EQUO pide el cese fulminante de la Delegada de Educación, Cultura y Deporte

EQUO Córdoba lamenta profundamente la carta que la Delegada de Educación, Cultura y Deporte, Manuela Gómez, ha dirigido a los trabajadores de dicha delegación agradeciendo su implicación y trabajo en relación a la victoria socialista en las pasadas elecciones autonómicas. Califica esta implicación como una “noble tarea”. El que fuera originalmente un correo electrónico a las trabajadoras y trabajadores, como ahora señala la Delegada, no cambia nada el significado de dicha misiva. El formato no es trascendente. Lo que es trascendente es la mentalidad terrible que refleja su contenido.

Dicha carta es el reflejo de la concepción que el Partido Socialista o, esperamos, algunos miembros de dicho partido tienen respecto a la administración y la función pública, que no es otra que un feudo del partido. Así, en esta mentalidad feudal, creen ser los dueños de lo que es de toda la ciudadanía, y la usan en beneficio propio. De esta forma, privatizan la administración, de una forma ya no sutil, sino descarada, sin ambages, enviando cartas y correos a los servidores de todos, los funcionarios, como si fueran dueños de una empresa privada cuyo único accionista es el Partido Socialista Obrero Español. Y estos días, como una lluvia fina o como una tormenta de pedrisco, los ejemplos de este mal uso y apropiación indebida nos caen a las andaluzas y andaluces sobre nuestras cabezas, uno tras otro.

En nombre de la equidad social y legal, que EQUO defiende siempre, pedimos la dimisión inmediata o el cese fulminante de la Delegada de Educación, Cultura y Deporte. Creemos que cualquier persona con un mínimo de educación, de cultura y de deportividad y “fair play” haría esto inmediatamente. Y que en el PSOE deben quedar personas con suficiente juicio y sensatez para entender el daño que se está haciendo a medio y largo plazo. La administración no es cortijo de nadie. Es nuestra, de todas y de todos.

Deja una respuesta