El dedo y la Luna

Parafraseando a Confucio diremos que: “Cuando el sabio señala la luna el distraído mira el dedo”.

Algo así ha ocurrido con la historia del autobús de la subvencionada organización católica y su prohibición de circular por las calles de Madrid.

En este caso, un hecho que hubiese pasado desapercibido por la mayoría de los madrileños y por supuesto por el resto del país, aparte de victimizar a los protagonistas, se ha convertido en primera plana de todos los medios de comunicación. Consiguiendo una difusión que ni en el mejor de sus sueños se hubiesen imaginado sus promotores.

En consonancia con el proverbio confuciano, seguramente estamos mirando el dedo y dejando de ver la Luna. Porque el asunto del autobús, a pesar de la gravedad por la ignorancia e intolerancia que supone (“El autobús de la ignorancia y la intolerancia”), es solo un síntoma.

Si en vez de mirar el dedo (lo anecdótico del autobús) lo hacemos hacia donde éste señala: la Luna (Iglesia Católica).

Descubriremos a una gran multinacional, con su central en el extranjero (Estado del Vaticano), que no solo está exenta de pagar impuestos sino que recibe “ayuda” económica del Estado español, como consecuencia de unos acuerdos de la dictadura franquista en agradecimiento a su importante participación en el golpe militar, ratificados y mejorados en su beneficio, por los diferentes gobiernos democráticos. ¡Sin que sepamos muy bien qué es lo que tienen éstos que agradecerle! Todo ello estimado en más de 10.000 millones de euros anuales (equivalente a los recortes en sanidad y educación).

Veremos a la mayor propietaria de inmuebles de nuestro país como resultado de la apropiación de bienes, muchos de dominio público, por el sistema de inmatriculación (otro regalo de la dictadura y ampliado por Aznar) protagonizando el mayor escándalo inmobiliario de la historia.

Si nos fijamos en los aspectos aludidos en el eslogan: Infancia y Sexualidad. Podemos ver lo siguiente:

El texto más conocido de la infancia de Jesús en las “sagradas escrituras”, el mito de la matanza de niños por Herodes, que a todos nos contaron de pequeños para resaltar la crueldad del malvado rey judío, si lo miramos libres de la ceguera dogmática a la luz de la razón descubrimos, a una familia muy sagrada pero nada solidaria con sus vecinos, ya que a pesar de conocer la amenaza para sus hijos, deciden huir sigilosamente dejándolos a su suerte. Permitiendo con ello la muerte de todos los menores de dos años, lo que hoy equivaldría a sus amiguitos y compañeros de guardería. Además de poner en evidencia a un dios, sabio, todopoderoso, bondadoso, etc., que pudiendo actuar, lo hace pero solo para salvar a “su hijo”.

Si dejamos a un lado los “cuentos sagrados” para situarnos en la realidad actual, las cosas no parecen mejorar, basta con ver los abusos sexuales cometidos por parte de miembros de la misma y la protección dada desde la jerarquía católica. A lo que se añade la falta de respeto a los derechos del niño mediante el bautismo en los primeros días de vida como mecanismo de afiliación y el posterior adoctrinamiento antes de tener la madurez para decidir por ellos mismos. Consiguiendo inocular en sus cerebros, en un momento que son autenticas esponjas carentes de filtro alguno, extrañas fábulas, ideas extravagantes y quimeras ridículas que serian cuestionadas y/o rechazadas a una edad con capacidad crítica de razonamiento, pero que en esta edad se convierten en objetos de respeto y temor durante el resto de su vida, limitando su libertad de pensamiento.

Con respecto a la sexualidad, la iglesia considera que su única finalidad es la reproducción dentro del matrimonio. En consecuencia queda excluida su práctica como fuente de placer. Baste recordar la obsesión patológica contra la masturbación de los curas del nacionalcatolicismo, convertida en fuente de todos los males presentes y por venir para los jóvenes de la época (acné, caída del cabello, anemia, reblandecimiento cerebral, etc.). Por tanto la homosexualidad no solo es rechazada sino que se incita en sus “sagradas escrituras” a que se les de muerte a quienes la practican: Levítico 20, 13: “Si un hombre se acuesta con un varón, como se acuesta con una mujer, ambos han cometido una infamia; los dos morirán y serán responsables de su muerte”.

