EQUO critica la postura del alcalde sobre la Mezquita-Catedral y reclama un patronato como el de la Alhambra

El partido político EQUO encuentra lamentable que Jose Antonio Nieto asuma la defensa de los privilegios del cabildo catedralicio por encima del interés común de la ciudadanía a la que representa. Igualmente, la formación política reclama que la gestión del monumento, Patrimonio de la Humanidad, sea responsabilidad de un patronato, al estilo del que gestiona la Alhambra, en el que se sienten los diferentes actores implicados, como, entre otros, Ayuntamiento, Junta de Andalucía, Ministerio de Cultura y, por supuesto, el obispado de Córdoba.

En palabras de Diego Rodríguez, coportavoz de EQUO Córdoba “Es incoherente que el Alcalde esgrima, para rechazar la iniciativa popular que pide su titularidad pública, que la Mezquita es patrimonio de todos los cordobeses. Si fuera cierto, a toda la ciudadanía cordobesa correspondería decidir sobre su titularidad, gestión y tutela, no como hasta el momento, donde el cabildo hace y deshace con poco o ningún control externo.”

“Es igualmente ridículo que el Sr Nieto esgrima la posibilidad de que la industria turística se vea perjudicada por esta polémica, cuando lo perjudicial es el completo y arbitrario dominio que ejerce el cabildo sobre el mayor atractivo cultural de la ciudad, con lamentables ejemplos como la implantación del espectáculo nocturno, de una calidad y trasfondos ideológicos más que cuestionables. Con estas declaraciones el Alcalde ha dejado claro que no trabaja para el conjunto de la ciudad, sino únicamente para una parte, defendiendo privilegios increíbles en un Estado aconfesional”

Turistas esperando para pagar el "donativo" (Foto: Diario Córdoba)

Turistas esperando para pagar el “donativo” (Foto: Diario Córdoba)

Por su parte, Pepa Bonilla, coportavoz provincial de EQUO, ha expresado que “es escandaloso que el alcalde le parezca bien la actual situación, en la que el cabildo obtiene todos los años 8 millones de euros sin pagar ni un sólo impuesto en concepto de supuestos donativos que hacen los visitantes cristianos, musulmanes, judíos, ateos o de otras creencias. Además, no hay forma de ejercer un mínimo control por parte de la ciudadanía del destino de dichos fondos y en qué medida repercuten en el mantenimiento de la Mezquita-Catedral. Por otra parte, no es de extrañar, ya que, tras la entrega del Centro de Visitantes a la iniciativa privada por un canon irrisorio, es evidente que el Sr. Nieto no cree en lo público y quiere privatizar cuando más mejor”.

Igualmente, EQUO critica el oportunismo de la Junta de Andalucía, y en especial el Partido Socialista, que no ha hecho más que contentar a la Iglesia Católica y el cabildo catedralicio hasta que ha habido una demanda ciudadana masiva, con más de 125.000 firmas.

EQUO entiende que una gestión realizada por un Patronato es perfectamente compatible con el mantenimiento del culto católico y que la negativa a la misma responde más a intereses económicos que religiosos.

Deja una respuesta