EQUO critica la intención del Ayuntamiento de cerrar el Balcón del Guadalquivir y apuesta por unas zonas verdes abiertas, espacios de paso y encuentro

El partido ecosocial EQUO lamenta que el Ayuntamiento quiera vallar el Balcón del Guadalquivir y el Parque de Miraflores y apuesta por emplear los 200.000 € que se preveen gastar en ello bajo el epígrafe de “Mantenimiento” en conservar y mejorar el patrimonio vegetal de la ciudad para evitar las abusivas talas de los últimos meses. Igualmente, EQUO se ha posicionado de forma rotunda contra la visión de la ciudad que tiene el PP, a la que tacha de mezquina y autoritaria, por restringir el uso y disfrute de los espacios públicos a la ciudadanía por los posibles abusos.

P1010127 (1024x768)

En palabras de Pepa Bonilla, coportavoz provincial de la formación, “Queremos una ciudad abierta, que permita a la gente disfrutar de parques, jardines, calles y plazas durante todo el tiempo. Restringir el disfrute de estos espacios, los más frescos durante los meses de calor, supone una visión autoritaria y restrictiva de la sociedad y el espacio público. Cerrar un jardín por la existencia de vándalos es similar a prohibir la circulación de los coches porque haya conductores que superan el límite de velocidad. La solución pasa por un cuidado y presencia mayores, no por las restricciones a su uso.”

Por su parte, Diego Rodríguez, coportavoz de EQUO Córdoba, se pregunta: “¿Cuando el alcalde habla de recuperar la rosaleda de los Jardines de la Agricultura, tiene en mente encerrarla entre rejas? Existen numerosos ejemplos de jardines sin horario de cierre, como Colón, que demuestran que no es necesario privar a la sociedad de estos espacios que suponen un oasis de frescor y aire puro dentro de la ciudad.”

 

Deja una respuesta