EQUO denuncia el cierre de servicios culturales y turísticos en Córdoba durante el verano

La formación ecologista critica que, un año más, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba olviden las necesidades de la ciudadanía cordobesa y del turismo en la época que coincide con más tiempo libre.

EQUO ha expresado su rechazo a que las bibliotecas  provinciales de las capitales andaluzas dependientes de la Junta de Andalucía no abran por las tardes, ni los sábados, desde el 16 de junio al 15 de septiembre; así como los recortes en la Filmoteca de Andalucía cuya programación queda reducida de martes a viernes, desapareciendo los sábados; y la reducción de horarios de los museos que la Junta de Andalucía gestiona en Córdoba: el Conjunto Arqueológico Medina Al-Zahara, el Museo de Bellas Artes, el Museo Arqueológico y la Sinagoga que abrirán de martes a domingo y festivos desde las 9,00 a las 15,30 horas, mientras que los lunes no festivos permanecerá cerrado. A esto se une la no apertura por las tardes de los diferentes monumentos, centros y museos de gestión municipal como el Alcázar, Baños Califales, Museo de Julio Romero, Posada del Potro, Zoológico y Jardín Botánico. También se ve gravemente disminuido el horario de disfrute de las salas y los servicios de atención ciudadana de todos los centros cívicos.

Ana María Carnero y Salustiano Luque, portavoces provinciales de EQUO, han señalado que “esta parálisis de la oferta de servicios, cultural y turística a que nos castigan la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba para ahorrar, trae consigo serias limitaciones en el derecho de acceso a la cultura de la ciudadanía cordobesa ya que hace imposible usar los servicios a las personas que trabajan en horario de mañana, preparan oposiciones o están estudiando, que se ven privadas de espacios necesarios para sus necesidades formativas y culturales. Por añadidura se reducen las contrataciones y las posibilidades de empleo en los servicios bibliotecarios, museísticos y de la Filmoteca. Por último, estamos perjudicando nuestro atractivo turístico y las pernoctaciones, en una época de descenso de la demanda, al suprimir las posibilidades de que los turistas puedan visitar museos y monumentos de la ciudad en unas tardes de verano larguísimas”.

EQUO demanda de las administraciones local y autonómica coherencia en sus políticas, demostrando con hechos el apoyo a la cultura y la educación: “Reclamamos un horario de apertura adecuado a las necesidades de los usuarios, especialmente trabajadores, estudiantes y turistas, y que se potencien la educación, la cultura y el disfrute del tiempo libre como motores de desarrollo local y creación de empleo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *