EQUO denuncia la colaboración del Ayuntamiento de Pozoblanco con actividades que fomentan el maltrato animal

La formación política EQUO quiere denunciar la realización de un tentadero público con clase práctica en la Plaza de Toros de Pozoblanco el próximo sábado 26 de marzo organizado por la Escuela Taurina del Círculo Taurino de Córdoba en colaboración con la Asociación Puerta El Gallo y el Ayuntamiento de Pozoblanco.

pozo

EQUO lamenta que la Junta de Andalucía en sus presupuestos conceda subvenciones a las Escuelas Taurinas privadas y públicas, así como que la Diputación de Córdoba y diversos municipios de la provincia colaboren en actos, corridas benéficas, actividades de las Escuelas Taurinas y festejos populares donde se realicen actividades que fomenten el maltrato animal y se enseñe a menores de edad a torturar y matar toros.

Según datos proporcionados por el Consejo de Asuntos Taurinos de Andalucía, dependiente de la Consejería de Justicia y Gobernación, existen 24 Escuelas Taurinas en nuestra Comunidad Autónoma de las cuales 8 son de carácter público y los 16 restantes privadas. Todas las escuelas taurinas son de acceso gratuito. Las escuelas privadas son asociaciones sin ánimo de lucro y todo el personal que trabaja y colabora en las mismas no reciben honorarios por su colaboración. En la provincia de Córdoba existen 2 escuelas privadas taurinas; una en Lucena (2009) y, otra, en Córdoba capital (1975) siendo la decana de todas ellas. La de Córdoba tiene 4 profesores y 22 alumnos y la de Lucena 4 profesores y 7 alumnos.

EQUO considera que la realización por primera vez de un tentadero por parte del Ayuntamiento de Pozoblanco en la Plaza de Toros de titularidad municipal con los alumnos de la escuela Taurina de Córdoba viene a raíz de lo especificado en un documento base sobre mejoras en la fiesta de los toros y fomento de la tauromaquia en Andalucía, incrementando el carácter formativo de las clases prácticas con reses mediante una mayor visualización de la participación de los profesores y de los alumnos en las mismas y una mayor claridad en la difusión y divulgación de estas actividades cuando se realizan a puertas abiertas con acceso gratuito para el público.

Ana María Carnero, portavoz de EQUO Córdoba  lamenta que “la Consejería de Justicia y Gobernación piense promover la adaptación de las Escuelas Taurinas para impartir los contenidos que den lugar a la expedición del título de Formación profesional (novilleros, banderilleros y peones agropecuarios). Y que además cuente con el beneplácito de la Consejería de Educación para facilitar la entrada de toreros a las escuelas de primaria, institutos y universidades andaluzas”. Además “insta al Ayuntamiento de Pozoblanco a que se abstenga de colaborar y promocionar actividades y festejos donde se maltrata, se matan toros o novillos, se implique a menores y se dedique a promover actuaciones y ordenanzas encaminadas a convertir su municipio en una población amiga para los animales

 El portavoz provincial de EQUO, Salustiano Luque, pone de manifiesto que “el Comité de los Derechos del Niño ha instado a varios países a modificar sus legislaciones para que los menores no participen ni asistan a corridas de toros y demás espectáculos taurinos. Con esta postura, la ONU consolida su posición respecto a la vulneración de Derechos del Niño que implica la Tauromaquia. Asimismo defiende la abolición del uso de animales en fiestas y festejos populares y la prohibición de políticas municipales que subvencionen dichas actividades. Los animales necesitan políticas de protección y bienestar animal y desde las instituciones públicas deben de ser defendidas. Por ello, es necesario que Ayuntamientos y Diputación abandonen las actuaciones que llevan a cabo en la actualidad por otras más acordes con el bienestar y la protección animal”.

EQUO reclama al Ayuntamiento de Pozoblanco y a los demás municipios de la provincia, así como a la Diputación Provincial que dejen de promocionar, colaborar y subvencionar eventos en los que se maltraten animales. Así mismo, reclama a la Junta de Andalucía y demás instituciones públicas a que aseguren la protección de menores alejando a los niños de la violencia que genera la Tauromaquia.

No existe, en pleno siglo XXI, justificación ni argumentos que aplaudan un acto de crueldad con un animal.

Deja una respuesta