EQUO reclama a Rosa Aguilar que actúe ya por la titularidad pública de la mezquita-catedral

La formación verde considera completamente insuficiente, aunque positivo, el cambio en la denominación del monumento y el contenido en los nuevos folletos informativos y reclama a la Junta de Andalucía que de pasos concretos para revertir la inmatriculación del monumento

EQUO se suma a la reclamación de la carta enviada por cuatro exalcaldes de Córdoba a Rosa Aguilar, consejera de Cultura y también antigua regidora de la ciudad, donde se exigen pasos concretos para recuperar la titularidad pública del más importante monumento y símbolo de la ciudad.

rosa

Tras el reciente cambio de denominación de la mezquita en la información pública del propio cabildo, recuperando el nombre de “Mezquita-Catedral”, y la actualización de dicha información, con una presentación mucho más equilibrada de los valores y fases del edificio, el partido ecologista teme que se trate de una cesión a la presión social con el fin de intentar cerrar las reclamaciones en pos de una titularidad pública y una gestión transparente y mancomunada, reclamaciones que provienen de diversos partidos políticos, asociaciones, plataformas y personalidades.

En palabras de Ana Maria Carnero, coportavoz de EQUO Córdoba, “Esperamos que este cambio, necesario pero completamente insuficiente, no sirva para que Rosa Aguilar pueda olvidarse de su obligación y su compromiso, que es, como ella misma rubricó en febrero de 2015, revertir la apropiación de la Mezquita y reclamar su titularidad pública. Igualmente, ese compromiso instaba a la difusión de todos los bienes irregularmente inmatriculados por la Iglesia y exigía la urgente intervención de la administración competente, que resulta que es ella misma en este momento. La exhortamos a cumplir con sus propias palabras”.

Por su parte, Salustiano Luque, coportavoz provincial de EQUO, ha puntualizado que “el cambio en el folleto no hace otra cosa que recuperar un mínimo de honestidad y rigor al mencionar públicamente un monumento Patrimonio de la Humanidad de la talla de la Mezquita-Catedral” añadiendo que, sin embargo, siguen quedando pendientes una serie de actuaciones inaplazables para que su gestión se empiece a llevar a cabo de una forma más transparente y acorde al valor cultural de este singular monumento, destacando entre ellas la modificación profunda de la orientación y mensaje del espectáculo nocturno, la información pública sobre la contabilidad de la taquilla y un plan de investigación, conservación y difusión del más alto nivel, abierto a profesionales de categoría internacional. “El Cabildo no puede seguir actuando como si este fuera su “chiringuito privado” contratando a las personas o empresas que gozan de su agrado o dando el “placet” como guías del monumento exclusivamente a quienes aceptan presentarlo a los visitantes desde la óptica maniquea y poco profesional con que ellos lo ven”, ha denunciado Luque.

Deja una respuesta