8 de Marzo de 2015. Un año más conmemoramos el Día Internacional de la Mujer

Los “días especiales” en el calendario suelen existir por dos motivos: para generar un mayor consumismo o para concienciar a la sociedad de una realidad que aún no ha integrado.

Suena duro, pero después de casi ocho milenios de andadura cultural humana aún no hemos asimilado que las mujeres son iguales a los hombres en derechos y dignidad. Salvo pequeñas excepciones, a lo largo de la historia el sometimiento del sistema patriarcal hacia las mujeres ha sido una constante, este sesgo cultural ha infravalorado todas las actividades y formas de percibir el mundo consideradas femeninas y ha ido excluyendo a las mujeres de los espacios estimados importantes.

Aquellas tareas relacionadas directamente con la crianza y los cuidados son menospreciadas frente a las que generan beneficios económicos; la ayuda mutua y la cooperación son relegadas en aras de la competitividad y las relaciones de poder.

En buena parte del mundo a las mujeres se nos considera menores de edad; se nos niega el derecho a la educación, a casarnos libremente, a tener o no tener hijos, a conducir, a tener propiedades, a salir de casa sin el consentimiento de un hombre. Dando un paso más en la aberración cultural se nos mutila genitalmente, se nos viola, se nos maltrata, se nos utiliza impunemente para mera satisfacción sexual, se nos asesina. Según la OMS siete de cada diez mujeres sufre o sufrirá algún tipo de violencia en algún momento de su vida y todo ello a manos de hombres, seres humanos iguales que nosotras. El setenta por ciento de las personas pobres son mujeres…

En España a pesar de que las jóvenes están mejor preparadas sufren una mayor tasa de paro, existe discriminación laboral por ser mujer y potencialmente madres, el reparto del trabajo familiar y doméstico sigue siendo muy desigual, los medios de comunicación transmiten un modelo cultural en el que la estética pasa por ser el valor más deseable para una mujer, los malos tratos hacia las mujeres en el ámbito privado crecen, la violencia machista en 2014 se cobró cincuenta y nueve víctimas mortales y en lo que llevamos de año, ya han muerto cinco mujeres. Un porcentaje importante de jóvenes muestran comportamientos machistas sin ser ni siquiera conscientes de ello, el acoso sexual y las violaciones están lejos de disminuir. Todavía no somos dueñas de nuestros derechos sexuales y reproductivos.

Desde el Ecofeminismo entendemos que si no se introduce urgentemente la perspectiva de género y se resaltan las importantes contribuciones de las mujeres, el mundo caminará hacia un callejón sin salida porque “sin mujeres no hay democraciani sostenibilidad. Urge que nuestra sociedad tome conciencia de las profundas y estructurales desigualdades entre hombres y mujeres defendiendo nuestros derechos y dignidad también al lado de hombres íntegros. Necesitamos mujeres y hombres capaces de cuestionar este modelo social y económico y construir nuevos modos respetuosos con los seres humanos y con la Tierra. Necesitamos reconocernos como seres conscientes, racionales, responsables, sensibles y empáticos. Y necesitamos terminar de una vez con la creencia de que el feminismo es un asunto de mujeres y no de la sociedad en su conjunto.

 mani 8 marzo

Por todo ello la RQM (Red Equo Mujeres) de Córdoba nos declaramos en contra de la iniciativa de la Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba de celebrar el día de la Mujer y homenajear a las mujeres de esta ciudad con una Gala de Copla. La copla es un género con mucho arraigo en Andalucía, y sin minusvalorar su gran valor artístico, pensamos que no se ajusta al espíritu del Ocho de Marzo, porque lejos de sensibilizar en materia de igualdad no cuestiona el modelo patriarcal dominante que tanto perjudica a las mujeres en particular y a la sociedad en general.

Red EQUO Mujeres de Córdoba

Deja una respuesta