EQUO quiere conocer los planes municipales para atajar la contaminación atmosférica y reclama un debate público sobre movilidad y polución

Ante la reciente alerta por nivel de ozono alto y las numerosas informaciones sobre la pobre calidad del aire en Córdoba, el partido verde reclama máxima transparencia y no dejar que empeore la situación

En Madrid el PP estuvo moviendo las estaciones medidoras para evitar afrontar este problema de salud pública, esperemos que la Sra. Ambrosio tenga un plan mejor

La formación ecologista demanda al Ayuntamiento de Córdoba una acción sostenida y sustancial para frenar el empeoramiento paulatino de la calidad del aire en la capital, el de peor calidad entre las grandes ciudades andaluzas. Igualmente, considera necesario un gran debate público sobre la importancia de reducir la contaminación atmosférica en Córdoba, que actualmente no se produce, según considera EQUO.

En palabras de Ana María Carnero, coportavoz de EQUO Córdoba, “Hace ya meses que sabemos de la bajísima calidad del aire en nuestra ciudad, ayer se produjo un fenómeno de ozono alto, fruto de la suma de la contaminación producida, sobre todo, por el tráfico, y de las altas temperaturas y escaso movimiento del aire. Y sin embargo, parece no preocupar este deterioro del aire que respiramos. Ya vimos en Madrid como la negación acaba siendo superada por la realidad y se acaban teniendo que imponer medidas de restricción al tráfico rodado. ¿No seremos capaces de aprender y anticiparnos a que la situación se deteriore tanto que haya que hablar de la “boina” de Córdoba?”

EQUO entiende que hace falta apostar por reducir y pacificar el tráfico rodado, apostando de forma decidida por alternativas de movilidad limpia, como el transporte público (“que tiene que ser de calidad, no con autobuses recalentados y que salen ardiendo”, apostilla Carnero), la movilidad ciclista y peatonal y la paulatina electrificación del parque móvil, que debe reducirse en cualquier caso. Consideran desde EQUO que es la única alternativa a episodios de contaminación graves más habituales y duraderos, que acabaran suponiendo restricciones más drásticas y severas a la circulación rodada.

Salustiano Luque, coportavoz provincial de EQUO y medico de profesión, es rotundo: “Estamos hablando de nuestra salud, de someter a los colectivos más vulnerables, como la infancia y la tercera edad, a una atmósfera nociva, que produce miles de muertes todos los años en España, que empeora las afecciones alérgicas y que supone un gasto muy elevado en atención sanitaria, por ejemplo. Ahora, con las temperaturas altas más tempranas y extremas, junto con las menores precipitaciones, fruto del Cambio Climático, los efectos de la alta contaminación son y serán mucho más graves. Tenemos que atajarla de forma inmediata”.

EQUO recuerda que ha presentado en repetidas ocasiones propuestas para reducir la contaminación atmosférica, referidas al tráfico, a la cobertura vegetal urbana y otras medidas complementarias, que ya se llevan a cabo en numerosas ciudades de todo el mundo con éxito, reduciendo la polución y sus efectos y mejorando la calidad de vida de la población.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *