EQUO exige al Ayuntamiento y a la Junta que cumplan con sus obligaciones en materia de caminos públicos

Con motivo del II Día de los Caminos Públicos que se va a celebrar en Córdoba el domingo 27 de octubre organizado por la Plataforma Ciudadana A DesalambrarEQUO pone de manifiesto el abandono de los caminos públicos, ríos, arroyos y montes de la Sierra cordobesa por parte del Ayuntamiento de Córdoba, de la Junta de Andalucía y del Gobierno Central.

La sierra de Córdoba goza de numerosos caminos y veredas que usurpados por los propietarios de fincas imposibilitan el disfrute de los mismos por parte de los ciudadanos. La incapacidad y la actitud de los responsables públicos de su cuidado y mantenimiento, Ayuntamiento y Junta de Andalucía, han permitido que algunas veredas y caminos se hayan perdido. Sólo la lucha y la actividad de asociaciones o plataformas civiles en los últimos años han hecho posible minimizar, este abandono de obligaciones con respecto a nuestro entorno natural de las instituciones locales, autonómica y central  con acciones tales como: la negociación de aperturas de caminos públicos con particulares, acondicionamiento de los mismos, apertura de la mayor parte de las vías pecuarias en Córdoba capital e intento de salvar el arroyo del Bejarano y su entorno.

El coportavoz de EQUODiego Rodríguez señala que “el artículo 25.2 d) de la Ley de Bases de Régimen Local establece que los municipios ejercerán competencias sobre ordenación, gestión, ejecución y disciplina urbanística; promoción y gestión de viviendas; parques y jardines; pavimentación de vías públicas urbanas y conservación de caminos y vías rurales”. El concepto de conservación habría que considerarlo en un amplio sentido: creación, inventario, afectación y desafectación, deslinde, ampliación, señalización, conservación, regulación de usos, vigilancia, disciplina y recuperación con el objetivo de que se garantice el uso o servicio público del camino.

Es imprescindible que el Ayuntamiento disponga de diversas herramientas para gestionar adecuadamente su sistema de caminos públicos y recuperar los usurpados: Inventario de caminos, deslinde, regulación en el instrumento de planeamiento general, Ordenanzas de caminos e incluya los caminos de su competencia en el Registro de la Propiedad y Catastro inmobiliario. Pero todo esto brilla en Córdoba por su ausencia.

Otro aspecto que no se respeta es la servidumbre de dominio público hidráulica. Todos los arroyos y ríos públicos que pasan por una finca tienen una servidumbre de cinco metros a cada lado del cauce. No se pueden cortar arroyos y ríos por parte de los propietarios de las fincas y esto no se respeta.

Desde EQUO se reivindica, además, el cuidado de la Sierra, la señalización de los senderos para que puedan servir como un atractivo turístico más y se pueda ofertar en las épocas de temporada baja redundando, por tanto, en la economía de la ciudad.

EQUO exige al Ayuntamiento que cumpla con sus obligaciones en materia de caminos públicos y agradece la labor de la Plataforma A Desalambrar, ante la ausencia de la actuación municipal, autonómica y gubernamental, de la defensa de la Sierra cordobesa y del entorno natural.

Deja una respuesta