EQUO y la política educativa del PP

CARTELMANI21

La LOMCE es una ley de educación aprobada sin el consenso de los partidos y de la ciudadanía. Supone una ley de corte ideológico neoliberal, donde se suprime por un lado la asignatura de Educación para la Ciudadanía y por contra se privilegia la religión católica como asignatura evaluable. Pero estos rasgos generales solo nos indican el contexto ideológico, si profundizamos en su análisis vemos el guiño hacia los mercados, hacia la privatización encubierta y como autojustificación de la política de austeridad llevada a cabo por el Gobierno del Partido Popular. Se contempla en la LOMCE un brutal recorte del dinero destinado a becas, requisitos restrictivos para acceder a estas, recortes de profesores, incremento de  la ratio profesorado-alumno o una menor partida económica destinada a los centros educativos… por citar algunas de las novedades que recoge esta ley. En el anteproyecto de esta ley también se indica que “La calidad educativa debe medirse en función del “output” (resultados de los estudiantes), no del “input” (inversión, nº profesores/unidades)”, frase que recoge el espíritu de esta reforma, el impulso de la excelencia y de la meritocracia mal entendida. Fruto  de la búsqueda del “talento” del alumnado y obsesionada esta reforma con los informes PISA y la OCDE, reintroduce las revalidas, evaluaciones externas e indicadores de rendimientos, por lo que una vez más está encaminada a la consecución sesgada de objetivos y resultados, sin tener en cuenta la complejidad de diversidad de familias que atienden a características tan variadas como su contexto social, formativo y económico o la diversidad funcional del propio alumno. Esta ley además viaja atrás en el tiempo al acogerse a una declaración de la UNESCO de 1960 para dar carta blanca a los colegios segregados por sexo, declaración que queda obsoleta por sentencias dictadas posteriormente por el Tribunal Constitucional o convenciones de la ONU. Otro aspecto que preocupa es la limitación de la autonomía de los centros, otorgando a la administración la competencia de  elegir a los directores, siendo la jerarquía, la autoridad y los méritos de nuevo lo que importa frente a fórmulas de organización del trabajo más participativas, cualitativas y colectivas.

A esto se une el bochorno provocado al mentirnos una vez más el Gobierno y el Ministro Wert, culpabilizando a Europa de los recortes y disminución para el próximo curso de las becas de movilidad Erasmus, donde un portavoz de la Comisión Europea llegó a decir que esa información era “basura” y que la partida estimada para el 2014 es de un 4,3% superior a la de este año. Siendo desautorizado el Ministro de Educación por el propio presidente Mariano Rajoy y obligando a Wert a rectificar en su intención de reducir de forma drástica esta ayuda de movilidad. Pero esta rectificación solo sirve para el 2013, ya que ha emplazado al 2014 para llevar a cabo esta decisión de limitar dichas becas.

Por estos motivos desde EQUO queremos mostrar nuestro rechazo a la reforma de la LOMCE, nuestro rechazo a la modificación de las becas de movilidad y a la labor del ministro Wert por sus mentiras, su ineficacia y la vergüenza que provocan las declaraciones del portavoz de la Comisión Europea  citada anteriormente.

También queremos mostrar nuestro apoyo al manifiesto de la Asamblea de Estudiantes del Colegio Rey Heredia y a la manifestación convocada por dicha Asamblea, para el día 21 de Noviembre del 2013 a las 19:00 horas desde Puerta Gallegos.

Diego Villagraz, miembro de EQUO Córdoba

Deja una respuesta