EQUO rechaza el campo de golf en Córdoba y reclama a la Junta que impida que se haga en el ámbito de Medina Azahara

El partido político EQUO, ante la próxima aprobación en la Gerencia Municipal de Urbanismo del proyecto de actuación para promover un campo de golf cerca del Castillo de la Albaida, se opone a la implantación de este tipo de instalaciones en nuestra ciudad y provincia, por la elevada demanda de agua que genera, lo que las convierte en un sinsentido ambiental en una región semiarida y de temperaturas extremas como es la mayor parte de la provincia de Córdoba.

1016512_492149014200321_1460360137_n

Además, EQUO considera un despropósito aún mayor querer implantar esta actividad dentro del ámbito protegido de Medina Azahara, en el que se pretende preservar el paisaje tradicional del yacimiento, situado en la confluencia de sierra y valle del Guadalquivir. Aunque en el Plan Especial se permitan actividades de ocio para esa parcela, para el partido ecologista es evidente que un campo de golf, con los edificios anejos y 4000 metros cuadrados de aparcamientos, supone una alteración importante del tradicional paisaje agrícola y ganadero.  Por ello, EQUO Córdoba reclama a la administración autonómica que no autorice esta iniciativa, que supondría sumar un nuevo aumento de presión urbanística, este legal, sobre un entorno que sufre de la presencia de varias parcelaciones ilegales en el interior de la zona BIC.

En palabras de Diego Rodríguez, coportavoz de la formación ecosocial “Córdoba no es lugar para un campo de golf, todos los modelos climáticos anuncian menor cantidad de lluvia al año y más olas de calor, por lo que esta iniciativa es absurda y más en el entorno de Medina Azahara, que debe configurarse como el gran parque periurbano de Poniente. En esta zona de la ciudad, entre las parcelaciones y los crecimientos urbanos de grandes superficies, no están quedando espacios libres que puedan jugar ese papel.”

Por su parte, Pepa Bonilla, coportavoz provincial de EQUO, añade “En el entorno protegido de Medina se podrían desarrollar toda una serie de actividades deportivas, de ocio y turísticas compatibles con el mantenimiento del paisaje y la protección del patrimonio, como rutas a caballo o en bicicleta, alojamientos rurales en algunas de la edificaciones tradicionales de la zona, etc.”

Deja una respuesta