EQUO denuncia que el proyecto de centro comercial Rabanales Plaza es un despropósito que perjudicará al comercio local y la movilidad de Córdoba

La formación ecologista manifiesta su decepción por la falta de apoyo real del cogobierno municipal a comerciantes y pequeñas empresas de los barrios cordobeses.        

Los portavoces de EQUO Córdoba, Ana María Carnero y Salustiano Luque, han manifestado que el proyecto anunciado por la empresa Retesa para un gran centro comercial que incluirá salas de cine en los terrenos adquiridos junto al campus universitario de Rabanales, no es lo que Córdoba necesita para activar su economía y el empleo juvenil. “Estamos ante otro de los megaproyectos que se anuncian a bombo y platillo cada cierto tiempo en nuestra ciudad y luego, como mucho, quedan a medio camino, una vez sus promotores han recibido todas las ayudas y beneficios posibles de las instituciones oficiales. En este caso, especulando con el suelo público que les fue vendido y que debía haber servido para promover la instalación de empresas de innovación y desarrollo vinculadas a la Universidad de Córdoba”.

EQUO presentó en septiembre de 2017 un amplio documento de alegaciones contra la innovación del Plan General de Ordenación Urbana que modificaba el uso de la parcela de 40.000 metros cuadrados ubicada en el parque científico y tecnológico Rabanales 21. En estas alegaciones se argumentaban detalladamente los perjuicios de la instalación de un nuevo centro comercial, que el municipio no necesita en absoluto, con las consiguientes repercusiones negativas en los comercios de la ciudad y en el tráfico de vehículos. A pesar de esta y otras muchas alegaciones contrarias, la innovación fue aprobada en la Gerencia de Urbanismo con el apoyo de todos los grupos municipales, salvo Ganemos Córdoba.

“Cuando vemos cómo los pequeños negocios de nuestra ciudad tienen que cerrar por la competencia de las grandes superficies, las ventas por internet y los alquileres abusivos, las administraciones públicas no debieran permitir la instalación de nuevos macrocentros comerciales. Córdoba tiene más que cubiertas actualmente sus necesidades de comercios minoristas y lo que necesitamos es que se mantengan y apoyen a las empresas familiares y a los comercios que dan vida a nuestros barrios, nos permiten comprar sin necesidad de coger el coche y generan empleos más estables y de más calidad”, señala Ana María Carnero.

Por su parte, Salustiano Luque ha destacado la profunda decepción de EQUO con el cogobierno municipal de PSOE e IU que ha continuado en esta materia las mismas políticas que el anterior ayuntamiento gobernado por el PP: “muchas declaraciones a favor del pequeño comercio de cercanía pero luego, en la práctica, autorizando nuevos proyectos de grandes centros comerciales en las afueras de la ciudad como este de Rabanales Plaza o el de la carretera de Palma del Río, que contribuyen a vaciar de vida y actividad los barrios mientras obligan a tener que desplazarse en vehículo para hacer la compra o disfrutar el ocio. Este no es el modelo de ciudad habitable, convivencial, compacta y sostenible que defendemos y que Córdoba necesita”.

EQUO señala también cómo la especulación inmobiliaria y el desinterés de las administraciones ha acabado con los cines de verano y de invierno que había en todos los barrios de Córdoba y ahora solo quedan cines en dos centros comerciales muy periféricos. El proyecto de instalar uno más en Rabanales Plaza, no haría más que alejar la oferta cultural cinematográfica, en vez de acercarla al centro y barrios de la ciudad, que es lo que se necesita y tiene futuro, en un escenario donde el uso de transporte motorizado debe ser cada vez más limitado.

Deja un comentario