EQUO continúa con su campaña contra el “fracking” con la presentación de mociones en todos los municipios cordobeses afectados y conferencias informativas

El partido EQUO ha presentado mociones en todos los ayuntamientos de la provincia de Córdoba cuyos municipios pueden verse afectados por permisos de fracking actualmente en tramitación. Además, la formación política ha continuado con su ciclo de charlas informativas, con una conferencia en Fernán Núñez sobre los riesgos de esta técnica para la salud.

 

La campaña de EQUO Córdoba comenzó en mayo con charlas en municipios afectados como Adamuz y pretende, por un lado, concienciar a la sociedad cordobesa, y por otro, instar a las administraciones a que se declare toda la provincia de Córdoba Libre de fracking. El pasado 5 de junio, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, se presentaron mociones en la Diputación y el Ayuntamiento de Córdoba. Ahora se han presentado las mociones en el resto de ayuntamientos afectados por los permisos concedidos: Adamuz, Almodóvar del Río, Baena, Bujalance, Cañete de las Torres, Cardeña, Dos Torres, El Carpio, Espejo, Espiel, Fernán Núñez, Guadalcazar, La Carlota, La Rambla, Montemayor, Montoro, Obejo, Pedro Abad, Pozoblanco, San Sebastián de los Ballesteros, Villa del Río, Villafranca de Córdoba, Villaharta,  Villanueva de Córdoba y Villaviciosa. Sus respectivos plenos municipales deberán pronunciarse al respecto.

 

DSCF2148

En palabras de la coportavoz provincial de EQUO, Pepa Bonilla, “la extracción de gas pizarra mediante técnicas de fracturación hidráulica o fracking supone un riesgo elevado para las personas y para el medio ambiente. La posibilidad de contaminación de acuíferos es elevada y eso tendría repercusiones en la salud y en la agricultura y ganadería, dos sectores fundamentales en la provincia. En Estados Unidos la Universidad de Duke llevó a cabo un estudio que demuestra que los pozos de agua potable cercanos a los lugares de extracción tienen concentraciones muy elevadas de metano”.

 

Como afirma el coportavoz provincial de EQUO, Diego Rodríguez, “nuestras administraciones locales deben pronunciarse en un tema que puede poner en riesgo nuestra salud y bienestar y que es incompatible con la apuesta por un sector agrario que prime la calidad. Además”, declara Rodríguez, “el fracking es una huida hacia delante que pretende cerrar los ojos ante el fin de la era de los combustibles fósiles y que lo único que conseguirá es generar más deuda ecológica para las generaciones futuras. Por eso nos hemos unido a diversos colectivos como Ecologistas en Acción e Ingeniería Sin Fronteras para constituir la Plataforma Anti-Fracking de Córdoba”.

Paralelamente, dos miembros de EQUO que han trabajado en profundidad sobre los riesgos del fracking para la salud y para el medio ambiente, José Larios y Antonio Pintor, estuvieron informando en Fernán Núñez sobre el tema, como ya se hizo hace unas semanas en Adamuz.

 

La fractura hidráulica o fracking consiste en liberar bolsas de gas atrapadas en capas de roca de esquisto por medio de la inyección a muy alta presión de agua mezclada con productos químicos que crean microexplosiones, fracturando la piedra. Esta técnica se emplea en abundancia y con mucha polémica en Estados  Unidos y está siendo estudiada por diversos países europeos con fuerte resistencia social.

Deja una respuesta