EQUO rechaza la importación de basura nuclear francesa a El Cabril

Tras la decisión del Pleno de Seguridad Nuclear de autorizar el traslado de 750 kilos de residuos radioactivos desde Francia hasta la Central Nuclear de Almaraz en Cáceres y su posterior envío de manera definitiva a las instalaciones de El Cabril en Hornachuelos (Córdoba) EQUO advierte de la peligrosa deriva pronuclear del Gobierno y de la continua actividad en las instalaciones de ENRESA en la provincia de Córdoba.

EQUO lamenta el empeño de este Gobierno del PP por apostar por la producción y almacenamiento de energía nuclear en nuestro país en lugar de apostar por un futuro más sostenible, limpio y seguro.

Este traslado de residuos radiactivos tendrá como primera consecuencia su transporte por las carreteras nacionales y provinciales con el consiguiente riesgo de accidente que tendría nefastas consecuencias para la ciudadanía.

En palabras de Salustiano Luque, portavoz provincial de EQUO, “esta decisión del Consejo de Seguridad Nuclear es otra proeza más de la marca España: importación de basura nuclear desde Francia para dejárnosla de por vida aquí al lado, en El Cabril. La política del gobierno del PP en materia energética no hace más que convertirnos en un país cada vez más sucio, contaminado y dependiente del exterior”. Añade además que “como siempre, todas las cuestiones relacionadas con la energía nuclear y con El Cabril están rodeadas de opacidad y oscurantismo. De pronto leemos noticias que contradicen anteriores declaraciones de los responsables de ENRESA y, para colmo, el propio Director de la instalación manifiesta no tener información al respecto”.

portavoces EQUOCórdoba

Ana María Carnero, portavoz provincial de la formación política, comenta que “la constante entrada de residuos en El Cabril disminuirá la capacidad de almacenaje y traerá consigo otra ampliación que conllevará perjuicios para la comarca, el Parque Natural y pondrá en peligro, más si cabe, la economía de la zona”. Asimismo pone de manifiesto que “esto no es más que un atentado a las generaciones presentes y futuras y que nuestro deber es la defensa de esas generaciones futuras, de la salud de las personas y del medioambiente”.

EQUO rechaza la importación de basura nuclear francesa a El Cabril y pide a las ciudadanos y ciudadanos que se rebelen contra este ataque a su salud, al medioambiente, su economía y las de futuras generaciones. EQUO aboga por un cambio en el modelo energético con el cierre de centrales nucleares que derive en la disminución de residuos radioactivos y apuesta por un futuro 100% renovable y por nuevas energías limpias, sostenibles y seguras.

Deja una respuesta