EQUO Córdoba rechaza la autopista Córdoba-Toledo y propone alternativas con menos impacto ambiental y económico

El partido EQUO rechaza de forma rotunda la inclusión en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 la construcción de una autopista entre Toledo y Córdoba. Esta propuesta, innecesaria y ruinosa económicamente, ya fué rechazada en su día, entre otros motivos, por el tremendo impacto ambiental de la misma, pues afectaba en su trazado zonas protegidas por la legislación comunitaria por ser habitat de especies en grave peligro de extinción como el Lince Ibérico o el Águila Imperial.

Para Diego Rodríguez, coportavoz de EQUO Córdoba, el ministerio dirigido por Ana Pastor tiene como único objetivo proporcionar ayuda a las empresas concesionarias de peajes, actualmente en graves problemas financieros. En la actualidad, el tramo entre Madrid y Toledo alcanza apenas el 10% de los usuarios que recogía el proyecto y resulta, por tanto, deficitaria, necesitando ayudas públicas pagadas con los impuestos de los ciudadanos.

El tramo propuesto se calcula que tendría un coste de 625 millones de euros,  a sufragar en su mayoría por el Estado, es decir, según comenta Diego, “un nuevo trasvase de fondos de la ciudadanía a los bancos, como si no fuera suficiente con las ayudas milmillonarias ya concedidas”.

Ademas, continua, “se trata de incidir en un modelo de infraestructuras innecesarias. Nuestro país tiene mayor densidad de autovías y líneas de alta velocidad que los países con economías más importantes en la UE o los EE.UU y Japón y no nos ha evitado un tasa de paro de récord. Basta ya de AVEs vacios, aeropuertos sin aviones y de engañar a los ciudadanos con grandes obras”.

En su lugar EQUO Córdoba propone que las inversiones en transporte, en lugar de seguir fomentando el transporte por carretera o AVE que no tienen viajeros, se destinen a fomentar el transporte de mercancías por ferrocarril, que es más eficiente, barata y con menor coste ambiental que la carretera. Igualmente, se debe invertir en lineas de tren convencional, cercanías y regionales, que son los que afectan más al 90% de los ciudadanos, como ha propuesto repetidas veces el partido ecologista en su programa electoral, ya que disminuirían nuestra dependencia energética, nuestros alarmantes niveles de contaminación y los colapsos circulatorios en carreteras y ciudades.

Deja una respuesta