A pesar de estas barbaridades no me consta que la Iglesia haya rectificado sus textos sagrados. Por el contrario, algunos como el prelado cristiano del Movimiento Misionero Mundial se las toman en serio y, hace unos días, dijo cosas como éstas: “Los homosexuales deben morir al igual que los corruptos, ateos, porque no son obra de dios. Si encuentran a dos mujeres haciendo sexo, maten a las dos, y si encuentran a una mujer teniendo sexo con un animal, mátenla a ella y maten al animal (Levítico 20,16) en el nombre de Jesús. Hay poder en Jesús y en la sangre de Cristo”.

Por ello sorprende que al Observatorio Español contra la LGTBfobia le llame la atención y recoja un listado de obispos que, en coherencia con los principios de su Iglesia, fomentan la exclusión de estas personas de la misma y de la sociedad. Parece que no han comprendido que actuar de esta manera está “en su naturaleza”. El rechazo a la homosexualidad forma parte del ADN de la iglesia católica, tanto en sus textos sagrados como en sus prácticas, entre las que se incluyen su “persecución y castigo” cuando el poder civil se pone a su servicio.

Si miramos la relación de la iglesia con la mujer, tampoco sale bien parada, pues se trata de una organización hecha por y para beneficio de los hombres, quedando relegada a un segundo plano. Se trata de una institución piramidal, autoritaria, nada democrática y en la que sus ministros (hombres) no son considerados representantes sino pastores elegidos a los que el rebaño (aquí si caben las mujeres) debe seguir y en modo alguno cuestionar. Sustentada en una elevada dosis de misoginia:

“Por la mujer comenzó el pecado, por culpa de ella morimos todos”, Génesis.

“Por más que busqué no encontré; entre mil se puede encontrar un hombre cabal, pero mujer cabal, ni una entre todas”, Eclesiastés.

Y perlas similares como que la mujer es más amarga que la muerte ” o “vale más maldad de hombre que bondad de mujer” se encuentran escritas en unos textos considerados por esta doctrina “la palabra de Dios”.

En resumen, una organización cuyos principios y textos fundacionales chocan con los de una sociedad civilizada, democrática, solidaria, igualitaria en derechos entre mujeres y hombres, respetuosa con las diferentes opciones sexuales, protectora de la infancia, etc. Y sin embargo se la acepta, defiende y protege por la mayoría de los miembros de esa sociedad.

En definitiva, una más de tantas contradicciones de los seres humanos.

Antonio Pintor Álvarez. Médico y miembro de EQUO Córdoba

 

Pepe Larios, elegido Presidente de la Fundación EQUO

La Fundación EQUO tiene como objetivos la promoción del pensamiento verde y la ecología política y su puesta en práctica como alternativa al desarrollismo, basada en los derechos desde la ecología y el feminismo

El veterano activista y político es también miembro de la Comisión Ejecutiva Federal y fue coportavoz de EQUO Andalucía

Pepe Larios, que ha estado vinculado al proyecto EQUO desde sus inicios, siendo socio de la Fundación desde 2011 y miembro de su primer Consejo Asesor, fue elegido el pasado 24 de febrero en sustitución de Cecilia Carballo, que dejó el cargo por cambios en su situación laboral.

Según el propio Larios, “La Fundación EQUO tiene un papel fundamental en la lucha por una política más verde, igualitaria y democrática, y supone un nuevo reto para concienciar a la sociedad de la necesidad de una transición urgente a otro modelo económico y energético, más justo y sostenible. Las políticas verdes son, a la vez, más necesarias que nunca y la alternativa, cada día más clara en toda Europa, al fracaso del neoliberalismo y al peligroso auge de la extrema derecha, como hemos visto en Austria u Holanda. Desde la Fundación espero poder sumar mi esfuerzo al de millones de personas en toda Europa que luchan por un futuro mejor, verde y más que verde”.

La Fundación EQUO, germen del partido verde del mismo nombre, trabaja en diversas áreas los valores e ideas de la ecología política, como son Cambio de Modelo Económico (Green New Deal, como se conoce a nivel europeo), Igualdad, Migraciones, Nuevo Modelo Energético y Participación Democrática. En estos campos, desarrollan su trabajo a través de proyectos, cursos, charlas, mesas de encuentro así como mediante artículos, entrevistas y reportajes. Todo ello contando con el apoyo de profesionales de las áreas de su trabajo. Fruto de su labor, ha generado informes de gran calado sobre empleo verde, europeísmo en España o igualdad en las políticas de los partidos políticos.

Pepe Larios, cordobés de 63 años, ha sido un activista desde la adolescencia y uno de los promotores de los movimientos ciudadanos cordobeses durante la transición. En los años previos al referendum sobre la permanencia en la OTAN tuvo una destacada labor en el impulso de los grupos pacifistas y antinucleares en Córdoba. En 1994 ingresa en Los Verdes de Andalucía siendo concejal entre 1995 y 1999. En 2000 y 2001 es Director General de Educación Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía. Fue coordinador general de la elaboración de la Estrategia de Desarrollo Sostenible de Andalucía, Agenda XXI de Andalucía de 2001 a 2002 y desde 2001 es miembro del Consejo Andaluz de Medio Ambiente.

También ha sido presidente y analista del Instituto de Estudios Transnacionales y ha dedicado mucho esfuerzo a la difusión de la problemática del Cambio Climático desde el ámbito educativo, formando al profesorado y funcionariado andaluz. Autor del libro: “Calentamiento Global, al borde del límite”.

EQUO considera un despropósito y un despilfarro la nueva ampliación del aeropuerto

El partido verde no comprende que se siga tirando dinero en una infraestructura sin sentido, como ya advirtió el Tribunal de Cuentas europeo, que puso el aeropuerto de Córdoba como ejemplo de derroche

“Parece que hay personas en el gobierno que no han aprendido nada del ruinoso gasto en infraestructuras inútiles anterior a la crisis”

EQUO expresa de la forma más rotunda su incredulidad y rechazo al anuncio del subdelegado de gobierno de una nueva ampliación de la pista del aeropuerto de Córdoba. La formación verde no puede comprender que se sigan tirando cuantiosos fondos públicos a una instalación sin sentido comercial o social, como, por desgracia, sucede con numerosos aeropuertos vacios o semivacios, cómo los de Lérida, Huesca, Murcia o Badajoz, entre otros muchos casos.

Según Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO, “Es increíble que se produzca un anuncio de tono triunfalista como este cuando en realidad se trata de seguir quemando dinero de toda la ciudadanía para que un puñado de altos cargos se puedan seguir colgando medallas inmerecidas por hacer algo por nuestra ciudad y provincia. La realidad es que llevamos cerca de 100 millones de euros gastados en una infraestructura que ya hace dos años la UE puso como ejemplo de derroche, ya que su único uso, actual y previsiblemente futuro, es para aviones privados, gubernamentales y de recreo, con menos de 7000 viajeros en 2014. Eso supone más de 12.000 euros por viajero y se quiere aumentar esa cuenta”.

EQUO recuerda que todos los estudios coinciden en la falta de sentido de ampliar un aeropuerto que tiene dos instalaciones de gran tamaño como Sevilla y Málaga a menos de dos horas. Para la formación verde, el único objetivo real es político, ya que permite aparecer al Partido Popular y al gobierno como eficaces “conseguidores” para la ciudad y la provincia.

En palabras del coportavoz de EQUO Córdoba, Salustiano Luque, “Mejor sería mejorar las comunicaciones con los aeropuertos de Sevilla y Málaga y destinar esos fondos al mantenimiento de las infraestructuras viarias y ferroviarias de la provincia que seguir despilfarrando el dinero público”.

El partido verde recuerda que el aeropuerto está situado en zona inundable y rodeado de viviendas ilegales y que estas circunstancias suponen una dificultad adicional para dotar de rentabilidad social y económica a dicha instalación.

EQUO reclama a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento medidas urgentes para reducir la contaminación

“Córdoba necesita además un plan a medio y largo plazo para afrontar este problema mediante la reducción de emisiones de tráfico rodado y otros sectores”

 EQUO considera que el borrador de la Estrategia Andaluza del Aire demuestra que sus propuestas sobre pacificación del tráfico, fomento del transporte público y la bicicleta, así como el rechazo a la incineración en Cosmos están más que justificados

Tras conocer el documento elaborado por la Junta de Andalucía, EQUO pide al Ayuntamiento y a la propia Junta medidas urgentes para reducir de forma importante los niveles de los contaminantes más presentes en la atmosfera cordobesa mientras se completa la elaboración de dicho documento y se plantean medidas de mayor alcance. En concreto, EQUO recuerda sus propuestas para pacificar el tráfico en gran parte de la ciudad, reduciendo la velocidad máxima del tráfico rodado privado a 30 o 20 km/h, impulsar de forma decidida los desplazamientos peatonales o ciclistas o aumentar de forma considerable el arbolado urbano y periurbano. Igualmente considera necesario concertar medidas urgentes con algunas de las industrias y sectores que más contribuyen a esta situación.

En declaraciones de Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba, “este estudio demuestra lo que cada día era más personas notamos en nuestra ciudad, que el aire está más contaminado, lo que tiene un efecto demoledor sobre la salud de las personas, aumentando las enfermedades respiratorias, agravando las afecciones alérgicas, etc., con especial incidencia sobre personas mayores y menores. Córdoba, por su situación geográfica, encajonada entre la Campiña y la Sierra y por la falta de vientos fuertes, respira de forma continuada peor que el resto de Andalucía. Por eso nos hace falta decisión y valentía, porque lo que vale para otro sitio aquí es insuficiente”.

Por su parte, Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO, explica que “el desastroso modelo de urbanismo existente en Córdoba, con un diseminado inmenso, en gran medida ilegal, agrava el problema de la contaminación, ya que supone un uso intensivo del vehículo privado para casi cualquier trámite. Además, supone hacer recaer el mayor peso de la contaminación sobre quienes residen en el núcleo urbano, adonde se desplazan la inmensa mayoría de esos coches para trabajar, comprar, disfrutar de actividades de ocio, etc. Una ciudad compacta, con una red eficiente de transporte público, es una de las mejores formas de luchar contra los niveles globales de contaminación.”

EQUO plantea, a medio y largo plazo y entre otras muchas medidas, replantear la construcción de nuevas infraestructuras que sólo sirven para abundar en el uso privado del coche, como el cierre de la ronda norte. Por el contrario, reclama que se piense una ciudad que, crecientemente, reduzca el uso del coche dentro de la misma, como hacen ya las capitales más avanzadas de nuestro entorno.

https://equocordoba.org/2017/02/12/equo-apuesta-por-invertir-en-mejorar-la-badajoz-granada-y-en-un-mantenimiento-adecuado-frente-al-desdoble/

https://equocordoba.org/2017/01/31/equo-reclama-al-gobierno-andaluz-que-apuesten-por-una-industria-verde-y-de-futuro-para-andalucia/

https://equocordoba.org/2017/01/24/la-calidad-del-aire-en-cordoba-requiere-actuaciones-que-protejan-nuestra-salud/

https://equocordoba.org/2017/01/03/la-transicion-necesaria-ii/

https://equocordoba.org/2016/11/30/equo-deja-claro-que-la-incineracion-de-residuos-no-es-compatible-con-la-estrategia-andaluza-de-calidad-del-aire/

https://equocordoba.org/2016/10/12/equo-reivindica-el-protagonismo-del-peaton-en-nuestras-ciudades-y-pide-priorizar-espacios-para-trasladarse-caminando/

 

EQUO se suma al rechazo a la celebración del centenario de “Manolete” y propone destinar el presupuesto a fomentar la creación cultural

El partido verde considera que no deben destinarse fondos públicos en 2017 a homenajear a una figura anacrónica como el matador, por no estar acorde con los valores actuales de respeto a los animales.

EQUO considera que la moción que aprobaba la comisión y el homenaje, aunque sin festejos taurinos, es un contrasentido, ya que la única faceta por la que Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete” destacó fue, precisamente, por esta cruel tradición.

La formación ecologista ha expresado su disconformidad total con la celebración del centenario del nacimiento del torero que, a su entender, no merece ningún tipo de recordatorio público. “Lejos de ver la tauromaquia como un patrimonio cultural a conservar, EQUO forma parte de esa creciente mayoría social que la ve como un espectáculo cruel, bochornoso para nuestra sociedad, inevitablemente unido a memorias en blanco y negro de miseria y necesidad y a otras más recientes, de folclorismo barato y revistas del corazón. En cualquier caso, en una ciudad con las necesidades culturales que tiene Córdoba, dedicar fondos públicos a este homenaje es un despropósito” comenta Ana María Carnero, coportavoz de EQUO Córdoba.

EQUO entiende que las administraciones públicas debería fomentar el reconocimiento de aquellas figuras que transmitan valores democráticos, solidarios y acordes con una sociedad cada día más diversa, abierta y que rechaza la crueldad y el maltrato. El partido verde recuerda que los festejos taurinos llevan años a la baja y que sin las jugosas subvenciones públicas que reciben de diversas administraciones (compra de entradas, escuelas taurinas, espacios televisivos, etc) desaparecerían en muy poco tiempo, pudiéndose destinar dichos fondos a fomentar una cultura moderna, abierta y respetuosa con los animales y el entorno.

Por su parte, Salustiano Luque considera “necesario abandonar ese cliché de Córdoba como ciudad del toreo, de los califas, que supone una rémora para proyectarnos hacía el futuro. Tenemos un patrimonio cultural inmenso, antiguo y actual, material e inmaterial, como para tener que seguir repitiendo los viejos y manidos tópicos. Busquemos modelos y valores que transmitir para el siglo XXI”.

EQUO propone destinar los fondos del Centenario de Manolete a iniciativas culturales que promuevan la creatividad y la producción cultural local, que deben ser cada día más importantes en nuestra ciudad, más allá de tópicos ya pasados de moda.

EQUO considera que Andalucía “no puede permitirse una presidenta a medias”

Desde EQUO rechazamos las pretensiones de Susana Díaz, que si bien “tiene todo el derecho a querer hacer carrera política, no podría mantener el nivel de representación institucional que tiene ahora”.Las declaraciones de Díaz, han dejado claro en los últimos días que no entra en sus planes dejar la Presidencia de la Junta de Andalucía aunque sea elegida secretaria general del PSOE a nivel federal, cargo para el cual ha presentado hoy su candidatura en Madrid.

“¿Dónde está Susana Díaz hoy? En Madrid. Y aquí, y en otros muchos lugares de España va a tener que estar primero durante la campaña que acaba de iniciar, y en caso de ser elegida, también después. ¿Cómo pretende entonces gobernar Andalucía?”,insistimos en que Andalucía “no puede permitirse una presidenta a medias”.

Una comunidad que se desangra con las cifras de paro más altas de todo el país; que ve cómo sus jóvenes tienen que emigrar ante la ausencia de oportunidades; que tiene día sí, día no, a los profesionales de la sanidad y la educación pública en la calle clamando contra unos recortes que no cesan; donde se pretenden llevar a cabo proyectos tan aberrantes como un almacén de gas en el subsuelo de Doñana, el tapado de las balsas de fosfoyesos en Huelva capital, la explotación minera a cielo abierto en Aznalcóllar o la construcción de nuevos rascacielos en Málaga; y con conflictos abiertos en ámbitos como el transporte por tren, la agricultura intensiva que está secando los campos, o la atención a inmigrantes, necesita “una presidenta que desarrolle políticas y aporte soluciones, y no que dedique su tiempo a hacer campaña y coser a su partido”.

“Mucho nos tememos que su intención sea colocar a alguien a dedo en San Telmo si finalmente se hace con la Secretaría General” del PSOE, y recuerdan que tal y como ya se señaló desde EQUO Andalucía tras conocerse que Díaz presentaría su candidatura, “en ese caso reclamaremos que se convoquen elecciones a la Junta”.

Tras la llegada de su antecesor y de la propia Susana Díaz de forma impuesta, desde EQUO Andalucía ya han expresado su rechazo a que la todavía presidenta pretenda seguir esta misma fórmula, como ya hiciera Chaves con Griñán, y Griñán con la propia Susana Díaz. En ambos casos la dimisión se produjo por temas vinculados con la corrupción.

En caso de ser elegida secretaria general de su partido, convoque elecciones y permita que sea la ciudadanía la que elija.

La ecología política en el centro del cambio local

La experiencia de Ganemos Córdoba es un avance del papel que puede jugar el espacio verde en los diferentes espacios políticos que se irán construyendo en el horizonte electoral de 2019.

En medio de una crisis de representación sin precedentes y animadas por las experiencias del 15M, nacen en 2015 iniciativas y confluencias con diversos nombres y formas con el objetivo de recuperar las instituciones para la ciudadanía. Nuestra tradición democrática histórica nos dice que los cambios vienen por lo local, lo municipal. Una vez más, así se está demostrando.

Hasta ahora hemos tendido a considerar los espacios y familias ideológicas como compartimentos estancos. Los partidos políticos pactan programas y listas sin explorarse mutuamente y sin superar las estructuras y organizaciones previas, para bien y para mal. Pero eso está cambiando y, más allá de la grandilocuente política estatal (madrileña especialmente), encontramos multitud de pequeñas experiencias en las que florece una política más cooperativa y constructiva. Es el caso de muchas iniciativas municipalistas de confluencia, de las que pueden sacarse algunas reflexiones y aprendizajes, a modo de experimento político.

Mientras a nivel estatal, la familia de la ecología política ha tenido grandes problemas en asentarse y en introducir las cuestiones clave en el discurso hegemónico, en lo local está siendo mucho más fácil. El nacimiento de EQUO estableció una referencia sólida para el mundo verde, pero con poco recorrido electoral en los grandes números. Sin embargo, las experiencias de maridaje y simbiosis de ideas del ámbito municipal han sido una gran experiencia en las que las propuestas verdes no rivalizan, sino que cooperan y suman dotando de una perspectiva diferente a la nueva política.

En algunas de estas iniciativas de confluencia locales, las políticas verdes han conseguido encontrar un lugar más relevante y de mayor influencia. Estas son, principalmente, aquellas en las que se disuelven las formaciones políticas y donde se ponen a trabajar en un programa y una propuesta común las personas que componen los partidos con asociaciones, colectivos y ciudadanía crítica y comprometida.

Es el caso, entre otros, de Ganemos Córdoba. La formación de la agrupación de electores obligó a un trabajo intenso de decisión de formas políticas, programa, e incluso de recogida de avales ciudadanos (más de 7.500, de los 5.000 necesarios). Este esfuerzo fue, además, un proceso galvanizador de ideas y emociones que llevó en menos de un año a obtener unos 18.000 votos y 4 concejales, adelantando a fuerzas políticas con trayectoria histórica en la ciudad. La clave, la cooperación entre diversos.

Su manifiesto, que aspiraba a devolver las instituciones a las personas, es paradigma de síntesis de las ideas que bullían desde el 15M y el modelo de una ciudad verde y sostenible es una de las cuatro grandes patas sobre las que asienta la propuesta muy en la línea de las ciudades en transición. Cualquier ecologista, no excesivamente fundi (o sea, purista en sus principios), estaría cómodo con esta apuesta cuyos ejes programáticos giran en torno a la sostenibilidad, la democracia real, la justicia social, el cambio cultural, la transversalidad feminista y un nuevo modelo económico con otro concepto de trabajo y empleo.

Es cierto que en el caso de Ganemos Córdoba confluyen gentes provenientes de organizaciones de la ecología social, política (concretamente EQUO, que expresamente apoya la confluencia municipalista) y personas relevantes alineadas en las mismas coordenadas, muchas de ellas procedentes del activismo ambiental. Esta afortunada y fortuita coincidencia hace que, en la praxis, el esfuerzo programático no quedara arrinconado como ocurre en muchos casos, sino que tenga (y tiene) una fuerza inusitada y central.

La ecología política y social ha vertebrado los acuerdos para la aprobación de los presupuestos municipales de 2017, donde se incluye un paquete de enmiendas destinadas al desarrollo sostenible de la ciudad en torno a grandes ejes de movilidad, transición energética (renovables y operador propio), comercio de cercanía, turismo sostenible o reforestación; además del refuerzo de la política social y cultural de la ciudad.

Esta ha sido la apuesta de Ganemos Córdoba: una praxis de la política local, que construya un nuevo modelo de ciudad en transición hacia una etapa poscarbono y superadora de la crisis económica y social en la que estamos inmersos. Una idea, además, que va calando en la sociedad y los medios de comunicación, saliendo de los círculos tradicionalmente afines.

Así, de una manera casi inadvertida y muy poco estridente, se van consiguiendo muchos de los objetivos de sostenibilidad en nuestras ciudades, en total armonía y complementariedad con el resto de demandas de democracia participativa, transformación social, y otras que caracterizan la época post-15M. Es decir, aquellas que definen el proyecto de cambio político hegemónico en España: regeneración democrática y derechos sociales.

Este caso de “polinización política”, sin necesidad de luchas por ocupar espacios ni listas, sino de práctica cotidiana de hibridación de la ecología política con las políticas de emergencia social, el cambio cultural y de democracia radical y participativa da como resultado una experiencia novedosa e influyente en las políticas de la ciudad, convirtiendo temas marginales en propuestas concretas y debates inéditos. Esta experiencia nos puede dar una pista del papel que puede (¡y debe!) jugar el espacio verde en los diferentes espacios políticos que se irán construyendo en el cada vez más cercano horizonte electoral de 2019.

No hay futuro sin tener en cuenta la dimensión ecológica en las políticas. Los tres pilares del cambio (democracia, justicia social y sostenibilidad) pueden, y deben, ir juntos. Las etiquetas son o no son útiles. Los cambios sociales y culturales y las transformaciones urbanas sí lo son, y al menos en Córdoba el cambio, con ingredientes verdes está siendo de utilidad para mejorar la vida de las personas.

Rosa Martínez. Coportavoz de EQUO y diputada de Unidos Podemos y Alberto de los Ríos. Concejal de Ganemos Córdoba y miembro de EQUO.

EQUO rechaza la sentencia que levanta la prohibición de circos con animales en Priego

El partido verde entiende que el pronunciamiento judicial va en contra el creciente respeto de la sociedad por los animales y confía en que estos espectáculos acabaran por desaparecer de nuestra sociedad

EQUO entiende que los circos con animales incumplen la ley de Protección Animal de la Junta de Andalucía, por las condiciones en que estos se encuentran

Para EQUO esta sentencia es un tropiezo momentáneo en un camino que no tiene vuelta atrás, ya que la sociedad rechaza crecientemente todos aquellos espectáculos y actividades que implican sufrimiento animal. Por mucho que haya un poderoso lobby, con fuertes intereses económicos, maniobrando para mantener con vida estas actividades (muchas veces con dinero público, como la tauromaquia), la realidad es que cada día hay mayor sensibilidad y respeto por los derechos de los animales.

“Es evidente que quienes hacen negocio con el sufrimiento de los animales, especialmente los grandes mamíferos, van a pelear para no perder sus ganancias. Pero van a encontrar cada día más gente enfrente dispuesta a no rendirse. Estas iniciativas no sólo tienen que ver con los circos con animales, es una lucha más amplia por definir el tipo de sociedad en qué queremos vivir. En EQUO apostamos por una sociedad pacifica y respetuosa, con personas y animales, y por ello, por los vínculos reconocidos de la violencia contra los animales y otras muchas violencias en nuestra sociedad, luchamos por los derechos de los animales” ha declarado Ana María Carnero, portavoz provincial de EQUO.

La formación verde entiende que ley de Protección Animal andaluza no ampara el uso de animales en circos, ya que, incluso para la escasa proporción de circos que no los encierra en jaulas minúsculas, exponer a dichos animales a un nivel elevado de público y ruido, desarrollando actividades totalmente contrarias a su naturaleza supone en si un maltrato.

“Sin duda, EQUO seguirá trabajando, en las instituciones donde tengamos representantes, y en la calle, por eliminar esta y toda forma de maltrato animal. Debemos dejar de enseñar a niños y niñas que es normal y bueno ver a un animal encerrado, sufriendo o convertido en una parodia de su natural comportamiento” concluye Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba.

EQUO priorizará el cambio de modelo económico y energético desde las instituciones

La transición hacia a un nuevo modelo energético, la economía circular y la creación de empleo marcarán las prioridades para los cargos electos del partido verde durante los próximos años.

En un encuentro celebrado los cargos electos de EQUO han acordado una hoja de ruta común para trabajar de forma prioritaria materias como pobrezas energéticas y renovables, cambio climático, gestión de residuos, movilidad y creación de empleo, a todos los niveles institucionales en los que tiene representación, y desde la perspectiva transversal del ecofeminismo.

Para el partido verde es prioritario continuar desarrollando los pilares de un nuevo modelo energético basado en fuentes renovables de energía, que contribuya a paliar los efectos del cambio climático. Por eso, han acordado llevar a cabo iniciativas legislativas a nivel local y autonómico para fomentar la reducción del consumo mediante políticas de ahorro energético.

El otro tema que el partido verde considera estratégico es cómo incentivar la economía circular basada en un consumo responsable y la producción limpia. En este sentido, el Foro de Cargos Verdes ha decidido impulsar políticas y prácticas que sirvan para reducir los residuos que generan los procesos productivos, reduciendo los impactos ambientales y contribuyendo a la creación de nuevos puestos de trabajo.

Tras las elecciones municipales y autonómicas de 2015, EQUO obtuvo, a través de confluencias, coaliciones y en solitario, más de 100 cargos electos a nivel municipal y autonómico, entre ellos 14 capitales de provincia como Madrid, Bilbao, Jaén, Valencia o Valladolid. Además también cuenta con 3 diputados y un eurodiputado. La mayor representación institucional conseguida por un partido verde en España.

Qué hay de lo mío

El día 14 de marzo estuve en el salón de actos de la Diputación viendo, con mucha ilusión, la película-documental MAÑANA. Me habían hablado maravillas de ella, de su optimismo y ganas de contarle a la gente que otro mundo es posible, que estamos a tiempo de todo si nos ponemos manos a la obra.


MAÑANA fue fruto de un equipo de cuatro personas que deciden tras la publicación de un estudio que anunciaba la posible desaparición de parte de la humanidad en 2100, visitar diez países para investigar las causas de la catástrofe y sobre todo, la forma de evitarla.

Durante el viaje se encuentran con personas que de forma colectiva han visto que el modelo que nos guía diariamente nos llevará y nos está llevando a un sin sentido. Estas personas se han puesto en marcha y han demostrado que se puede vivir de otras formas más amables con el medio que nos rodea incluyéndonos en nuestro medio.

El crecimiento indefinido insaciable que nos inculcan para mantener el sistema en el que estamos inmersas no puede más.

Copio las palabras de José Esquinas que dice: “Tenemos que retomar el volante de nuestro futuro para reconducir nuestra vida”, esta frase la dijo antes de que las asistentes empezaran a hablar y mi ilusión fue creciendo por momentos.

Después de la proyección hubo un coloquio entre las asistentes, nos daban la oportunidad con lo que habías visto de realizar propuestas que se podrían llevar a cabo en nuestra ciudad.

Estaba muy ilusionada porque estaría rodeada de personas interesadas en el tema y con inquietudes por empezar un cambio real y efectivo, incluso estaba dispuesta a superar mi miedo a hablar en público y contar experiencias sobre el tema que nos ocupaba pero poco a poco esa ilusión inicial se fue diluyendo.

Se habló mucho y cada persona con sus razones, muy buenas razones para quien las estaba diciendo, no lo dudo pero mi sensación fue amarga, muy amarga.

Queremos cambiar para que todo siga igual, seguimos pensando que la solución debe venir de los políticos (que debe venir) pero en estos momentos la sensación que tengo es que la clase política que me representa es un fiel reflejo de la sociedad que me rodea y que queremos que todo cambien pero desde mi sofá con mi cervecita y mi televisión.

Uno de los planteamientos de una persona fue lo feas que son las farolas de la obra que se está llevando a cabo en Capitulares y que si las escaleras estaban preparadas para que una novia bajase. No digo que no tenga importancia esta afirmación, pero el tema que nos ocupaba era proponer alternativas para que nuestra vida sea más respetuosa con el medio ambiente,

Me hubiese gustado escuchar por parte de las personas que asistimos, un…ME COMPROMETO A PARTIR DE HOY  a llevar cambios en mis hábitos que haga que el sistema no se nutra de mi consumismo.

ME COMPROMETO a reducir drásticamente el consumo de carne de mi dieta,

ME COMPROMETO A aumentar considerablemente mi consumo de verduras y frutas.

ME COMPROMETO a desviar la mayor parte al consumo ecológico y de cercanía, a dejar de ir a grandes superficies y comprar en una tienda de barrio, a revisar cada etiqueta de los productos que entra en mi domicilio.

ME COMPROMETO a utilizar menos el coche y más la bici o andar para ir a los sitios.

ME COMPROMETO a cambiar de compañía energética a una que se salga de la mafia que me rodea y aporte energía limpia al sistema.

DEJARÉ de comprar ropa en cadenas donde se explotan a personas y se vayan a países donde los impuestos son más baratos para tributar.

ME COMPROMETO a ser parte del cambio ya que en este momentos la clase política en general está más preocupada en baile de sillones que en beneficiar la vida a la ciudadanía.

Que contenta hubiese salido de la Diputación escuchando solo la mitad de todo esto pero no, escuché pocas propuestas y se habló de farolas y escaleras.

Inmaculada Sarmiento. EQUO Córdoba