5 Verdades y Mentiras sobre la Eficiencia Energética

Desde hace algunos años, cada 5 de Marzo se conmemora el Día Mundial de la Eficiencia Energética. Aunque no sea la ocasión única, pues ya se sabe que 365 días hay en un calendario, es una buena oportunidad para  reflexionar sobre algunas cuestiones relacionadas. Un tema del que cada vez  se habla más, pero del que aún no se habla demasiado.

Proyectos-de-eficiencia-energética

VERDAD A MEDIAS. Una persona adulta consume aproximadamente unas 2000 kcal de media diarias. El ser humano ha evolucionado consumiendo energía de forma tanto endógena como exógena. A la primera categoría corresponderían esas 2000 kcal diarias (unos 3 GJ anuales), que son necesarias para nuestra propia actividad como seres vivos. A la segunda categoría pertenece todo el consumo energético externo que ha caracterizado nuestra forma de vivir, desde el descubrimiento del fuego hasta la revolución industrial, pasando por el uso de la fuerza animal.

Según un informe del IDAE (Análisis del consumo energético del sector residencial en España, 2011) un hogar medio consume más de 35 GJ cada año, dato que varía según factores como la zona climática o el nivel adquisitivo de las familias. La cifra solo incluye el consumo dentro del hogar, sin imputarle consumos relacionados con el transporte o la industria.

Puede carecer de sentido comparar  la eficiencia de los procesos de transformación internos y externos, pero como dato da que pensar: preguntarnos por qué usamos tanta energía y en qué la empleamos, es un buen comienzo.

INCREÍBLE PERO MUCHAS VECES CIERTO. En Córdoba (España) hace más frío que en Estocolmo (Suecia). Miles de personas procedentes de países situados más al norte nos visitan, entre otras cosas, por nuestro clima. Pero yo mismo he llegado a escucharles que en ocasiones terminan pasando más frío aquí que allá. Las malas condiciones de diseño y aislamiento de nuestros edificios, muchos de ellos construidos no hace muchos años, hacen que las condiciones en zonas de interior dejen mucho que desear.

En un gran número de casos el consumo en nuestras ciudades constituye todo un derroche energético, siendo sus instalaciones de climatización (y por extensión del resto de servicios, como iluminación o agua caliente) sobredimensionadas y poco eficientes.

Medidas constructivas para la reducción de la demanda, junto con la mejora de la eficiencia de las instalaciones, han de venir acompañadas de una mejora de la gestión individual de nuestra energía. No habría ni que demonizar las tecnologías más tradicionales, ni esperar a que las más modernas solucionen todos nuestros problemas.

VERDAD INCÓMODA E INCOMPLETA. El problema del uso de los combustibles fósiles es el cambio climático. Pero no es el único. Nos estamos asomando a un futuro nada lejano con un abastecimiento energético bastante incierto, en un escenario de reducción y agotamiento de recursos fósiles. Es por eso que la eficiencia energética se convierte en una realidad incluso para los más escépticos. Sólo hay que pensar que la mayor parte de la energía la extraemos de recursos finitos, y que lo finito, cuando se comparte con 7000 millones de personas, traerá indudables dificultades.

Cada pequeño gesto puede ser un pequeño alivio ambiental y un día más que ganamos en la transición del modelo energético hacia otro, donde la eficiencia camina de la mano de las fuentes de energía renovables. El sol es el único motor del que disponemos a largo plazo, y seguir mirando al subsuelo parece que impide que pensemos con claridad.

NI VERDAD NI MENTIRA, DEPENDE. Es más eficiente calentar con gas que con electricidad. Además de la propia consideración del dispositivo que empleemos para ello, hoy resulta difícil seguir el camino que recorre la fuente de energía hasta que acaba llegando a nosotros a través de los cables eléctricos o los conductos para el gas. El modelo de grandes nodos de producción de energía alejados de los de consumo hace que acabemos por perder la pista.

La generación eléctrica se topa con multitud de pérdidas, entre ellas tiene gran importancia la relacionada con el límite que la propia naturaleza impone a los procesos de combustión, a través del segundo principio de la termodinámica: es físicamente imposible convertir todo el calor generado en mover las turbinas de las centrales  (igual que ocurre en el motor de un automóvil).

Las pérdidas en el transporte tampoco son desdeñables. Las renovables, por su naturaleza y por su modularidad hacen que nuestra red haya ganado en eficiencia e independencia.  Nos permiten convertirnos en consumidores de nuestra propia energía mediante el autoconsumo, aunque a día de hoy no se disponga aún en España de una regulación que fomente su desarrollo.

La extracción de gas tampoco se libra de tener un proceso donde la eficiencia juega un papel muy importante. Las nuevas técnicas extractivas de gas traen consigo un gasto energético cada vez mayor, llegando a un punto en el que se invierte tanta energía para obtener energía (es el concepto de Tasa de Retorno Energético), que si ya resulta inviable desde el punto de vista ambiental, se acabará convirtiendo en inviable desde el punto de vista económico.

TOTALMENTE FALSO. Al ahorrar energía renunciamos al confort. Más bien se da lo contrario, se gana en calidad de vida al incorporar de forma inteligente la eficiencia energética en nuestro día a día. No significa ni renunciar al confort ni tener que vivir obsesionados. Se trata de reivindicar el valor de los recursos, tanto en lo individual como en lo colectivo. Para alcanzar esto, se hace muy importante construir más cultura energética, y hacerlo con el apoyo de la administración.

Los beneficios obtenidos son tanto económicos, como sociales y medioambientales. En un día de la eficiencia energética es importante no olvidar que es posible vivir mejor utilizando menos recursos, y que además es la única forma de garantizar un desarrollo sostenible. La eficiencia energética es necesaria para que cada día 5 de marzo siga siendo uno de esos días de finales de invierno, de esos en los que se pueden empezar a ver señales de un nuevo cambio de estación.

Pablo Caballero, simpatizante de EQUO

Un comentario

  1. Appreciating the dedication you put into your site and in depth information you
    provide. It’s nice to come across a blog every once in a while that isn’t the same old
    rehashed information. Great read! I’ve saved your site and I’m including your
    RSS feeds to my Google account.

Deja una respuesta