EQUO reivindica actuaciones municipales en los espacios en desuso del Barrio Regina-Magdalena

EQUO denuncia la farsa del Programa Municipal “50 obras, 50 barrios” ya que no recogen una auténtica participación ciudadana ni tienen en cuenta las propuestas prioritarias realizadas por las asociaciones de vecinos, lo que la convierte en una carísima operación de publicidad para el gobierno del PP.

El barrio Regina-Magdalena es una zona con pocos equipamientos públicos por hallarse inmersa en parte del casco antiguo de la ciudad, donde existen numerosos espacios, tanto públicos como privados en desuso. Por ejemplo, los antiguos cines Magdalena y Andalucía, son hoy solares abandonados, pero también están en desuso y deteriorándose el convento de Regina Coeli, el asilo de Regina, la casa abandonada y el solar junto a la plaza Magdalena y calle Santa Inés, etc…

Solar antiguo Cine Andalucía (Foto Diario Córdoba)

Solar antiguo Cine Andalucía (Foto Diario Córdoba)

Existen propuestas vecinales, como la apertura del solar del cine Andalucía y conexión con plaza de San Eloy mediante zona ajardinada de paso, entre otros, para estos espacios abandonados  pero ni se escucha a los vecinos y vecinas del barrio ni existe voluntad política por recoger temporalmente dichas demandas. Por el contrario, se ha lanzado la idea de ocupar esos solares con aparcamientos, lo que contribuiría a saturar aún más esos barrios.

La coportavoz  provincial de EQUO, Pepa Bonilla pone de manifiesto que “la concejala de Infraestructuras Laura Ruíz, además de esquilmar la población arbórea de Córdoba, destruyendo y cortando sistemáticamente árboles por  toda la ciudad, tiene una forma muy peculiar de entender el concepto de participación ciudadana, ya que mantiene al margen a muchas asociaciones de vecinos dando prioridad a voces más cercanas a su partido”. Señala además “la cantidad de edificios y solares públicos en desuso existentes en toda la ciudad y en concreto en el Barrio Regina-Magdalena que, con pocos recursos, podrían ponerse a disposición del barrio”.

Según Diego Rodríguez, coportavoz de la formación ecologista, “es necesario crear nuevos modelos de gestión que optimicen todos los equipamientos públicos en desuso, bien sean edificios o solares, inutilizados, inacabados, abandonados y su reconversión en infraestructuras gestionadas por la ciudadanía”.

EQUO exige que la Corporación Municipal escuche las demandas vecinales e incorpore una forma más acertada de participación ciudadana, así como que atienda las demandas de los vecinos y vecinas del Barrio Regina-Magdalena para los espacios públicos en desuso, abandonados y sucios, y se le dé la utilidad oportuna hasta que se puedan construir los equipamientos inicialmente programados.

Igualmente EQUO demanda que se suscriban acuerdos que redunden en beneficio de la ciudadanía y que detengan este proceso de deterioro en los equipamientos y edificios públicos en desuso poniendo de acuerdo a los agentes implicados (administración y entidades públicas) y a las entidades de custodia (pública o privada). Todo contemplado en un Plan de Equipamientos y Nuevos usos del patrimonio público orientado a la producción, economía creativa y necesidades vecinales siempre desde la transparencia y el compromiso de cumplir como condición la utilidad pública, el interés general y el impacto social.

Deja una respuesta