La cita feminista del 7N

Una macroconcentración por la igualdad y contra las violencias machistas se prepara para el 7 de noviembre en Madrid.

Diversas organizaciones y colectivos feministas han convocado el 7 N la primera manifestación estatal contra las violencias machistas. Se prevé que sea una marcha multitudinaria pues habiendo sido convocada por el movimiento feminista cuenta con el apoyo de montones de organizaciones sociales y políticas que no cesan de adherirse, e incluso hay muchos ayuntamientos que están aprobando mociones de apoyo.

7Nyovoy

En Córdoba, el Grupo Municipal de Ganemos Córdoba promovió una moción de apoyo -consiguiendo el consenso del pleno- que va más allá de simples declaraciones institucionales, comprometiendo al Ayuntamiento a visibilizar, difundir y promover la lucha contra las violencias machistas así como sostener los recursos necesarios para la igualdad y para la atención a las víctimas.

¿Por qué esta cita? ¿Por qué ahora? Porque estamos hartas. Más que hartas. Estamos indignadas, asqueadas, aburridas, cabreadas… a lo que hay que añadirle la aflicción y la impotencia que provoca tener cerca, presenciar o incluso, en el peor de los casos, padecer la violencia machista en sus formas más o menos extremas.

La camarera que solía ponerte el desayuno y ya no está más, la becaria que terminó por renunciar a la beca porque la situación de agresiones a las que la sometía su novio no le permitía atender el trabajo, la vecina que se llevaron en ambulancia después de la paliza, las chicas activistas por los derechos humanos a las que agredieron al salir de la discoteca, el ojo hinchado de la compañera que dice que se dio un golpe porque es muy torpe….Convivimos con estas violencias a diario y en algún momento hay que detenerlas. Porque duele. Y como dice una de las consignas del 7N, por favor: ¡Que no nos duela la vida!

En España hay en estos momentos cientos de familias destrozadas por el dolor de la pérdida violenta de alguna de las mujeres de su familia: madres, hijas, amigas o compañeras de trabajo que han sido asesinadas. Alrededor de 900 mujeres desde el año 2000 a la actualidad. Este dato creo que aporta una idea clara de por qué hablamos de “terrorismo machista” e instamos a los gobiernos a que se hagan cargo puesto que constituye una cuestión de estado.

Por supuesto no solo queremos alzar la voz contra esta barbarie, manifestar nuestro rechazo y nuestro dolor, también queremos exigir compromisos serios de las fuerzas políticas con carácter de Pacto de Estado por la vida de todas, como lo han hecho ya miles de mujeres y hombres en otros lugares del mundo como Argentina, Chile o Uruguay, bajo la convocatoria #NiUnaMenos, porque esta, lamentablemente es una barbarie globalizada.

Exigimos, porque ya no podemos sugerir o proponer y esperar más, partidas presupuestarias que no desciendan mientras haya víctimas sin protección o atención o no se hayan reparado. El terrorismo machista es una cuestión de estado, y para combatirlo es necesario realizar un pacto de estado.

Exigimos: El desarrollo del Convenio de Estambul y el cumplimiento de las recomendaciones de la CEDAW, y la reforma de la ley 1/2004 para que aparezcan reflejadas todas las formas de violencia contra las mujeres. El compromiso de toda la sociedad y sus organizaciones e instituciones en esta lucha. Que se incluya en esta lucha y los recursos empleados en ella tanto la violencia ejercida por la pareja o expareja como las agresiones sexuales fuera de la pareja, el acoso sexual en el ámbito laboral, la trata de mujeres y niñas, y todas las violencias machistas sexuales o laborales. Que la prevención sea una política implementada y prioritaria, con un sistema coeducativo en todos los niveles de formación para lo que será necesaria la formación específica de todo el personal profesional que interviene en los procesos educativos, incluyendo los medios de comunicación, la producción cultural y la sociedad civil. La eliminación de la custodia compartida impuesta. La retirada y no cesión de la patria potestad a los maltratadores.

El machismo duele, el machismo mata, la mitad de la humanidad debe seguir viviendo, esto es un mínimo exigible en cualquier país, pero parece un disparate que hayamos llegado a tener que exigirlo en España, en una democracia.

Las mujeres y los hombres de EQUO nos uniremos a esta marcha y apoyamos sus reivindicaciones. Estaremos sin banderas, sin identificaciones, porque el protagonismo tiene que estar en las mujeres, en el movimiento feminista y su revolución permanente en busca de una igualdad que repercutirá en beneficio de toda la sociedad.

Únete a la cita. 7N, Marcha Estatal contra las violencias machistas: Ministerio de Sanidad, Paseo del Prado. Madrid. A las 12 del mediodía.

Ana Pérula. Miembro de EQUO y de la Red EQUO Mujeres

Deja una respuesta