EQUO exige a la Junta que actúe contundentemente frente a las reiteradas infracciones de la cementera Cosmos

Pide el cese de los responsables de Medio Ambiente si continúan con su actitud pasiva y tolerante ante los engaños e incidentes provocados por la fábrica

Los portavoces provinciales de EQUO en Córdoba, Ana María Carnero y Salustiano Luque, han expresado la profunda preocupación e indignación de esta formación política ante lo que consideran una actitud de pasividad y tolerancia de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y de la propia Consejería ante el comportamiento ambiental irresponsable de la fábrica de cementos Cosmos cuyos directivos se jactan ahora públicamente de estar utilizando residuos como combustible desde finales del año pasado, cuando carecen de autorización para ello. “El documentado informe que ha elaborado y publicado la Plataforma Córdoba Aire Limpio pone de manifiesto muy claramente cómo a lo largo de los años, la multinacional propietaria de esta fábrica ha engañado a las administraciones y a la sociedad cordobesa, ha ocultado información y ha venido haciendo lo que conviene a su beneficio económico, ignorando la salud y la seguridad de quienes vivimos en esta ciudad”, han declarado los portavoces de EQUO, señalando que “para colmo, están utilizando siempre a sus trabajadores como escudo humano, con la permanente amenaza del empleo, cuando la realidad demuestra que han ido reduciendo la plantilla en función de la situación económica y la estrategia de la multinacional brasileña”.

Mientras tanto, la Consejería de Medio Ambiente y su Delegado en Córdoba consienten este comportamiento sin investigar en profundidad los incidentes que repetidamente se producen en la fábrica y que son observados por los vecinos de las inmediaciones. No efectúan mediciones propias y rigurosas de las emisiones a la atmósfera de sustancias contaminantes. Dan por buenas informaciones y documentos que la dirección de la cementera aporta y que luego han resultado no ser verdaderos. Se han ido prorrogando y ampliando por vericuetos administrativos los efectos de la autorización ambiental del año 2007 que, en aplicación estricta de la norma, debería estar caducada. Por añadidura, dejan sin contestación o responden de forma imprecisa a las numerosas preguntas, denuncias y demandas de información que les vienen siendo planteadas por la Plataforma Córdoba Aire Limpio, desatendiendo así los derechos ciudadanos de acceso a la información ambiental que reconoce la Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental de Andalucía.

Según han declarado los portavoces de EQUO “resulta muy lamentable que la ciudadanía no encuentre protegido el interés común por el departamento de la Junta de Andalucía que debería velar por la calidad ambiental y la prevención de la contaminación, teniendo que recurrir a la movilización social y al amparo de la justicia. Así venimos haciéndolo en Córdoba con  la Plataforma Aire Limpio y en muchas otras ciudades y pueblos andaluces. Tenemos un ejemplo muy reciente con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dando la razón al movimiento ciudadano de la comarca sevillana de Los Alcores frente a la autorización para quemar residuos que la Consejería de Medio Ambiente había concedido a la fábrica de cementos de Alcalá de Guadaira, que ha sido anulada después de un largo proceso administrativo y judicial”.

La formación ecologista exige que si el Consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, y el Delegado en Córdoba, Francisco de Paula Algar, no están dispuestos a asumir su responsabilidad y actuar con contundencia para impedir y sancionar los incumplimientos de la cementera Cosmos, dimitan de sus puestos o sean cesados por sus superiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *