EQUO PROPONE REDUCIR LOS GASTOS DEL ZOO Y PRIORIZAR OTRAS INVERSIONES MEDIOAMBIENTALES

El partido EQUO entiende que las prioridades de gasto medioambientales en Córdoba no pasan por ampliar el zoológico, una instalación anacrónica y alejada de la verdadera conservación del medio ambiente y pide al Ayuntamiento que invierta en mejorar la calidad de vida de los habitantes y visitantes de nuestra ciudad, mejorando cuestiones como la contaminación acústica o la falta de sombra en algunos espacios recientemente reformados.

Tras unas triunfalistas declaraciones realizadas por el equipo de gobierno a los medios respecto del zoo como herramienta de conservación de especies y de educación ambiental, EQUO quiere señalar la contradicción que supone promover el medio ambiente y la naturaleza por medio del cautiverio de animales salvajes fuera de su ecosistema natural.

Para Diego Rodriguez, coportavoz de EQUO Córdoba “Frente al verdadero espíritu conservacionista que promueve la defensa de las zonas naturales donde las diferentes especies viven, los zoológicos son instituciones desfasadas, cuya supuesta labor de recuperación se lleva a cabo de manera mucho más eficiente en los centros de recuperación de especies, como el de los Villares. Además, su supuesto carácter educativo deja mucho que desear, ya que se ven a los animales lejos de su entorno, de su comportamiento natural, aprendiendo que es normal y aceptable semejante trato”

Su compañera Eladia Cuevas, coportavoz asimismo de la formación ecologista, añade “En un momento de restricciones presupuestarias, está totalmente fuera de lugar que el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento gaste en ampliar estas instalaciones, en lugar de invertir en otras cuestiones de mayor relevancia e impacto en la vida de la ciudadanía, como un mapa de ruidos en profundidad, dinamizar la oficina de la bicicleta o seguir promoviendo el cuidado por el medio ambiente, con interesantes iniciativas como el premio Chico Medes abandonadas.”

Para EQUO Córdoba, concluye, “Es evidente que el zoo es para el Ayuntamiento un atractivo turístico, una “atracción” a fomentar, al margen de que sus beneficios para la ciudadanía sean casi nulos o que perpetúe un modelo de relacionarnos con los animales injusto y cruel. El Ayuntamiento haría mejor en invertir el dinero del área de Medio Ambiente en otras cuestiones, como las mencionadas o en la mejora de los espacios públicos, con más sombra, agua y descanso”.

2 comentarios

  1. Apoyo totalmente la propuesta. Ya que, si todo lo que puenden hacer por la conservación de las especies, para su conocimiento y su “disfrute”, es enjaularlas haciendo negocio con ellas, pocas ideas y poco amor por la naturaleza tienen estos señores.

  2. En los zoos convencionales el animal se convierte en mero objeto para el disfrute de los humanos negándoles sus derechos a vivir con las necesidades que les son propias. El zoo deviene en circo. Este tipo de instituciones caducas no se corresponden con la sensibilidad del siglo XXI

Deja una respuesta