EQUO reclama una gestión publica del agua en Priego y el resto de la provincia y cuidar este recurso fundamental

El partido verde comparte las reivindicaciones de la Plataforma Priego, Agua y Desarrollo y recuerda que la privatización, parcial o total, de los servicios públicos ha provocado, en líneas generales, peores servicios y beneficios abusivos para las empresas

EQUO entiende que las administraciones públicas han hecho caja para cubrir déficits estructurales o con fines electoralistas, hipotecando el futuro económico y de servicio de los municipios, sin invertir lo suficiente para garantizar un suministro de calidad y a un precio asequible

La formación ecologista EQUO ha aplaudido la presentación del informe de la Plataforma Priego, Agua y Desarrollo y comparte el triste diagnóstico que hace la misma del desolador panorama que la privatización parcial ha dejado en la localidad de la Subbética, con una deuda millonaria y sin mejoras en el servicio prestado a la ciudadanía. Por ello, se suma a la reclamación popular para remunicipalizar el servicio de agua, ya que entiende que un suministro tan básico y crecientemente escaso debe ser gestionado de forma sostenible y priorizando el bien común y no el beneficio corporativo.

Según Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO, “es intolerable que la empresa Aqualia se haya embolsado varios millones de euros por, otros conceptos, intereses de un préstamo al Ayuntamiento que éste no dedicó a mejorar el suministro público de agua, sino a cubrir partidas corrientes municipales. A la irresponsabilidad y falta de ética de la Corporación de 2010 se suma el carácter puramente financiero de parte de los beneficios de la empresa Aqualia. Igualmente, a estos intereses se suman los correspondientes impuestos, lo que significa que tanto el préstamo empleado por el Ayuntamiento, con su correspondiente rédito político inmediato, como los beneficios extras de la empresa, como las cargas fiscales se cargaron a las espaldas de las vecinas y vecinos de Priego durante años y años. No hay mejor ejemplo de pan para hoy y hambre para mañana, sólo que el pan se lo quedaron algunos y el hambre es para otros”.

Por su parte, Salustiano Luque ha declarado que “en general, este y otros muchos casos de privatización de servicios públicos están demostrando suponer una pesadísima carga durante muchos años o décadas para la ciudadanía y la economía de ayuntamientos y comunidades. Sobrecostes, beneficios escandalosos, clausulas de blindaje, etc. evidencian lo gravoso de estas prácticas, que se han querido imponer desde el pensamiento neoliberal por ser las empresas privadas, supuestamente, mejores gestoras. Por el contrario, se trata de una teoría impulsada interesadamente por las mismas empresas, que han premiado en demasiadas ocasiones a los políticos que las han llevado a cabo con jugosos empleos a través de escandalosos casos de puertas giratorias. Aunque creemos que la gestión publica no es la panacea universal, los servicios públicos esenciales deben ser prestados y gestionados desde lo común”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *