EQUO rechaza, un año más, el uso de voluntarios para labores de promoción turística

Considera que esta práctica, implantada por el anterior gobierno del PP para los patios, supone una explotación laboral encubierta y reclama que se hagan contratos laborales en la campaña “Córdoba en Azahar”

“Quienes dicen defender el empleo digno, estable y de calidad no deberían caer en los malos hábitos de la derecha de la reforma laboral”

EQUO rechaza de forma tajante que las administraciones recurran al trabajo no remunerado para cubrir los servicios responsabilidad de las mismas en una ciudad con altísimas tasas de desempleo y reclama que se abandone de una vez por todas esta práctica que roza el fraude de ley. El partido verde considera que el verdadero voluntariado no tiene nada que ver con funciones de promoción turística.

Según Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO “entendemos que no es de recibo que personas y empresas que si cobran organicen este trabajo gratuito que beneficia a todos quienes viven del turismo, menos a ellos mismos. Mientras se genera un importante volumen de actividad económica en la ciudad, parece que no hay ni un euro para estas personas que hacen una gran labor dando a conocer el mes grande de la ciudad. Encima, se cae en el lamentable espectáculo de vestir estos programas de voluntariado de participación ciudadana, cuando es sabido que muchas personas participan con la esperanza de ser tenidos en cuenta para futuras contrataciones. Con esta excusa dignifican una práctica que resulta indignante cuando la realizan empresas privadas con el nombre de “becarios no remunerados”. Es jugar con la esperanza de la desesperación” ha añadido Carnero.

Por su parte, Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba, ha lamentado que esto “lo siga haciendo un gobierno de izquierdas, que lucha contra la injusta reforma laboral del PP, pero que cuando se encuentra con este sistema, montado por el anterior alcalde, lo hace suyo por conveniencia. Sabemos de las limitaciones presupuestarias del Ayuntamiento, pero si tan necesario se considera, se debería estudiar que las contrataciones fuera asumidas de forma cooperativa entre instituciones y el sector privado, que tanto se beneficia de la afluencia turística en mayo”. “A nadie se le ocurriría reclamar voluntarios para diseñar, imprimir o difundir publicidad de los patios, la feria o las cruces. Creemos que es preferible reducir el gasto en otras partidas, como la publicidad, antes que seguir usando a voluntarios para “reforzar”, es decir, sustituir, a personal contratado. Igualmente, la intervención, remunerada, sin duda, de intermediarios añade gravedad al asunto. Existen casi 50.000 parados y paradas en nuestra ciudad y es una falta de respeto que se les pida que trabajen gratis por el bien común”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *