EQUO reclama al Ayuntamiento de Córdoba peatonalizar calles en todos los barrios de cara al fin del confinamiento

El partido verde pide seguir el ejemplo de ciudades como Viena o Milán, que cerrará 35 km. de calles para proteger a peatones y ciclistas y favorecer el distanciamiento social.

EQUO recuerda que tres estudios han demostrado la relación entre la contaminación por diésel y el impacto del coronavirus

Córdoba, 23/4/2020. El partido EQUO ha reclamado al Ayuntamiento cordobés un plan de movilidad para las próximas semanas y meses, cuando las medidas de desescalada vayan permitiendo acabar con el confinamiento. La formación verde quiere que Córdoba se sume al creciente número de ciudades en todo el mundo que están cerrando calles al trafico motorizado para asegurar la movilidad que respete el distanciamiento social sin que repunte la contaminación atmosférica, especialmente la causada por los motores de los vehículos, uno de los factores más importantes en el daño que causa la COVID-19.

En palabras de Salustiano Luque, coportavoz provincial de EQUO: “En breve volveremos paulatinamente a recuperar los espacios públicos, pero será necesario mantener distancias mayores que antes, por lo que seguramente muchas personas abandonarán los transportes públicos y el Ayuntamiento debe prever esta situación y tomar medidas para que no aumenten de forma significativa los problemas derivados del tráfico y la polución. En el escenario post-pandemia nos encontramos con dos modelos, por los que debemos optar: En Wuhan (China), no se ha tomado ninguna medida, el tráfico y la contaminación se han disparado desde el fin del confinamiento, es decir, no se ha aprendido nada. La otra opción, la seguida por numerosas ciudades del mundo e, incluso por países enteros como Nueva Zelanda, entiende que hay que reducir significativamente el uso del vehículo privado por motivos sanitarios, ya que un repunte de la contaminación puede suponer una mayor afectación del coronavirus en el futuro, tanto en contagios como en mortalidad.”

Por su parte, Ana María Carnero, coportavoz de EQUO Córdoba, ha invitado a la sociedad cordobesa a reflexionar sobre “la ciudad que queremos a partir de ahora, ya que es evidente que nuestras vidas han cambiado de forma profunda en muchos aspectos y es fundamental que decidamos qué cambios queremos hacer permanentes, cuáles queremos deshacer y qué otros son imprescindibles para asegurar que Córdoba sea en el futuro una ciudad más habitable, segura y saludable”.

EQUO reclama igualmente la implicación de la Junta de Andalucía y del gobierno español en el impulso de las medidas necesarias para reducir el uso del coche y la contaminación que lo acompaña, priorizando los usos peatonales y ciclistas del espacio y adecuando el transporte público en la medida de lo posible mediante mayor frecuencia de los servicios, diversificación de trayectos, reducción del aforo y limpieza rigurosa de los vehículos.

Deja una respuesta