La hipocresía de Rajoy

“Haz lo que digo, pero no lo que hago” podría ser el comienzo o el final del discurso de nuestro presidente del gobierno en Rio+20.

Rajoy centró su discurso en la importancia de la economía verde para combatir la pobreza y fomentar la inclusión social. Bonitas palabras para un presidente que desprecia todas las propuestas de los grupos ecologistas y que crea bolsas de pobreza y exclusión. También  dijo que hay que apostar por el desarrollo sostenible como único camino, mientras que él apuesta por la energía nuclear, las prospecciones petrolíferas, la urbanización de playas vírgenes y la construcción de Eurovegas.

Pero considero que pasó de la hipocresía al cinismo cuando dijo que hay que apostar por las energías renovables, precisamente un gobierno que ha eliminado las ayudas a las renovables, supongo que para favorecer a los lobbies del carbón, el petróleo o las nucleares. Esas ayudas son totalmente rentables por el empleo que crean y el ahorro económico que supone para las familias azotadas por la crisis. Sin pensar en cambios climáticos, contaminación u otros temas ambientales que tanto se desprecian con la coartada de la crisis.

La apuesta por la economía sostenible pasaría por fomentar las energías renovables, la agricultura ecológica, el turismo cultural y de naturaleza, la rehabilitación de viviendas para hacerlas más eficientes energéticamente. Sin embargo las apuestas de nuestro gobierno pasan por ayudar a la banca en lugar de a los ciudadanos, resucitar la especulación urbanística y volver a los errores del pasado.

Como militante de EQUO,  partido político que apuesta por una sociedad alternativa creo que la hipocresía del PP es similar a la del PSOE y las políticas económicas de ambos favorecen siempre a los mismos. Sólo espero que esa hipocresía no se contagie al  resto de partidos y que haya alternativas, pluralismo y esperanza. El futuro tenemos que trabajarlo entre todos. Esperar a que solucionen nuestros problemas quien nos ha metido en ellos es estúpido e irresponsable.

Francisco Povedano                                                                                                           Militante de EQUO                                                                                                                   Priego de Córdoba

Un comentario

  1. A estos errores hemos de añadir el último con el que se ha descolgado este gobierno de cínicos, mentirosos e ignorantes: el uso del maiz transgénico es “una opción más respetuosa con el medio ambiente que el maíz convencional”. ¿Pero cómo se puede decir que un maiz transgénico que el mismo produce las toxinas insecticidas y que después ingeriremos también los humanos, es respetuoso con el medio ambiente?
    No se puede ser mas cafre.

Deja una respuesta