EQUO informa a los vecinos de Adamuz sobre los riesgos de las prospecciones mediante fractura hidráulica

Organizada por EQUO Córdoba, en la tarde del pasado 16 de mayo se ha celebrado en la localidad de Adamuz una charla coloquio en la que miembros de esta organización política ecologista han informado sobre los proyectos autorizados en terrenos de dicho municipio y de otras localidades de la provincia de Córdoba para realizar sondeos en busca de gas natural que sería extraído mediante la técnica conocida como fractura hidráulica o fracking.

947264_445423365547697_263139712_n

Según explicó José Larios, experto en temas medioambientales y en cambio climático, se trata de un intento de las grandes compañías del sector de hidrocarburos para tratar de apurar las últimas posibilidades de extracción de combustibles fósiles, ante el inevitable agotamiento de las reservas de petróleo y gas natural. Mediante la fractura hidráulica se extraen las burbujas de gas metano atrapadas en los intersticios de las rocas de origen sedimentario. Para ello es necesario realizar perforaciones verticales a dos o tres kilómetros de profundidad y luego en ramificaciones horizontales de unos 500 metros a través de las cuales se introduce agua con arena y productos químicos a gran presión que provocan explosiones y fragmentación de las rocas a fin de liberar las burbujas de gas natural que se conducen hasta la superficie para su almacenamiento y distribución.

Además de que resulta una técnica muy costosa, cuya rentabilidad real está discutida, el fracking provoca un fuerte impacto ambiental al destruir capas de roca del subsuelo, lo que genera mayor inestabilidad del mismo y vulnerabilidad a fenómenos sísmicos. Por otro lado, casi tres cuartas partes de los productos químicos inyectados no llegan a recuperarse posteriormente, por lo que quedan en el terreno con posibilidad de contaminar acuíferos y tierras de cultivo. A este respecto, los numerosos asistentes que siguieron con interés la charla en Adamuz, pudieron conocer por el doctor Antonio Pintor los principales riesgos para la salud que se derivarían de la implantación de esta peligrosa técnica, derivados tanto de las emanaciones de productos tóxicos al suelo y atmósfera como de la ingestión de agua y alimentos contaminados.

Esta actividad forma parte de la campaña que EQUO ha iniciado en Córdoba para informar y sensibilizar a la ciudadanía sobre la amenaza que representa la fractura hidráulica para la seguridad y salud de la población y para pedir a las administraciones competentes que paralicen los proyectos en marcha y denieguen nuevas autorizaciones, al tratarse de una actividad de la que se van a beneficiar fundamentalmente las compañías productoras. En cambio, pueden producirse perjuicios irreparables para nuestra agricultura y, en general, para la vida de los municipios afectados.

El Gobierno español con el Ministerio de Industria a la cabeza, se han manifestado claramente a favor de permitir y favorecer estos proyectos. Son ya muchos los municipios, diputaciones provinciales y comunidades autónomas que han expresado su rechazo a autorizar el fracking en su territorio. EQUO exige a la Junta de Andalucía que también se pronuncie rotundamente en contra y deniegue las autorizaciones que tiene solicitadas y pendientes en la actualidad. Entre ellas hay proyectos que afectan a numerosos términos municipales de nuestra provincia, especialmente en el valle del Guadalquivir y la Campiña (El Carpio, Adamuz, Almodóvar, Fernán Núñez, Montemayor,Córdoba) aunque también de la Sierra cordobesa (Villanueva de Córdoba, Cardeña, Pozoblanco, Espiel).

 

Un comentario

Deja una respuesta