EQUO critica las declaraciones de Primo Jurado sobre la reciente agresión neonazi y la actitud complaciente de Subdelegación con la extrema derecha

El partido político EQUO encuentra lamentables las declaraciones que el subdelegado de gobierno, Juan José Primo Jurado, realizó ante la salvaje agresión neonazi sucedida hace unos días en Córdoba. En dichas declaraciones, y sin que hubiera ninguna relación, equiparaba el aumento de actividades de extrema derecha en la capital con “actitudes de colectivos de extrema izquierda intensos”. Esta pretendida equidistancia es, además de injusta, muy peligrosa desde el momento en que la extrema derecha parece estar tras una serie de ataques contra Asociaciones que trabajan con inmigrantes, como APDHA, APIC o Córdoba Acoge. Para la formación política, este auge de la extrema derecha xenofoba y violenta es parte de un peligroso crecimiento de esta ideología en toda España y Europa.

Foto: Andaluces Diario

Foto: Andaluces Diario

Igualmente, como ya denunció EQUO en su momento, Subdelegación mantuvo una actitud sumamente pasiva frente a la concentración fascista a la salida de la tradicional misa del 20-N en Córdoba, que supuso una grave perturbación de la actividad de la Escuela de Artes Mateo Inurria, que tuvo que cerrar sus puertas anticipadamente por orden de la policía. En palabras de Diego Rodríguez, coportavoz de EQUO Córdoba: “Llevamos un tiempo observando como se multiplican las pintadas racistas e incitadoras al odio por Córdoba, como se multiplican los incidentes con inmigrantes y ciudadanos, pero esta agresión supone un salto cualitativo muy peligroso el cuál toda la sociedad tiene la responsabilidad de rechazar sin contemplaciones, y más aún, el representante del Estado. Que lo reduzca a un delito puntual sin mayores consecuencias es, cuando menos, imprudente”. Para la formación ecosocial, queda claro que Primo Jurado no entiende el peligro que supone un aumento de la actividad de la extrema derecha para la convivencia pacífica de Córdoba y con sus interesadas palabras quiere hacer ver que existe un radicalismo violento de izquierdas paralelo y equivalente al neonazi en Córdoba y su provincia, extremo este sin ningún fundamento.

Deja una respuesta