EQUO reclama a la Junta de Andalucía que adopte medidas urgentes de protección y vigilancia de los acuíferos de la provincia

EQUO solicita una especial vigilancia del acuífero Rute-Horconera en la Subbética

Para EQUO la escasez de lluvia, las consecuencias del cambio en los usos del suelo, la proliferación de pozos y captación de aguas ilegales, la intensificación de la actividad agrícola y el consumo irresponsable de agua hacen que los acuíferos de la provincia hayan empezado a generar preocupación por su estado.

Ante esta penosa situación y la inacción del Gobierno andaluz, que pese a reconocer la problemática no está tomando las medidas necesarias para solucionarla, incumpliendo de este modo su papel de gestión y planificación en materia de agua, la parlamentaria andaluza y coportavoz de EQUO Andalucía Carmen Molina ha elevado propuesta para que se evalúe y clasifique adecuadamente el estado de las masas de agua subterránea, y que se haga un uso racional y respetuoso con el medio ambiente, la reutilización de las aguas residuales y medidas que favorezcan la recarga de los acuíferos, que aseguren a largo plazo el suministro necesario de agua en buen estado, de acuerdo con el principio de prudencia y teniendo en cuenta los efectos de los ciclos de sequía y las previsiones sobre el cambio climático.

Ana María Carnero y Salustiano Luque, portavoces provinciales de EQUO han manifestado que “el problema del agua será una de las grandes cuestiones a resolver en los próximos años. Es necesario garantizar un uso adecuado del agua que es de todos y cuidar los acuíferos provinciales. El cambio climático, la escasez de lluvias, la proliferación de pozos tanto legales como ilegales, y el abandono de las instituciones en la protección del acuífero Rute-Horconera que abastece a Priego entre otros puntos de la Subbética requiere la adopción urgente de medidas de protección y vigilancia tanto de éste como de los restantes acuíferos de la provincia”. Añaden además “que mientras no se recuperen los acuíferos, no se otorguen nuevas concesiones de extracción y se adopten las medidas cautelares necesarias que permitan,  temporalmente, limitar los derechos preexistentes del uso privativo del agua de los acuíferos declarados en mal estado y se persigan las extracciones ilegales, en volumen tal que se permita la adecuada recarga de los mismos, hasta que se defina el Plan Específico de Ordenación de los recursos hídricos de estas masas de agua”

Deja un comentario