EQUO ofrece asesoramiento sobre ecología y feminismo al obispo de Córdoba

Replican a la pastoral de Demetrio Fernández considerando que la defensa del derecho de las mujeres a decidir libremente sobre su gestación es compatible con ser ecologista.

EQUO celebra el nuevo interés del obispo de Córdoba por la ecología y le anima a un compromiso efectivo con la defensa de la vida digna de las personas. Como formación cuya ideología se basa en la ecología política, la equidad social y la democracia participativa, EQUO Córdoba no puede por menos que acoger con satisfacción el hecho de que el obispo Demetrio Fernández haya querido aludir en su carta pastoral de esta semana a la “perspectiva ecológica” como necesidad de “cuidar entre todos la casa común que habitamos, nunca destruirla ni manipularla”, según sus propias palabras. Los portavoces provinciales de la formación, Ana María Carnero y Salustiano Luque, han expresado su total disposición para facilitar al prelado, como a cualquier otra persona que lo desee, la información y documentación que pueda interesarle para profundizar en el conocimiento de la citada perspectiva ecológica y feminista, que EQUO considera imprescindible para abordar exitosamente los retos sociales, económicos y políticos a los que se enfrenta actualmente nuestra sociedad.

obispo

Como quiera que en la pastoral el obispo invita a sus fieles a celebrar la Jornada por la Vida 2016 con el lema “Cuidar la vida, sembrar esperanza”, EQUO le propone comprometerse más allá de las declaraciones genéricas y aprovechar la ascendencia y capacidad de influencia que, como jerarquía eclesiástica, tiene para tratar de conseguir que los poderes públicos garanticen una vida digna a tantos millones de personas que hoy día carecen de ella en nuestro país. En palabras de Ana María Carnero “gran parte de la ciudadanía, entre ella muchísimas personas cristianas, se sentirá apoyada si ve al señor Fernández defendiendo el derecho de todo el mundo a unas mínimas condiciones de vida, a poder vivir bajo un techo y a tener un trabajo con el que ganarse el sustento. Sería estupendo que, con la misma energía que ahora dedica a la defensa de los fetos, alzase su voz para defender a las personas desahuciadas de sus viviendas, desempleadas o víctimas de maltrato”.

Por su parte, Salustiano Luque ha destacado la frase en la que el obispo denuncia que estamos ante “una Europa que envejece sin renovarse, porque está cerrada a la vida durante décadas y décadas” animando a que la diócesis cordobesa abandere la denuncia del trato deshumanizado y degradante con el que el gobierno español y el conjunto de la Unión Europea están respondiendo a los millones de personas que buscan en nuestro territorio refugio de las guerras y hambrunas. El coportavoz de EQUO señala que “esta actitud, denunciada incluso por el propio Papa, es profundamente injusta y supone un desprecio a la vida de esas personas incompatible con los derechos humanos que Europa dice defender y la tradición cristiana de la que tanto alardea”.

EQUO Córdoba se identifica plenamente con las palabras del obispo cuando apela a que debemos cuidar “la casa común” y confía que a partir de este momento las autoridades eclesiásticas practiquen el comportamiento cívico que de ellas se espera en el seno de una sociedad plural, respetando y devolviendo al patrimonio público los bienes indebidamente apropiados, aportando a la hacienda pública el pago de los impuestos a que están obligados como el resto de entidades y manteniendo el necesario respeto a menores, mujeres y todo tipo de personas, sean cuales sean sus ideas, creencias y orientación sexual.

Deja una respuesta