EQUO reclama al Ayuntamiento que dedique el dinero recaudado en las nuevas plazas de zona azul y verde a promover la movilidad sostenible

EQUO Córdoba ve con buenos ojos la medida presentada por el Ayuntamiento referente a la creación de 1000 nuevas plazas de zona azul y zona verde ya que, aunque tímida, es una medida que desincentiva el uso del vehículo privado para acceder al centro de la ciudad y acerca a Córdoba a la media de zona azul y verde de otras ciudades andaluzas.

Sin embargo EQUO exige al Ayuntamiento que el dinero recaudado se destine a promover la movilidad sostenible, impulsando el desarrollo del servicio de préstamo de bicicletas públicas (el actual es casi inexistente), mejorando la estructura del carril bici (que apenas se hace visible en la ciudad y con una gran falta de conexión entre sus tramos), y aumentando la frecuencia y la calidad de las líneas de autobuses. Un dinero que debe invertirse en crear puestos de trabajo verdes.

En palabras de Diego Rodríguez, coportavoz de la formación ecosocial, “Desde EQUO queremos promover la creación de empleo que tan necesaria es, a la vez que se invierte en puestos de trabajo verdes. No es una cuestión de salvar al planeta a costa de las personas, sino que ayudando a contaminar menos nuestra ciudad podemos crear muchos puestos de trabajo a largo plazo, que ayudarían a mejorar la calidad de vida de los cordobeses.”

El estudio realizado por el Political Economy Research Instiute (PERI, una unidad independiente de la Universidad de Massachusetts que propone políticas viables para mejorar la vida en nuestro planeta) afirma que la construcción de infraestructuras para bicicletas crea hasta el doble de puestos de trabajo que los proyectos de infraestructuras basados en automóviles. Un claro ejemplo de esto son los datos obtenidos en el 2008 de la ciudad de Baltimore, Maryland, el resultado fue que los proyectos de infraestructuras para peatones y bicicletas crearon de 11 a 14 puestos de trabajo por cada millón de dólares de inversión mientras que las iniciativas de infraestructura vial crearon solo 7 con esa misma inversión.

Al incrementar el servicio de préstamo de bicicletas públicas sería necesario invertir en su construcción y contratar empleados que se encarguen de su distribución y puesta a punto, por tanto, también significa crear puestos de trabajo, y por último, mejorar y aumentar la frecuencia de las líneas de transporte público significa contratar un mayor número de conductores.

Hay que recordar que Córdoba tiene un índice de paro de más del 37% de la población activa, con estas cifras es evidente que hoy en día para las familias cordobesas tener un coche, pagar un seguro y el carburante es un lujo que no todas se pueden permitir. Por este motivo, el transporte público y el uso de la bicicleta se ha incrementado en toda España. En el año 2012 se llegaron a vender por primera vez más bicicletas que coches y esta tendencia sigue al alza. El ayuntamiento debe de tener en cuenta las condiciones en las que se mueven los ciudadanos hoy en día y facilitarle la posibilidad de usar el transporte público y la bicicleta, ya que ello supondría un ahorro para las familias.

Deja una respuesta