Equo reclama que la intervención en Libia se limite a lo establecido en la resolución de la ONU

Ecolo Córdoba, integrada en la red Equo, comparte la posición respecto al conflicto en Libia.

Ante las confusas informaciones provenientes de Libia y de los ataques que se están produciendo por parte de las fuerzas internacionales, Equo expresa su preocupación y reclama que la intervención internacional se ajuste estrictamente a lo establecido en la resolución 1973 de la ONU y que en ningún caso se extralimite.

Para Equo esta resolución contiene elementos importantes que no pueden ser obviados como son: el alto grado de consenso alcanzado y sobre todo que establece como objetivo fundamental la protección de la población civil, lo que supone un hito importante en este tipo de mandatos. Además, limita claramente el papel de esta intervención a establecer una zona de exclusión aérea para proteger a la población a la que, entendemos, no se puede dejar abandonada a su suerte. Por todo esto, Equo entiende que “la inacción” de la Comunidad Internacional no puede ser una opción y considera que la ONU tendría que haber reaccionado mucho antes.

Sin embargo, esta reflexión no supone “un cheque en blanco” y obliga a estar vigilantes para que se cumpla lo acordado.

En este sentido Equo reclama al gobierno español:

– Que la participación española sea aprobada por el Congreso de los Diputados.

– Que el Presidente del Gobierno comparezca en el Congreso para explicar en qué condiciones se va a realizar la operación y cómo va a participar en ella España.

– Que el Gobierno vigile que la acción militar se realice en base al estricto cumplimiento de la resolución 1973, y que no se vaya en ningún caso más allá del mandato que esta establece.

– Que España insista en que la operación debe tener como prioridad la protección de la población civil.

– Que la utilización por parte de fuerzas de la coalición (especialmente norteamericanas) de las bases españolas requiera la aprobación caso por caso.

– Que España intensifique su labor de ayuda humanitaria a través de la AECID para la atención de los refugiados en las fronteras.

– Que se declare “persona non grata” al Embajador de Libia en España (que sigue en su puesto).

– Que los procesos democratizadores del mundo árabe sean una oportunidad para relanzar la UpM (Unión por el Mediterráneo) como instrumento de apoyo a la democratización del sur del Mediterráneo.

Asismismo Equo insta a la UE a seguir trabajando por la vía diplomática con los organismos supranacionales africanos y la Liga Árabe para garantizar la libertad del pueblo libio y manifiesta que cualquier acción al amparo de la citada resolución deberá atender las necesidades humanitarias de las personas libias tanto dentro como fuera de sus fronteras.

Desastrosa política exterior

Para Equo además, esta intervención evidencia el triste papel de la UE y EEUU y su errática política exterior. No olvidamos que la UE, consideraba hasta hace muy poco como “aliados” a los dirigentes de Túnez, Egipto, y en la última etapa también al propio Gadafi; y que a día de hoy sigue apoyando sin rubor a gobiernos antidemocráticos. Mientras que hay multitud de conflictos con víctimas civiles que no merecen la atención de ningún organismo internacional, como es el caso de Palestina, Darfur o Bahrein.

Una desastrosa e hipócrita política exterior compartida también por el gobierno español, que en 2010 vendió a Libia armas por valor de casi 7 millones de euros, y que hace unas semanas se reunía con el Emir de Catar, un país cuyo sistema de gobierno es la monarquía absoluta.

Por todo esto, Equo reclama un cambio radical en las relaciones internacionales, en las que debe primar el respeto a los Derechos Humanos frente al número de barriles de petróleo o las reservas de gas.

4 comentarios

  1. Muy claro y sensato vuestro planteamiento sobre la intervención en Libia de la Comunidad Internacional.
    Esperemos que los intereses comerciales y los chanchullos políticos se vayan destapando cada día más con los medios informativos que hoy disponemos. Que el personal siga y se informe de todo lo que acontece tanto en el escaparate como en la trastienda. Nuestro juicio crítico debe estar en forma para que la continua manipulación sea cada vez más difícil de nublar nuestra visión de los hechos.

  2. Una acción militar así no es energéticamente sostenible…

  3. El problema es que ya se ha extralimitado el mandato de la ONU, como afirmó el secretario general de la Liga Árabe, Amr Moussa, hace unos días: “lo que está pasando en Libia difiere del objetivo de imponer un espacio de exclusión aérea. Los países árabes quieren la protección de los civiles no el bombardeo a otros civiles”.
    Se ha bombardeado incluso la capital, Trípoli, que queda lejos de las zonas de conflicto.

  4. Cada misil cuesta un millón de dolares aprox , el primer día los EU lanzaron unos 200 . Esto es muy sostenible , Obama coincide con ecolo y ademas el petroleo nos costara mas barato , como en Iraq . Los muertos civiles de los ataques de la OTAN son invisibles ¿donde están?. Mientras tanto , el resto de gobiernos y dictadores criminales pueden estar tranquilos , a no ser que tengan petroleo y no este controlado por EU . Puerca hipocresía …………….

Deja una respuesta