TRABAJO Y ENERGIA VERDES

Este fin de semana pasado Equocordoba ha celebrado sendos actos electorales e informativos, vinculados al tema que más preocupa a los españoles, el trabajo.

Desde Equo proponemos un REINICIO hacia la economía verde, como alternativa real al modelo productivo actual, alternativa en la que España es pionera, y que nos permitiría crear 2,7 millones de empleos, puesto que las energías renovables son capaces de generar “7 veces más puestos de trabajo que las fósiles”.

Durante la acción desarrollada este pasado sábado, bajo el lema ‘Sigue las huellas de empleo verde’, desde EQUO hemos querido llamar la atención de los electores sobre las oportunidades de desarrollo económico y de creación de puestos de trabajo que pueden generar empresas y actividades sostenibles, como las energías renovables, la rehabilitación de edificios, la gestión de residuos o la agricultura ecológica.

De hecho, recientemente, el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España en 2010 ha puesto de manifiesto que el pasado año el sector de las energías renovables ha crecido en España un 8,2% y se ha consolidado como “uno de los motores de nuestra economía”. Estos datos , “respaldan la apuesta de EQUO por las renovables”.

Y por esta misma razón, este pasado domingo, en nuestro evento ‘Vientos de cambio’, hemos resaltado la necesidad de “potenciar el sector tecnológico e industrial de las energías alternativas para que se convierta en el eje de la transformación tecnológica que la economía española necesita”.
Las propuestas de EQUO de cara a las Elecciones Generales del 20N van el línea con el lema de campaña, REINICIA, que recoge la necesidad de ”reiniciar el sistema”, ya que lo que está ocurriendo es una crisis sistémica y hay que “cambiar las reglas del juego”.

Un comentario

  1. España está prisionera de los intereses de unos cuantos capitales, cuyo común denominador, es no crear empleo en nuestro país. Otro factor común es tener muy bien amarrados sus intereses alrededor del poder político. A cambio, el perjuicio para los ciudadanos es inmenso.
    Esos intereses no sólo abogan por las formas tradicionales de producción, por cierto muy bien amoldadas a sus objetivos económicos, sino que están haciendo tambalear la recuperación económica en base a las nuevas actividades que citais, poniendo todas las trabas que se les permiten.
    Por cada unidad de tiempo que retrasen su propia decadencia, estarán precipitando el mercado laboral hacia un mayor desastre.
    Hay que impedirlo. Hay que denunciar. Hay que cambiar esto.

Deja una respuesta