EQUO reclama a Nieto que escuche a los vecinos de San Pedro y priorice los equipamientos deportivos

El partido político EQUO entiende que no es admisible que por la ambición del Sr Nieto de intervenir en el actual mercado Sánchez Peña, se transforme radicalmente el proyecto de equipamientos deportivos planeados en el solar del antiguo cine Andalucía y se reduzcan a unas pistas de padel. Por el contrario, EQUO defiende que se dote al barrio con las instalaciones que han venido demandando durante muchos años, apropiadas para los vecinos y, especialmente, niños y jóvenes de los centros educativos de la zona.

Según Diego Rodríguez, coportavoz provincial de EQUO “El alcalde quiere sacar adelante su proyecto en la Corredera, para lo que le molesta el mercado y pretende sacarlo de la plaza a costa de los vecinos de San Pedro, sin contar con sus necesidades y peticiones. Es, de nuevo, la evidencia de que desde Capitulares se gobierna a golpe de proyectos mediáticos, aunque se hagan contra el interés general de los afectados.  Todo ademas, desde la óptica de la privatización de servicios y de una visión del urbanismo desfasada, como evidencia la inclusión de aparcamientos rotatorios en el nuevo proyecto, como si fuera una mejora para los comerciantes, cuando es un mercado de una zona eminentemente peatonal”.

mercado-sanchez-pe~a

Por su parte, Pepa Bonilla, coportavoz en Córdoba de la formación ecosocial y vecina de la zona, ha expresado su rechazo al traslado: “La plaza de la Corredera ha ido sufriendo un proceso de desarraigo, reservándola para turistas y espectáculos, que se vería completado con la expulsión del mercado. Este Ayuntamiento parece olvidar que en el entorno de la Corredera vivimos muchos vecinos y vecinas, no se puede convertir esta y otras zonas de la ciudad en meros decorados.”

EQUO Córdoba reclama del alcalde que escuche a los vecinos y vecinas de San Pedro, que desarrolle de forma prioritaria las instalaciones deportivas reclamadas y que busque un emplazamiento alternativo para los usos que pretende desarrollar en el histórico edificio de la Corredera, aprovechando alguno de los numerosos edificios públicos sin uso que existen en la ciudad.

Deja una respuesta