EQUO emplaza a los Ayuntamientos próximos a El Cabril a rechazar con contundencia la ampliación del cementerio nuclear

Tras la reciente aprobación en pleno del Ayuntamiento de Villanueva del Rey (Córdoba) y una anterior de Cazalla de la Sierra (Sevilla) de oponerse a la ampliación de El Cabril, el partido político EQUO emplaza a los Ayuntamientos de la zona a rechazar de forma contundente la propuesta de ampliación.

La propuesta de Enresa de duplicar las actuales instalaciones del almacén de residuos de baja y media intensidad en el cementerio nuclear de El Cabril ampliará aún más el riesgo existente para la salud de los vecinos y vecinas de la comarca.

Además esta ampliación tendrá como consecuencia el transporte de residuos radiactivos por las carreteras nacionales y de la provincia con el riesgo que ello conlleva para los ciudadanos.

Reciente protesta de la Asamblea Antinuclear de Córdoba Foto: ABC

Reciente protesta de la Asamblea Antinuclear de Córdoba Foto: ABC

El coportavoz de EQUO, Diego Rodríguez señala que “ante la gravedad de la decisión de ampliar el recinto de El Cabril son muy importantes los pasos dados por los plenos del Ayuntamiento de Villanueva del Rey y de Cazalla de la Sierra para poner de manifiesto el sentir ciudadano de rechazo a la ampliación  de las instalaciones que plantea Enresa” Añade, además, “que la ampliación sólo traerá perjuicios para la comarca y el Parque Natural y pondrá en peligro la economía de la zona afectando a la agricultura, la ganadería y el turismo rural”

La formación política EQUO pide a los vecinos y vecinas de los municipios del entorno de El Cabril que no se dejen chantajear por las falsas promesas de empleo y exijan a sus responsables políticos que rechacen de pleno esta ampliación por su economía, su propia salud y las de futuras generaciones y que busquen otras alternativas para la generación de empleo como las energía renovables, el turismo rural, la agricultura y ganadería ecológica, así como un cambio en el modelo energético con el cierre de centrales nucleares que derive en la disminución de residuos radioactivos.

EQUO solicita a los Ayuntamientos de la zona que rechacen de forma contundente la ampliación de El Cabril por la salud de los ciudadanos y no acepten “las contraprestaciones o chantaje económico y de empleo” que hasta la fecha han venido aceptando por parte de la Fundación Enresa.

Un comentario

  1. francisco povedano

    CUando hace bastante años visité la Alcarria y buena parte de la provincia de guadalajara, vi como algunas poblaciones vivían del turismo, la miel, la agricultura y la ganadería. También pasé por zorita de los canes, un pequeño pueblo con casas en ruinas y las casas habitadas no eran humildes si no pobres de solemenidad, sólo vi pasearse por sus calles algunos perros famélicos y a un kilómetro se divisiba en la llanura la central nuclear. Mire hacia ella con unos prismáticos y vi a un vigilante que miraba hacia mí con otros prismáticos, yo llevaba una sudadera de Greenpeace y mi mujer otra. Seguro que enresa daba dinero a ayuntamientos cercanos y también daba puestos de trabajo, pero esos caramelos envenenados no deben cogerse si se tiene un poco de sentido común.

Deja una respuesta