica Autentificada.

Experiencia de Democracia 4.0. (Extraemos el siguiente texto de su página web para mayor detalle)

Nuestros diputados representan la soberanía popular, pero la soberanía nacional reside en el pueblo (art. 1.2 CE) 

Como ciudadanía queremos participar directamente en la toma de decisiones  que nos afectan, ahora sabemos que eso es posible, desde nuestra casa y  gracias a Internet.

En  junio de 2010, Juan Moreno Yagüe, abogado sevillano, redactó un escrito de carácter administrativo, fundamentándolo  en  las normas vigentes que  contienen nuestras leyes, solicitando al Congreso de los Diputados que le permitiera  participar en las votaciones de la Cámara. Desde su casa, por Internet. 

Este  escrito propone que, ya que somos 35 millones de ciudadanas y  ciudadanos mayores de edad, a quienes nos representan 350 diputados, existe  la posibilidad de descontar una pequeña cuota de representación a cada  uno de ellos, una treinta y cinco millonésima parte  (la cuota de soberanía que nos corresponde), cuando queramos acceder vía internet al Congreso. 

Como  todos los diputados representan en conjunto a la soberanía popular, a  todos se les restaría una pequeña parte, la correspondiente a la cuota  de soberanía del número de personas que decidiesen utilizar su derecho a  votar. Así,  nuestra intervención sería proporcional y justa. Nuestra participación  directa sólo supondría, por tanto, añadir unos nueve decimales a los  números del tablero de votaciones, el de las luces verdes y rojas. 

¿Qué  significa esto? Que por cada cien mil ciudadanos que votaran on-line,  un escaño volvería al pueblo. Si fuéramos un millón, pues diez escaños  para la ciudadanía. Simple.  Democracia Real, de verdad. Cuando estoy interesado, entro y voto. Y cuando  no, que vote su Señoría, que para eso se le paga.

Sería supervisión  pura ya que, como mínimo, se crea el derecho de veto ciudadano de manera instantánea. El control sobre las decisiones tomadas en el  Parlamento, por parte de las personas, crecería. Los presupuestos, los  recortes sociales, las medidas más polémicas y de mayor transcendencia  podrían ser evaluadas y decididas por los destinatarios de las mismas,  los españoles, lo que obligaría a los diputados a tomarse más en serio  su trabajo, a sabiendas de que muchos ojos lo fiscalizan. Precisamente,  los ojos de las personas que, con sus impuestos, les pagan buenos  sueldos y buenas pensiones de jubilación. En definitiva, eliminar el actual cheque en blanco que suponen las elecciones y constituir una democracia en tiempo real, responsable y exigente. 

Este  escrito se encuentra en la comisión de garantías constitucionales del  Congreso de los Diputados desde noviembre de 2010 y seguimos esperando  una respuesta, que deberían haber ofrecido a los tres meses, como dicen  las leyes, pues no se permite en esta materia el silencio  administrativo.  

Suponemos que el hecho de que se apruebe esta medida,  que devolvería la soberanía a sus legítimos propietarios, no agradaría  demasiado a sus señorías. Estamos planteando directamente la legitimidad  del órgano legislativo y el verdadero papel que deben desarrollar  nuestros representantes, que no mandan en nosotros, que cobran por  atender nuestros intereses. 

No  se propone, por tanto, prescindir del Congreso, ni de los diputados, ni  de los partidos, ni de las elecciones. Lo que se propone es la  combinación de ambos sistemas de participación política, pues creemos  que las condiciones materiales y jurídicas ya lo permiten, por lo que ha  llegado el momento de hacer uso de nuestra cuota de Soberanía, de  decidir, cuando queramos, sobre nuestro futuro.

Por último, Eduardo Robles de ÁGORA VOTING, comenzó su comunicación explicando que se puede hacer viable el desarrollo del concepto Democracia Líquida, creado por el Partido Pirata, que consiste en conjugar lo mejor de la Democracia Directa y de la Democracia Representativa. Se trata de ceder el escaño de los diputados a los ciudadanos para que ellos puedan ejercer sus preferencias directamente utilizando Internet. La idea es que si hay voluntad política por parte del o de los diputados, no hay que cambiar la Ley Electoral (que necesita mayoría cualificada), lo que no tienen interés hacer algunos grupos políticos.

Pero existe una experiencia concreta. Se ha realizado con la colaboración de Joan Baldovi, diputado en el Congreso por Compromis/EQUO. En este caso los ciudadanos pudieron votar: SI, NO O ABSTENERSE a enmiendas propuestas a la Ley de Transparencia (presentada por el Partido Popular) que el diputado debería votar. Como podían existir problemas de seguridad y fidelidad de los datos de las personas que desearan hacerlo, se optó por utilizar dos de los tres sistemas posibles. Pudieron votar los ciudadanos que se acreditaron por Certificado de Autentificación de la Fábrica de Moneda y Timbre y los que enviaron copia de su DNI escaneado. Se desechó el uso del DNI electrónico pues requiere de un lector especial conectado al terminal.

Con este procedimiento, los ciudadanos que lo desearon votaron utilizando el escaño de Compromis/EQUO. Esto no es novedoso, pues por ejemplo en Letonia, país de la UE de millón y medio de  habitantes, ya vota un 25 por ciento de esta manera.

Finalmente Eduardo animó a colaborar en el avance de la Democracia Líquida, mediante aportaciones económicas voluntarias para el desarrollo de de software de Seguridad hecho por profesionales, ayudando en escribir códigos, traduciendo documentación, en la parte de infraestructura o de cualquier otra forma.

Nicolás Puerto Barrios. Ingeniero Técnico de Telecomunicaciones.            Miembro de EQUO

Deja una respuesta