La Equomunidad, una forma diferente de hacer política

EQUO nace con una voluntad clara de explorar y poner en práctica otra forma de hacer política, en la que la ciudadanía no sea tratada como menor de edad de forma permanente, no se robe a las personas la capacidad de tomar decisiones y la participación sea algo consustancial al proyecto político. Si algo ha quedado claro de forma creciente este último año es que hay un gran cansancio por un sistema de partidos que parecen estar más interesados en lo que sucede en su propio interior que en los problemas y las angustias de la gente a la que dicen servir. EQUO está compuesta de personas así, personas aburridas de oír las mismas palabras, los mismos rituales vacíos que únicamente sirven para adormecer nuestras conciencias y nuestro pensamiento crítico.

Una de las novedades que EQUO incorpora a su forma de ser es la equomunidad (http://www.equomunidad.org/), un lugar de encuentro, de intercambio de ideas y de construcción de las mismas. Una plaza y una asamblea. Con la equomunidad, EQUO pretende que la política de el salto tecnológico que la sociedad ha dado ya, pero que los partidos políticos, criaturas del siglo XX con ideas del siglo XIX, no saben hacer. Con la equomunidad, podemos debatir y construir un programa político entre todos y todas. La voz de cada persona es escuchada por todo el mundo de la misma forma, sea el último incorporado o quien tuvo la idea original. Hasta ahora, esta herramienta tan hermosa nos ha permitido hacer un programa en pocos meses entre varios miles de personas, con la única limitación del tiempo que se le quiera dedicar.

Es evidente que no todo el mundo tiene la misma familiaridad y facilidad de trato con las nuevas tecnologías y que una iniciativa tan novedosa como esta puede parecer difícil o árida para muchas personas. Sin embargo, sus posibilidades son tan amplias y novedosas que debemos hacer un esfuerzo. Desde EQUO Córdoba queremos animar a todos nuestros amigos y amigas, participen mucho o poco, se consideren socios o simpatizantes, incluso a aquellos con curiosidad, a que se inscriban en la equomunidad, que la usen, la “toqueteen” y se conviertan en protagonistas de esta ilusionante travesía.

Aquí van unos sencillos consejos para facilitar su uso y hacerlo más fructífero:

Y ahora ya no hay excusa para no participar activamente en la política, al menos en la actividad política que nos propone EQUO ;-).

Un comentario

  1. me gusta lo expuesto arriba por eso, aunque soy una de las que lo tienen dificil con las nuevas tecnologías, voy a intentar participar en esta equomunidad. De todas formas conviene no olvidar citarnos para conocernos “de verdad”. Un abrazo equomune

Deja una respuesta